More

    Crónica| Alavés 1 – 0 Atlético: El Alavés se hace fuerte ante el campeón

    La jornada siete enfrentaba en el estadio de Mendizorroza al Deportivo Alavés contra el Atlético de Madrid. Se veían las caras el colista de la clasificación y un equipo que necesitaba puntuar de a tres para colocarse como líder en la tabla. Pese a que los visitantes eran claros favoritos, el Deportivo Alavés sumó los primeros puntos de esta temporada tras ganar 1-0. El Atlético de Madrid pierde tres puntos de oro.

    Alineación

    Javi Calleja sacaba al verde una vez más un once inédito en esta temporada de LaLiga. En este caso, el técnico madrileño colocó una defensa con tres centrales para aguantar los ataques del equipo madrileño. Destacó también la ausencia de Joselu, “killer” del equipo que tuvo que esperar en la banca.

    La alineación titular de los locales fue: Pacheco, Laguardia, Miazga, Ximo Navarro, Duarte, Aguirregabiria, Loum, Moya, Rioja, De la Fuente y Sylla.

    Como si de un espejo se tratara, el Cholo Simeone alineaba un esquema muy similar al de Calleja. Concretamente, el argentino ordenó a su equipo en un 1-5-3-2, con la presencia de Luis Suárez y Griezmann en la punta de ataque. Destacó la presencia de Kondogbia en la medular, dado que estaba apercibido de sanción, justo antes de que los rojiblancos se vean las caras con el FC Barcelona. Pese a partir con defensa de cinco, Mario Hermoso ocupó el lateral izquierdo durante gran parte del partido para dar libertad ofensiva a Carrasco.

    El once inicial del Atlético de Madrid fue: Oblak, Hermoso, Savic, Felipe, Carrasco, Trippier, Kondogbia, De Paul, Marcos Llorente, Griezmann y Luis Suárez.

    El partido

    El partido daba comienzo en Mendizorroza con el Atlético de Madrid partiendo como favorito. Sin embargo, el Deportivo Alavés arrancó el choque con una gran intensidad y con fortuna de cara a puerta. En el minuto cuatro, los babazorros contaban con un córner que sacaba Duarte desde la izquierda de la portería de Oblak y que Laguardia remataba al fondo de la red. La pasividad defensiva de los colchoneros y un despiste de Savic provocó el 1-0 de forma prematura.

    Después del tanto local, el Atlético de Madrid despertaba y se hacía con el control del balón, aunque la precisión en los pases en la zona de tres cuartos era escasa. El Alavés formó un compacto bloque en defensa que no permitía a los rojiblancos atacar con facilidad ni por las bandas ni por zonas internas. Tanto es así que el dibujo defensivo de los locales era un claro 1-5-4-1, con Sylla descolgado en ataque. Si a ello le sumamos la poca velocidad de circulación por parte de los pupilos de Simeone, daba lugar a un Atlético de Madrid poco profundo.

    Conforme futbolistas como Carrasco y Marcos Llorente lograron entrar en contacto con el balón entre líneas (en torno al minuto 25), el conjunto madrileño comenzó a mejorar y los vascos a sufrir. Los locales se deshacían de la presión en ataque del conjunto madrileño a través de contragolpes liderados por un intenso Sylla. Pese al alto ritmo de partido, las opciones en ataque de ambos equipos no entrañaban especial peligro para los guardametas. De hecho, ni Oblak ni Pacheco tuvieron que hacer grandes intervenciones. Como consecuencia, la primera mitad llegaba a su fin con un balón parado fallido del Atlético de Madrid y con el 1-0 ondeando en el marcador.

    En los primeros compases de la segunda mitad, el Atlético de Madrid salía con un juego más vertical y convencido de atacar el área rival. De hecho, contó con la jugada más clara del partido en torno al minuto 50, después de una falta algo escorada a la banda que Laguardia tuvo que sacar en línea de gol. Sin embargo, este empuje de los colchoneros fue un espejismo, dado que en los minutos posteriores fue el Deportivo Alavés el que logró generar peligro en la portería rival. Tanto es así que en el minuto 58 Loum falló un mano a mano ante Oblak dentro del área que pudo poner el 2-0 en el marcador. Por si fuera poco, en el 55 Kondogbia vio la tarjeta amarilla que no le permitirá estar disponible ante el FC Barcelona.

    Con el objetivo de desatascar un partido que parecía tranquilo para el Alavés, el Cholo hacía cuatro cambios entre el minuto 58 y el 61. Entraban Correa, Cunha, Lodi y Héctor Herrera para buscar la reacción del equipo. En el Alavés entró Pellistri para mantener la frescura en ataque. Los cambios sentaron muy bien en el Atlético de Madrid, especialmente la entrada de un Correa que volvió locos a los defensas babazorros. Gracias a sus internadas en el área, los colchoneros comenzaron a encadenar jugadas de peligro. Los rojiblancos lograron asentarse en el área de Pacheco ante un Deportivo Alavés que, pese a verse sometido en defensa, en el minuto 76 tuvo otra ocasión clara para poner el 2-0.

    En el minuto 79, el Glorioso hacía cambios en sus filas, destacando principalmente la salida de Duarte, que se iba a la banca con molestias. Justo después de las sustituciones, Tomás Pina remataba solo desde el punto de penalti a la portería de Oblak, pero el tiro se le iba muy alto. Los vascos estuvieron de nuevo muy cerca de aumentar su ventaja. Las embestidas madrileñas se frenaron, y el sólido bloque babazorro lograba de nuevo convertirse en una pared de frontón. Fue especialmente relevante el elevado rendimiento mostrado por parte de Laguardia, que hizo su mejor partido en lo que va de campaña. El Atlético de Madrid acabó el encuentro en área rival, e incluso con Jan Oblak subiendo para rematar el último balón parado, pero la defensa del Alavés lograba deshacer el peligro una vez más. Como consecuencia, el gol de Laguardia en el minuto cuatro valía para que la victoria por 1-0 se quedara en casa.

    Así, los albiazules logran sumar sus primeros tres puntos de la temporada tras un enorme partido en defensa. Paralelamente, el Atlético de Madrid pierde su primer choque en la presente campaña a causa de la falta de profundidad en su juego.  

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P