More

    La cantera sigue los pasos de la veteranía: De Tony Prats a Dani Rebollo

    Durante el mediodía de ayer domingo se disputaban los partidos decisivos en el Subgrupo B del Grupo IV de Segunda B, en los cuales los mayores protagonistas eran Betis Deportivo, Sevilla Atlético y Córdoba, dichos conjuntos se encontraban empatados a puntos en la clasificación.

    El equipo verdiblanco perdía 1-0 en el Nuevo Arcángel, cuando en los últimos minutos, si nada que perder, Dani Rebollo decidió lanzarse a la deseperada al remate de un córner y, sin marcaje ninguno, ante la sorpresa de todos, dio un testarazo al balón que colocó el 1-1 en el marcador, que tan solo un par de minutos más tardes se convertiría en un 1-2, con gol de Mizzian en un contragolpe con asistencia de Manuel Ruano. El conjunto verdiblanco con esta victoria inesperada, peleará por el ascenso a Segunda División, dejando fuera al Sevilla Atlético que se encontraba saboreando el pasaporte tras la victoria ante el Yeclano.

    El guardameta marcó su primer tanto en su carrera futbolística, que sin tiempo para la celebración no pudo manifestar su alegría, pero, si que lo hizo tras el pitido final y con la plaza para los play-off, el portero de Lepe no pudo contener sus lágrimas de emoción.

    Tras este pitido hubo mucho tiempo para festejarlo de muy buena manera sobre el verde de Córdoba. Minutos más tarde, el guardameta atendió a los medios de la Entidad: «Desde que nos metieron el gol, pensaba en que ojalá tuviésemos un córner en la última jugada porque me decía… ‘Va ir dentro, va a ir dentro’. Les dije a mis compañeros que creyesen, que aún era posible. El fútbol es tan bonito porque no se sabe nunca lo que va a pasar. Tuve la suerte de rematar y que el balón entrase. Luego, gracias a Mizzian y al resto de compañeros pudimos remontar».

    «No nos ponemos techo. Con la ilusión de estar jugando en este tipo de estadios. Queremos llegar al primer equipo, darle alegrías a la afición… No sé si lo que te estoy diciendo. Estoy muy emocionado», decía entre risas y ya casi sin voz de tanto celebrar esta épica victoria.

    Dani Rebollo sigue el camino de Tony Prats, el cual celebró dos tantos con la elástica verdiblanca y se convirtió en el primer guardameta de Primera División en anotar de falta directa. Dicha falta se la anotó al Atlético de Madrid en la Temp. 1999/00 y poco después le hizo otro gol a Casillas en el Santiago Bernabéu.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Publicidad -

    + Noticias

    - Publicidad -
    P