El Panda reapareció en la niebla con dos zarpazos

El apodado «Panda» del Real Betis Balompié, Borja Iglesias, vivió uno de sus mejores partidos de los últimos tiempos. Su falta de gol no le dio motivos para rendirse y continuo luchando, hasta que logró reencontrarse con su gen goleador.

Hace poco más de un mes volvió a marcar, tras una dura sequía, en el Sadar en el partido perteneciente a la jornada 12, el cual le dio fuerzas para seguir adelante. No obstante, Pellegrini optó por hacer rotaciones en la delantera y no disputó de muchos minutos tras anotar, ya que lo trasladó de nuevo al banquillo.

Su estancia en el banquillo parece que le sentó mejor que a un buen vino y lo confirmó con su doblete ante la Real Sociedad en el partido copero disputado en el Villamarín. El gallego saltó al campo en la prórroga para dar dos zarpazos brutales y otorgarle el pase a cuartos de final a su equipo.

Borja Iglesias se ha reencontró con su mejor versión, una versión en la que ni la niebla le molestó, porque menuda niebla la que cayó en Sevilla, parecía anunciar que se venía una noche mágica para el recuerdo y así fue. El delantero bético tiene sus zarpas más afiladas que nunca y listas para la guerra. Con los dos goles anotados en el día de ayer, ya suma tres esta temporada y, a pesar de ser escasos, se esperará que al fin supongo un punto de inflexión en su trayectoria en el Betis y, al fin, saque el gen goleador que tanto le caracteriza.

El partido de «El Panda» quedará para siempre en el recuerdo de todos los verdiblancos, un partido que puede o no marcar un antes y un después en la historia del «9» bético. Esperemos que lo que demostró en el césped del Benito Villamarín fuese sólo el principio de una nueva era.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí