More

    |CRÓNICA| Leganés 0-0 Real Betis: A Rubi se le acaba el crédito

    Es otro partido más de sabor agrio el que los béticos se llevan a la boca, esta vez en Butarque. Un punto que sabe a poco para un Betis que pretende aspirar a más y un Leganés que parece estar condenado al descenso.

    Vamos a entrar en detalles a partir de un principio general que tiende a definir lo que ha sido dicho partido: insípido. Rubi no convence y siendo coherentes podemos sincerarnos en que se esperaba más de un proyecto a primera instancia ilusionante. El técnico español no da con la clave de un Betis que navega en una montaña rusa, sin rumbo definido y cargada de pequeños sustos, cuyo sufrimiento es ya ADN Betis.

    Frente a un rival en puestos de descenso tocaba mostrar la mejor de las caras en Butarque, estadio que por cierto, no suele favorecer en resultados al conjunto verdiblanco. Un equipo madrileño que en horas bajas y con claros signos de proyecto abogado al desastre.

    Partido áspero y malas sensaciones

    Tocaba trabajar y el Betis no lo hizo, tocaba mostrar actitud y el Leganés mostró el doble. Como quien añora un punto como si de el más preciado de ellos fuese, los de Javier Aguirre salieron a presionar como si de ello les fuese la vida, asfixiando y agobiando a un Betis que no pudo ejercer su juego, complicándoles una salida limpia de balón. En una primera parte en la que brilló por la ausencia de oportunidades, fue el Leganés el que pudo generar algo de daño a la contraposición de un Betis que no se le recuerda la generación de ocasiones en sus primeros 45 minutos.

    Es Braithwaite, el que de nuevo, rápido al espacio es capaz de inquietar a una defensa que, gracias a la ausencia de un compañero como el ahora sevillista En-Nesyri, no pudo compenetrarse en una combinación que resulta siempre muy dañina para el Real Betis.

    Volvió a rodar el balón tras el descanso, en la que el conjunto verdiblanco tomó un aire fresco que añoraba para plantarse sobre el verde con otra actitud. Exento de verticalidad y desborde, los de Rubi, con más control de balón seguían sin inquietar demasiado a un Juan Soriano que se ganó su sueldo con una intervención de mérito a Aleñá en el 79´.

    Foto vía Instagram @cdleganés

    Borja Iglesias no despega

    Siendo la del jugador cedido por el Barcelona la única ocasión donde el esférico acechó sobre los tres palos del guardameta pepinero, deja que desear para un equipo que invirtió seriamente en un proyecto con gol bajo la figura de Borja Iglesias. Fueron 30 millones lo que bajo golpe de talonario permitieron que el ex-perico se enfundara la elástica verdiblanca. Fruto de la desesperación en otro mal partido del picheleiro, es en el minuto 93 cuando es expulsado por roja directa por una acción deleznable sobre un ayudante pepinero, con una agresión que pudo haber acabado mal.

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P