More

    Así es Rubi, nuevo entrenador del Real Betis

    Humildad. Compromiso. Aprendizaje. Trabajo. Más trabajo. Así se puede describir a Joan Francesc Ferrer, también conocido como ‘Rubi’, nuevo técnico del Real Betis Balompié. Una vida dedicada al fútbol donde en una ocasión, estuvo a punto de abandonar.

    Criado en los campos de Tercera División, donde jugó algunos encuentros como jugador, el catalán empezó a dirigir a equipos de forma profesional. Trece años más tarde, se le presenta la mejor oportunidad de su vida, ser entrenador del Real Betis Balompié.

    Una pasión que le ha acompañado toda su vida, incluso como él ha reconocido en alguna ocasión, no ha sido un alumno brillante en los estudios, su único objetivo era pasar los cursos con la mente puesta en el mundo de fútbol.

    Después de una etapa en el Benidorm donde no logró el ascenso y ante la falta de propuestas para entrenar a un club, estuvo a punto de dejar su carrera como técnico para trabajar en su empresa familiar. Sin embargo, una llamada del Girona cambió su destino, donde le clasificó para los Play-offs de ascenso a Primera División pero no pudo ascenderlo tras caer en el último encuentro.

    Su gran temporada en Girona despertó el interés a técnicos como Tito Vilanova (FC Barcelona) y Pep Guardiola (Bayern de Munich) para que formara parte de su cuerpo técnico. Finalmente, el de Vilassar de Mar se unió al proyecto blaugrana para entrenar a grandes futbolistas como Xavi, Iniesta o el mismo Leo Messi.

    La muerte de Tito Vilanova, su principal valedor, hizo que, después de estar un tiempo con el Tata Martino, buscara un nuevo destino. Rubi fue a parar al Real Valladolid, donde nuevamente estuvo a punto de lograr el ascenso. Sus etapas en Levante y Sporting no fueron buenas, descendiendo con ambos clubes, pero el técnico había llegado a mitad de temporada en equipos que se situaban en puestos de descenso a los que no pudo levantar.

    Huesca fue el conjunto que le permitió dar el salto de calidad con un club que contaba con el decimoctavo mejor presupuesto de la competición, con el que logró el ascenso de forma directa mostrando un juego vistoso y atractivo, poco habitual en esa competición.

    Su buen hacer en el banquillo y la gran temporada del Huesca le brindó la oportunidad de entrenar en ‘su casa’, el RCD Espanyol. Club que se encontraba sumergido en una profunda inestabilidad tras una temporada decepcionante con Quique Sánchez Flores. El catalán, optando por algunos canteranos en los momentos más complicados de la temporada, logró la clasificación para Europa doce años después por encima de equipos con plantillas superiores, como la del Real Betis.

    Elegido técnico revelación de LaLiga por la UEFA y con una afición volcada con él, ha decidido dar un paso hacia adelante uniéndose al proyecto del Real Betis que, pese a no jugar competiciones europeas, ha encontrado el equilibrio económico y deportivo ansiado por la afición.

    Rubi es un técnico detallista y que se adapta a su entorno. Con humildad y mucho trabajo, analiza exhaustivamente a sus rivales, utilizando el videoanálisis como herramienta para exponer a sus jugadores lo que espera de ellos y las situaciones que se van a encontrar en los encuentros.

    Un gran número de ex jugadores han recalcado esta faceta del técnico, que les ha permitido mostrar su mejor versión y en algunos casos, catalogarlo como el mejor técnico que han tenido. Su pasión por la estrategia le sirve como un puñal a través del cual sorprender a sus rivales cuando el juego no acompaña.

    Amante de las tácticas, construye sus equipos a través de la posesión y la salida de balón. Una receta conocida en Heliópolis tras el paso de Quique Setién por el banquillo verdiblanco y que supone continuar en la misma línea, aunque con matices.

    Rubi no renuncia al juego en largo y entiende que, cuando no hay espacios por el carril central, puede atacar la espalda de los laterales con extremos veloces. Su gran adaptabilidad y capacidad para transformar a su equipo en función de las circunstancias y del rival le han convertido en un técnico con grandes números en los últimos dos años.

    En la presente temporada ha optado por distintos esquemas, siendo el 4-3-3 y el 4-2-3-1 los más habituales. Sin embargo, en encuentros como ante el Real Betis optó por la defensa de cinco para dar más consistencia a su equipo.

    El de Vilassar de Mar cuenta con uno de los aspectos más criticados en la etapa de Setién, la capacidad para cambiar la dinámica de un encuentro y tener distintos planes por si falla el primero.

    Su predisposición a contar con jugadores de la cantera ha sorprendido a todos los aficionados de LaLiga, donde jugadores como Melendo, Marc Roca o Pedrosa han conseguido consolidarse en el primer equipo.

    José Juan Romero en el Betis Deportivo, pese a no lograr el ascenso, ha logrado que algunos juveniles explotaran en Tercera División y llamasen a la puerta del primer equipo. Rober, Rodri, Roberto Abreu o Raúl son algunos de los más destacados tras viajar a Estados Unidos con la plantilla del Real Betis. A las órdenes de Rubi pueden debutar en Primera División y asentarse en el primer equipo.

    En la gestión de vestuario, el nuevo entrenador se ha mostrado capacitado para afrontar los problemas que puedan surgir. Se trata de un técnico que intenta estrechar siempre la mano con sus futbolistas y tener una relación fluida y profesional.

    La huella de Quique Setién en sus dos años es imborrable y servirá como una base sólida a través de la cual trabajar. A diferencia de las demás etapas, Rubi se encuentra con un equipo que lleva trabajando durante dos años de una forma parecida a la suya y que posiblemente reduzca el tiempo de adaptación de los futbolistas a su forma de jugar.

    Las mayores dudas sin embargo, se presentan en la faceta psicológica y cómo podrá afrontar la presión que vivió Quique Setién, fruto de la pasión por el fútbol que se vive en Sevilla y que a veces pone fecha de caducidad a los técnicos.

    A pesar de no ser un nombre ilusionante para una afición que esperaba otro perfil tras los nombres que publicaron los medios de comunicación, a día de hoy inalcanzable para el Real Betis, Joan Frances Ferrer ‘Rubi’ se presenta como una opción interesante, continuista y que puede corregir algunos de los errores que ha cometido el cántabro durante su etapa en Heliópolis.

    Con su llegada, Serra Ferrer junto al técnico, ya puede empezar a configurar la plantilla para la próxima temporada y lograr restaurar la ilusión en una afición que la ha perdido este año. Lo que nadie puede dudar es que, Rubi tratará de llevar al Betis a lo más alto con humildad y trabajo, mucho trabajo.

    Foto vía: RCD Espanyol

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Publicidad -

    + Noticias

    - Publicidad -
    P