Crónica| Chelsea F 6 - 0 Birmingham F: La apisonadora "Blue" sigue a su ritmo

En la mañana de hoy, el Chelsea volvía a Kingsmeadow tras su paso por tierras alemanas, donde derrotaron por 0-3 al Wolfsburgo para hacerse con una plaza en las semifinales de la UEFA Champions League, frente a ellos se encontraban las chicas del Birmingham City, que buscaban conseguir una heroicidad en este partido correspondiente a la 19 jornada de la FA Women’s Superleague.

Las locales llegaban al encuentro en una dinámica muy positiva, con diez partidos consecutivos sin conocer la derrota, y un solo empate, lo cual les posicionaba como líderes, dos puntos por encima de su principal perseguidor, el Manchester City, y con la posibilidad de irse al parón internacional en lo más alto de la clasificación. Mientras que las visitantes, en noveno lugar, pelearían por alejarse del descenso, marcado por el Aston Villa que con un partido aún por disputar estaba tres puntos por detrás.

A pesar de la acumulación de partidos típica de un equipo que disputa Champions League a estas alturas de la temporada, Emma Hayes solo introdujo un cambio en la alineación inicial del Chelsea, que sería un 1-4-2-3-1 con Berger en Portería; Charles, Bright, Eriksson y Andersson en la defensa; Leupolz y Spence creando juego; Cuthbert y Kirby entrando por bandas; y Sam Kerr en punta escoltada por Pernille Harder.

Por otra parte, las visitantes salieron con una alineación completamente defensiva, un 1-5-3-2 bastante similar al que utilizó el Aston Villa la semana anterior en este mismo escenario, cuando fueron derrotadas por 2-0 frente al Chelsea. La entrenadora Carla Ward decidió partir con Hannah Hampton defendiendo el arco; Harriet Scott, Ruby Mace, Gemma Lawley, Georgia Brougham y Sarah Mailing en defensa; Emma Kelly, Christie Murray y Mollie Green en sala de máquinas y Claudia Walker y Ruesa Littlejohn en ataque tratando de hacerse con algún balón que pudiera generar peligro a la contra.

El Chelsea partió llevando el peso del partido como era de esperar, su táctica era clara, mover el balón rápido y presión alta tras pérdida, anulando completamente a sus rivales, que apenas enlazaban dos pases seguidos. Sin embargo, las locales no parecían conseguir provocar peligro, pues el Birmingham estaba bien plantado con las once jugadoras detrás del balón y muy atentas a la línea del fuera de juego para evitar sorpresas con pases a la espalda.

La primera acción de peligro llegaría en el minuto once, cuando un mal centro del Chelsea fue despejado y cayó en los pies de Jonna Andersson, que se colocó el balón y lo golpeó con fuerza, pero su disparo se marchó ligeramente desviado. Este fue el primer aviso de un Chelsea que poco a poco se acercaba con más peligro, aprovechando tiros lejanos y jugadas a balón parado, pues les era imposible romper el entramado defensivo formado por las visitantes.

En el minuto 24, el conjunto blue desarrolló una gran jugada de pases que poco a poco fue creando fisuras en la defensa rival, y finalizó con un tiro raso desde el punto de penalti que Hanna Hampton despejó con una gran estirada, pero la fortuna no estuvo de su parte y el balón cayó en los pies de una Sam Kerr que remató a placer para poner el 1-0.

Pero el equipo de Emma Hayes, consciente de su superioridad quería más, y se lanzó a por el segundo, que casi llego con un pase de Kerr a la frontal del área que Melanie Leupolz no necesitó ni controlar para golpear el balón con fuerza a la cepa del poste derecho, pero la gran acción de la guardameta evitó el segundo gol del partido.

En este momento, el Chelsea se convirtió en un huracán de tiros lejanos, balones a la espalda, centros cuyos remates salían rozando el larguero… habían conseguido romper la defensa rival y querían aprovecharlo, pero la suerte no las estaba acompañando.

Al no conseguir anotar, el asedio fue cesando lentamente, y las visitantes trataron de hacerse con el empate, pero el Chelsea aprovechó el robo de balón y lanzó una contra rápida por la banda izquierda, desde ahí partió un centro de Andersson que fue rematado al larguero, pero el rechace le cayó a Sam Kerr que anotó el segundo del partido y de su cuenta particular sin dificultad en el minuto 46.

No habían pasado ni 60 segundos cuando Erin Cuthbert sacó una falta pegada a la banda derecha casi en el centro del campo, el centro trazó una trayectoria perfecta a la cabeza de Kerr que con un testarazo a la escuadra izquierda anotó su tercer tanto del partido en tan sólo la primera mitad. Con esta jugada el partido llegó a su ecuador, con un resultado que prácticamente otorgaba los tres puntos a las locales, que habían dominado sin apenas oposición los primeros 45 minutos del encuentro.

Tras el paso por vestuarios el dominio blue continuó, seguían manteniendo el cuero en su posesión, y generando ocasiones, aunque ahora con menos peligro, tenían el partido completamente bajo control.

Corría el minuto quince de la segunda parte cuando tras una buena combinación de pase por parte de las locales, el balón llegó a Fleming en la banda derecha, desde allí dio un pase raso al centro del área, este encontró a Fran Kirby, que sin pensárselo dos veces finalizó la jugada enviando el balón al fondo de la red, poniendo el 4-0 en el electrónico.

Tras este gol la entrenadora local decidió sustituir a la que fue la mejor jugadora del partido una vez más, Sam Kerr, para darla descanso tras dos semanas jugando dos partidos cada siete días.Las blues daban así el partido por ganado, pues la diferencia en el marcador y en el juego era abismal.

Pero esto no quería decir que el ataque local fuese a cesar, en el minuto 73 el Chelsea trenzó otra larga combinación de pases que acabó de manera similar al gol anterior, centro desde la banda derecha rematado por Guro Reiten desde el punto de penalti para subir el 5-0 al marcador.

Tras varias ocasiones que no se concretaron, tiros lejanos por encima de la portería, alguno que impactaba en el larguero, e intervenciones ciertamente notables de la guardameta visitante, en el minuto 91 Fran Kirby puso el 6-0 definitivo en el marcador con un potente disparo desde el centro del área, frente al cual Hannah Hampton nada pudo hacer.

El partido siguió así con un claro control local hasta que la colegiada señaló su final, haciendo efectiva la victoria más que merecida de un Chelsea que encadena ya 11 partidos sin conocer la derrota y se sitúa líder con cinco puntos de ventaja frente al Manchester City, a expensas de su visita al Tottenham, asegurándose así llegar líder al parón de selecciones y al duelo que muy probablemente decida el campeón de la liga en dos semanas, cuando el Chelsea visitará al conjunto skyblue a dos jornadas del final de la competición.

En el otro lado de la moneda queda un Birmingham que lleva sin conocer la victoria desde el 14 de noviembre, y queda a tan solo tres puntos del descenso a la Championship de cara a un final de temporada sumamente emocionante en la parte baja de la tabla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Jornada AnteriorJornada ActualPróxima JornadaClasificación
[anwpfl-matches competition_id=»38049″ season_id=»89350″ group_id=»1″ filter_by_matchweeks=»31″ group_by=»season» show_match_datetime=»1″ show_club_logos=»1″ type=»» competition_logo=»0″ formato=»simple»]
[anwpfl-matches competition_id=»38049″ season_id=»89350″ group_id=»1″ filter_by_matchweeks=»32″ group_by=»season» show_match_datetime=»1″ show_club_logos=»1″ type=»» competition_logo=»0″ formato=»simple»]
[anwpfl-matches competition_id=»38049″ season_id=»89350″ group_id=»1″ filter_by_matchweeks=»33″ group_by=»season» show_match_datetime=»1″ show_club_logos=»1″ type=»» competition_logo=»0″ formato=»simple»]
[anwpfl-standing title=»Clasificacion» id=»38051″ exclude_ids=»» layout=»mini»]

+ Noticias

Artículos relaccionados