Dos pilares del Eibar podrían poner rumbo a Sevilla este verano