Crónica: Chelsea F 4 – 1 Bayern Múnich : Las “Blues” se meten en la final

Al mediodía de hoy, el estadio de Kingsmeadow, en el este de Londres, ha acogido un encuentro correspondiente a la vuelta de las semifinales de la UEFA Champions League femenina en el cual el Chelsea recibía a el Bayern de Múnich. El encuentro prometía ser muy entretenido, pues ambos conjuntos llegaban en un gran estado de forma, liderando sus respectivas ligas a escasas jornadas de su finalización. Además, los dos equipos suelen proponer un juego similar, tratando de hacerse con la posesión mediante un 1-4-3-3, y la eliminatoria estaba completamente abierta tras la victoria de las alemanas por 2-1 en el partido de ida.

Emma Hayes no quiso innovar en cuanto a las alineaciones, y salió con su clásico 1-4-3-3 con Berger bajo palos; Carter, Bright, Eriksson y Charles en defensa; Leupolz, Ingle y Ji So-Yun repartiendo juego; y Fran Kirby, Harder y Kerr en ataque.

Por otra parte, Scheuer, el entrenador del Chelsea cambio su dibujo habitual por un 1-3-5-2, con Benkarth en la meta; Glas, Hegering e Ilestedt en la zaga; Simón y Beerenstein ejerciendo de carrileras; Schuler, Magull y Zadrazil en sala de máquinas; y Lohman y Bull buscando el gol.

El partido, como era de esperar, comenzó con la posesión muy disputada, las locales sabían aún así la importancia de saber sacar contras rápidas, como la que en el minuto 10 sacaron entre Sam Kerr y Fran Kirby, haciendo una gran pared que dejaría a esta sola contra la arquera rival para deshacer el empate inicial.

A pesar de que ese gol les otorgaba temporalmente el pase a la final, las «blues» siguieron jugando a un tremendo ritmo, y a penas un minuto después tuvieron una gran oportunidad a la salida de un córner, con una volea que salió rozando el larguero. Sin embargo las alemanas aún seguían vivas, como demostraron mediante un centro que Beerenstein remató sola en el borde del área pequeña, pero que Carter pudo cortar por fortuna para las locales.

La intensidad del partido era altísima, y parecía que las de Emma Hayes tenían todo bajo control, pues mantenían el cuero constantemente en el campo rival, sin permitir a sus rivales generar peligro. Sin embargo, en el minuto 28, el Bayern centró un córner que las locales rechazaron sin problema, aunque no pudieron evitar que el balón cayera en los pies de Zadrazil, que tras colocarse, remató con todas sus fuerzas, mandando el balón al larguero para que el rebote cayera en el fondo de la red, desatando la locura entre las jugadoras alemanas.

Tras este tanto, las alemanas intentaron lanzarse al ataque para dejar el pase mucho más cerca, pero tras unos minutos de ataques sin éxito intentaron calmar el ritmo del partido. Se acercaba el partido al descanso cuando el Chelsea lanzó una falta muy peligrosa contra la barrera, el rebote le cayó así a Ji So-Yun que finalizó de primeras con una volea, y el balón, a pesar de no ir con gran potencia, cruzó la maraña de piernas en el área visitante para mandar la eliminatoria completamente igualada al descanso.

Después del paso por vestuarios, ambos conjuntos salieron con más calma, aún buscando el gol, pero sin arriesgar tanto como al inicio, pues el más mínimo error por parte de cualquiera de los dos equipos podría ser fatal. Poco a poco, el partido fue avanzando, atravesando diferentes etapas en las que cambiaba el dominio de la posesión, sin llegar a generar un peligro excesivo, de hecho la ocasión más clara fue un mal pase de la defensa del Chelsea a su guardameta que por poco no acabó en gol a menos de un cuarto de hora del final.

A falta de 10 minutos, el partido se convirtió en un correcalles, lo que el Chelsea aprovechó para provocar una falta que Carter botó desde la banda derecha, el centro a media altura se dirigía al primer palo, al igual que Harder, que había iniciado una gran carrera desde la frontal para rematar sola y meter el balón entre la portera y la madera, adelantando a su equipo en el global con el encuentro casi terminado

Este gol representó una necesidad extrema para el Bayern de volver a marcar, por lo cual se lanzaron con todo al ataque, lo cual provocó la creación de espacios que Sam Kerr aprovechó para quedarse sola frente a Benkarth en un gran contra que acabó con un disparo que se fue directamente fuera. El Bayern seguía intentándolo creando peligro con corners que a poco estuvieron de acabar en las redes de la portería local. No obstante, en el minuto 94, se produjo la que sería la ultima jugada, un saque de esquina que la portera germana Laura Benkarth subió a rematar, pero tras no conseguir que la jugada llegara a buen puerto, las “blues” lanzaron un nuevo contraataque que acabó con Fran Kirby metiendo el 4-1 definitivo a puerta vacía para enviar así a su equipo a la final de Gotenburgo, Suecia, donde ya espera el FC Barcelona, tras eliminar esta mañana al Paris Sant Germain.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Jornada AnteriorJornada ActualPróxima JornadaClasificación

Jornada 31

Jornada 32

Jornada 33

+ Noticias

Artículos relaccionados

P