More

    Ferland Mendy, de la silla de ruedas hasta el Real Madrid CF

    Ferland Mendy, lateral izquierdo del Real Madrid CF, concedió una entrevista a los medios oficiales de la UEFA, y allí conversó de distintos temas relacionados con su equipo, y el rival al que van a enfrentar el próximo miércoles en el marco de la Champions League. Por otro lado, también conversó acerca de sus difíciles inicios en la profesión, que estuvieron a punto de alejarlo por completo de las canchas de fútbol, al menos como jugador.

    Comenzando por su opinión en relación al rival del próximo miércoles en Champions, el Atalanta, señaló: “Tenemos que tener cuidado. No han llegado aquí sin motivo. Sabemos que es un equipo que juega bien y marca muchos goles. Será difícil y creemos que será un muy buen partido. Tendremos que jugar lo mejor que podamos para ganar”. En cuanto al significado que tiene la competición para él, indicó: “En la Champions League te enfrentas a los mejores equipos de otras Ligas. Incluso antes de jugar mi primer partido en la Champions, escuchas la música, aunque sea por la televisión, y se te pone la piel de gallina. Esta competición es otra cosa”.

    La gran mayoría de los jugadores franceses sueñan con conocer o, mejor aún, ser entrenados por una leyenda de ese país, como lo es Zinedine Zidane. Es una experiencia que significa mucho, especialmente para un jugador galo, y así lo reconoció en la entrevista: “Es una leyenda y, para ser honesto, es un honor ser entrenado por él. Cuando te paras frente a él desprende carisma. Es bueno verlo, y también hemos hablado de la selección francesa. Me ha dado consejos y me gusta darlo todo en cada partido”.

    Refiriéndose a su llegada al Real Madrid, Mendy analiza lo que significó para él este paso en su carrera, sobre todo, cuando se tiene una historia como la de él, donde estuvo a punto de despedirse como jugador de fútbol: “Cuando llegué sabía cómo sería y que había grandes jugadores. Al principio eres tímido y luego empiezas a conocer a la gente y aprendes cómo funciona el grupo. Ahora estoy jugando más, pero sólo pienso en aprovechar los partidos que me dan. Eso es todo. No diría que soy un habitual indiscutible del primer equipo. Además es una locura y un hito pasar de casi dejar el fútbol a jugar en el Real Madrid”.

    Profundizando un poco más en aquellos momentos difíciles que le tocó vivir, señaló: “Es una gran historia. Pasé por un momento difícil, pero salí bien. Pasé siete años en el PSG, empecé con el sub-11 y me lesioné antes de ingresar en la academia. Tenía artritis en la cadera y tuve una infección, así que tuve que operarme y estuve mucho tiempo en el hospital. Allí estuve enyesado dos o tres meses. Cuando me operaron, el médico vino a verme y me dijo que el fútbol había terminado para mí. Llegó incluso a hablar de una amputación. Tuve que estar en una silla de ruedas bastante tiempo, más tarde con muletas y luego tuve que aprender a caminar de nuevo”.

    Mendy, continua describiendo su terrible experiencia: “Me llevaron de un lado a otro, pero pensé que podría volver a caminar de inmediato. Lo intenté, me bajé de la silla y me caí enseguida. No me quedaba energía en las piernas porque no había caminado y mis piernas no se habían movido en mucho tiempo. Pese a ello, siempre pensé que el fútbol no había terminado para mí y les dije a todos que iba a volver. La mayoría de la gente pensaba que era imposible, pero aprendí a caminar de nuevo y jugué con dolor en la cadera durante aproximadamente un año y medio. El primer año que jugué en la Ligue 2 fui nombrado mejor lateral de la competición. Lo mismo pasó en Lyon. Fui nombrado el mejor lateral izquierdo dos años seguidos. Así que sinceramente me ha ido bien”.

    No conforme con superar la enfermedad y haber llegado al Real Madrid, apropiándose de la titularidad en el lateral izquierdo, Mendy también ha sido convocado por la selección de su país, y en relación con ello, manifestó: “Estaba feliz. No tenía miedo de llegar allí. No subí de categoría juvenil y fui directo al equipo sénior. Me llamaron para reemplazar a un jugador lesionado. Se puede decir que fui tímido al principio, pero me integré muy rápido en el equipo […] Además, aprendes mucho al entrenar y jugar con futbolistas así y eso te hace mejorar como jugador”.

    Definitivamente, Ferland Mendy, representa lo que significa el afán de superación, y los deseos de mejorar y progresar, a pesar de las dificultades, o de lo que te puedan decir voces menos optimistas. El mundo del fútbol cambia muy rápido, y es verdad que un día se puede tener la titularidad, y en los siguientes ser desplazado por otro jugador, pero lo cierto, es que una personalidad como la del jugador francés, lejos de rendirse, seguirá tratando de dar lo mejor de sí mismo. Así lo ha demostrado, y seguramente lo seguirá haciendo.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Publicidad -

    + Noticias

    - Publicidad -
    P