More

    El vestuario del PSG, un vestuario complicado

    El PSG es un equipo repleto de estrellas. Una plantilla con jugadores como Neymar, Mbappé, Leo Messi o Ángel Di María, entre otras tantas estrellas. El último mercado de verano sirvió al club parisino para apuntalar una plantilla de muchos quilates. Donnarumma, Sergio Ramos, Wijnaldum y Achraf Hakimi, fueron, sumadas a la del siete veces campeón del Balón de Oro, Lionel Messi, las incorporaciones «galácticas» que realizaron los parisinos para poder aspirar a todo y ganar esa ansiada Champions League.

    Tantas estrellas en un mismo vestuario puede traer problemas internos entre las mismas. Y en el vestuario del PSG ya habrían ocurrido una serie de acontecimientos que habrían sembrado cierto malestar entre los jugadores del plantel. Según ha desvelado el medio francés, L’Equipe, existirían «tensiones internas entre diferentes clanes de jugadores, conflictos por los privilegios de unos y otros, ausencias injustificadas y fiestas sin permiso que pueden dinamitar la buena campaña del conjunto galo.

    El primero de los problemas aparece en la portería. Keylor Navas contaba con la total confianza de Maurico Pochettino y en ningún momento solicitó el fichaje de Donnarumma. El campeón de la última Eurocopa con Italia y el costarricense habrían aceptado el luchar por la titularidad a principios de temporada y su técnico optó por la rotación entre ambos arqueros. Con esto empezaron los problemas. «No sé si esta situación se ha convertido en un problema, pero todos saben cómo va a terminar esta historia. Todo se decidirá a favor de Gianluigi», declaró Mino Raiola, representante del guardameta italiano en la RAI. Todo se habría agravado más cuando tras el choque ante el Niza, el arquero suplente del equipo rival, Bulka que está cedido por el PSG, se acercó a Navas para saludar. Según un testigo de la escena, Keylor miró a Donnarumma y respondió:  «Los mejores porteros del mundo llevan esta marca«, haciendo referencia a la marca de guantes que comparten patrocinio el tico y el arquero del Niza; Donnarumma viste Adidas.

    El diario francés, habla también de los diferentes clanes que hay formados en el vestuario del PSG. Por un lado, se encuentran los franceses y por otro los sudamericanos y allegados como son Draxler y Wijnaldum. Todo este ambiente haría que se alejase aún más la renovación de Mbappé con su actual club. Por tanto, esta división acerca un poco más al delantero francés al Real Madrid y lo aleja de tierras parisinas.

    Otro de los temas que destaca en su artículo el diario L´Equipe, es el miedo que existe con la figura de Neymar. El brasileño parece no haber aceptado del todo su nuevo rol dentro del equipo y ya estuvo a punto de ser sancionado por su actitud a comienzos de temporada. El último episodio feo que tuvo Neymar con su club actual, fue no presentarse a un acto obligatorio con patrocinadores del club. Finalmente, no vio sanción por ello y se dijo que el brasileño no acudió porque no sabía si tenía que realizarse un test Covid o no esa mañana y esto enfadó a la estrella del PSG.

    Un problema que viene de años anteriores es el de los privilegios dentro del vestuario. En este caso, con las fiestas. Según se ha publicado en el informe que ha redactado el diario galo, en uno de los últimos entrenamientos del PSG, dos jugadores sudamericanos acudieron al entrenamiento visiblemente cansados tras haber salido la noche de antes de fiesta y decidieron no entrenar. Esto si comunicarlo al cuerpo técnico, ya que disponen de ese privilegio. Otra fiesta que causó revuelo dentro del plantel fue la de la consecución del séptimo Balón de Oro de Messi. Al día siguiente de este suceso, Leandro Paredes y el propio Leo Messi no se entrenaron por, según el club, «síntomas de gastroenteritis». Esto sentó algo mal y se reclamó más mano dura de Leonardo, director deportivo de la entidad, y Mauricio Pochettino.

    Por último, la figura, siempre polémica, de Mauro Icardi también se encuentra señalada. Este solicitó tres días libres para poder viajar a Italia para arreglar la situación de su matrimonio con Wanda Nara, tras una infidelidad de esta. El que el jugador argentino pudiera viajar a tierras italianas para poder solucionar su situación sentimental no sentó nada bien entre los jugadores de ese vestuario.

    Tener tantas estrellas en un mismo plantel no es garantía de éxito asegurado y esto lo está viviendo en sus propias carnes el PSG. Aún estamos a mitad de temporada y ahora viene la parte donde se consiguen levantar títulos. Veremos como le va finalmente a una plantilla llena de estrellas, pero que de puertas para dentro no funciona.

    Foto vía: PSG.

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    P