Crónica| Arsenal 0-3 Liverpool: Vendaval "Red" para avisar al Madrid

El Arsenal ha recibido esta tarde en el Emirates Stadium al vigente campeón de la Premier League. Un encuentro entre dos equipos que se encuentran lejos de estar realizando la campaña que deseaban, necesitando una victoria que les permitiera tener opciones de, al menos salvar los muebles. Antes del pitido inicial, los gunners se encontraban en la novena posición, cuajando una temporada tan irregular como ya viene a ser costumbre, pero con un buen estado de forma en sus últimas actuaciones que les permite soñar con disputar competiciones europeas la próxima temporada. El Liverpool, por su parte, llegaba a Londres en la séptima plaza, a tres puntos de un West Ham que marca la clasificación a la UEFA Europa League y excesivamente alejados de su objetivo inicial de defender el título, los reds buscarán en este final de temporada colarse en unos puestos de Champions que se han alejado debido a la mala forma del equipo antes del parón internacional.

Para buscar la victoria, Mikel Arteta ha salido con una formación 1-4-2-3-1. Esta es la formación que el técnico suele usar para hacerse con la posesión del balón, este ha alineado hoy a Leno bajo palos; Chambers, Holding, Gabriel y Tierney en defensa; Thomas Partey y Dani Ceballos creando juego; Pepe y Aubameyang por bandas; y en ataque Odegaard, actuando de media punta por detrás de Lacazette.

Los visitantes por otro lado también salieron con la intención de hacerse con el control de la pelota, pero estos por medio de un 1-4-3-3, Jürgen Klopp decidió salir con Alisson en portería; defensa para Robertson, Kabak, Philips y Alexander Arnold; controlando el centro del campo estarían Milner, Fabinho y Thiago Alcántara;y en el ataque Sadio Mané, Firmino y Mo Salah, el mismo tridente que tantos éxitos ha cosechado anteriormente.

El partido comenzó con una batalla clara por la posesión, con ambos equipos buscando las bandas. Los dos conjuntos protagonizaban así una batalla muy táctica, sin un dominador claro, pues a pesar de que el Liverpool se hacía con el balón lentamente ninguno de los dos conjuntos era capaz de crear peligro, al margen de un tiro raso de Fabinho desde la frontal que salió por la izquierda de la portería sin asustar a Leno.

A medida que pasaba el tiempo, el encuentro se fue convirtiendo en un monólogo red, los locales se metieron en su área mientras los de Jürgen Klopp movían el cuero continuamente sin cometer a penas errores y, cuando esto ocurría su presión alta y la falta de opciones para sacar el balón de los gunners provocaban un despeje con el cual el Liverpool volvían a hacerse con el balón.

A pesar de ello, las ocasiones no se produjeron hasta casi pasada media hora, en el minuto 28 Allisson envió un balón desde su área hasta el centro del campo, allí fue peinado por Thomas Partey , acabando erróneamente en posesión de Sadio Mané, este se la colocó con la cabeza y se fue condujo el balón velozmente a la izquierda de área,acompañado por Salah y los dos centrales gunners, el extremo trató de alcanzar con un pase raso al egipcio, no obstante el balón le quedó demasiado atrás y no pudo tirar en la que fue la primera ocasión verdaderamente clara. A penas un minuto después Firmino recibió el balón en la banda izquierda y, tras zafarse de un defensor con un gran amago ejecutó un disparo a media altura que salió a la derecha de la portería.

Por su parte los londinenses tuvieron su primer y único tiro a puerta de la primera parte en el minuto 31, cuando Aubameyang se hizo con el balón pegado a banda y aprovechó su desborde para internarse en el área paralelamente a la línea de fondo, antes de centrar el cuero a Pépé, que remató muy blando a las manos de Allisson.

Esta ocasión fue seguida por la que puede que fuera la oportunidad más clara de la segunda parte, la cual fue para James Milner, que recibió un pase en la frontal del área, procedente de la banda derecha, y buscó puerta sin pensárselo dos veces, pues el portero venía de cubrir el palo y llagaba muy vencido, pero en vez de buscar el contrapié, quiso ponérsela en el palo largo, y el balón se marcho fuera por escasos centímetros.

El partido continuó sin más ocasiones para ninguno de los dos equipos, con los visitantes aún controlando el cuero, y unos minutos más tarde el árbitro señaló el final de los primeros 45 minutos. Una primera parte claramente por los visitantes y de la cuál se podría decir que la mejor noticia para el Arsenal era marcharse al vestuario sin haber encajado.

Tras el intervalo la dinámica del partido no cambió excesivamente, los locales intentaron llevar más el peso del partido, adelantándose un poco más, algo que el Liverpool trataría de aprovechar con balones largos, no obstante los intentos de adelantarse en el marcador eran inofensivos, y tras quince minutos tan solo se había producido un tiro a puerta para los locales que lejos estuvo de incomodar al guardameta visitante.

No obstante en el minuto 63 los reds trenzaron una larga jugada de pases, que finalizó cuando Alexander Arnold colgó el balón desde la banda derecha al punto de penalti, el balón surcó el cielo de Londres y fue a parar a la cabeza de Diogo Jota que envió al fondo de la red, tras impactar eso sí con la mano izquierda de Leno.

No habían pasado ni cinco minutos cuando Thiago envió el balón a la espalda de Gabriel, quien al verse superado se fue al suelo intentando sin éxito arrebatarle el balón a Salah, este encaró portería y disparó con calma un balón que tras pasar entre las piernas del meta gunner se coló en la portería, poniendo el 0-2 en el marcador.

Pero los de Klopp querían más, y de nuevo un balón a la espalda de la defensa,esta ves enviado por Firmino, propiciaron un uno contra uno para Salah, pero esta vez Leno despejó a bocajarro su tiro, deshaciéndose así del peligro.

En el minuto 82, cuando parecía que el partido ya no daba para más, Gabriel cometía un error en sacando el balón, el cual llego a Salah para que pusiera un centro que Mané controló de espaldas, este control no fue muy bueno y se alejó de los pies del jugador Senegalés, pero justo en ese momento apareció Diogo Jota, que con un potente trayazo sumó su segundo gol del encuentro y el tercero para su equipo, sellando así la victoria.

Tras este vendaval de fútbol por parte de los reds, la intensidad del partido bajó, y el encuentro llego sin pena ni gloria hasta su final. Con este resultado, el Liverpool consigue temporalmente la quinta plaza, y dormirá hoy en posiciones europeas, a la espera del enfrentamiento entre Wolverhampton y West Ham que se disputará el lunes, y consigue mejorar su moral y sus sensaciones de cara a la ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League, un encuentro en el cual visitará al Real Madrid. Por otro lado el Arsenal continúa en la novena situación, con dos partidos más que un Aston Villa que recibe mañana al Fulham, y a siete puntos de una posible clasificación a Europa que si bien aún es posible, se antoja cuánto menos complicada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Jornada AnteriorJornada ActualPróxima JornadaClasificación
[anwpfl-matches competition_id=»38049″ season_id=»89350″ group_id=»1″ filter_by_matchweeks=»31″ group_by=»season» show_match_datetime=»1″ show_club_logos=»1″ type=»» competition_logo=»0″ formato=»simple»]
[anwpfl-matches competition_id=»38049″ season_id=»89350″ group_id=»1″ filter_by_matchweeks=»32″ group_by=»season» show_match_datetime=»1″ show_club_logos=»1″ type=»» competition_logo=»0″ formato=»simple»]
[anwpfl-matches competition_id=»38049″ season_id=»89350″ group_id=»1″ filter_by_matchweeks=»33″ group_by=»season» show_match_datetime=»1″ show_club_logos=»1″ type=»» competition_logo=»0″ formato=»simple»]
[anwpfl-standing title=»Clasificacion» id=»38051″ exclude_ids=»» layout=»mini»]

+ Noticias

Artículos relaccionados