More

    Davide Ancelotti: “Mi objetivo es darle muchas dudas a mi padre”

    Desde que Carlo Ancelotti llegó por segunda vez al banquillo del Real Madrid, comenzaron las conjeturas y rumores acerca de cuál sería su equipo técnico. Hasta ahora, se conocen varios nombres: Antonio Pintus en la preparación física y Luis Llopis como entrenador de porteros. También trascendió el acuerdo con el Dr. Daniel Cooper, de los Dallas Cowboys en la NFL, como consultor exclusivo del club en Estados Unidos. El último nombre en conocerse fue el del Dr. Danilo Manari, especialista cardiológico y en medicina deportiva, que ya había estado con Ancelotti en su primer periplo con la entidad merengue. Sin embargo, a pesar de todos estos nombres, importantísimos por demás, aún se desconoce si el entrenador italiano contará con la figura de segundo entrenador.

    El aficionado seguramente recordará la primera etapa del técnico, donde contó con el apoyo de Zidane y después de Fernando Hierro. Otros nombres también han ocupado la posición en el pasado reciente, como Karanka en la época de Mourinho, o David Bettoni en la de Zidane. Lo cierto del caso, es que esa posición ha permanecido oscura en esta segunda etapa de Ancelotti. Los nombres de Álvaro Arbeloa y Raúl González llegaron a sonar en su momento, pero es muy probable que quien ocupe la posición, o al menos ejerza el rol tras bastidores, no sea otro que su hijo Davide Ancelotti.

    Davide ha estado acompañando a su padre desde hace varias temporadas, y aquel que dude de sus competencias y su preparación académica, tal vez se lleve una sorpresa. Su tesis universitaria para optar a su titulación en Ciencias del Deporte fue premiada como una de las mejores. En los cursos como entrenador obtuvo excelentes puntuaciones: 137 de 140 en la licencia UEFA B, y 13 de 15 en la UEFA A, siendo el mejor de su promoción.

    El menor de los hijos de Carlo le ha acompañado en distintas etapas de su carrera. Estuvo como preparador físico en el Madrid y el PSG, mientras que en el Bayern, el Nápoles y el Everton, actuó como segundo entrenador. Para entender un poco mejor cuál ha sido su rol y la importancia dentro del equipo técnico de su padre, hay unas declaraciones suyas en el Podcast Training Ground Guru, que son bastante esclarecedoras.

    Dicha entrevista transcurrió hace poco menos de un año, concretamente en noviembre del 2020. Ahí recordó sus inicios: “Cuando mi padre era jugador del AC Milan, yo solía ir allí cuando era niño. Crecí en un camerino. Luego se convirtió en entrenador y comencé a ver el fútbol desde el punto de vista del entrenador. Traté de grabarlo en mi mente, para asegurarme de recordar este tipo de ejemplo y recordarlo bien, porque entonces puedo explicárselo a estos jóvenes jugadores que tenemos ahora”.

    En relación a la figura de su padre, y al peso que ello conlleva, Davide señaló: “No soy estúpido, así que sé que hacer este trabajo es difícil para mí. Siempre tienes las sombras y las dudas de los demás, que estás ahí porque eres su hijo. El primer día que entro soy el hijo de Carlo, no puedo cambiar eso. Es algo que a veces me duele, pero tengo que vivir con eso y concentrarme en mi trabajo y ver a dónde me puede llevar mi trabajo. Depende de la calidad que muestro todos los días. Solo puedo cambiar eso trabajando todos los días y tratando de convencer a todos de que merezco mi trabajo. Solo trato de concentrarme en eso”.

    Para el momento de la entrevista, Davide se encontraba en el Everton y fue consultado en relación con sus actividades dentro del equipo: “Mi deber es organizar los entrenamientos, asegurarme de que todo salga bien, preparar las jugadas a balón parado, ayudar al entrenador a preparar la estrategia del juego. Día a día tenemos una reunión con el personal médico para evaluar a los jugadores que están disponibles para la sesión. Estoy especializado en algunos ejercicios en el campo. Él (Carlo Ancelotti) puede entrar en la sesión y detenerla y decir lo que piensa corregir a veces, pero nos da mucha responsabilidad. Solo maneja la sesión táctica cuando jugamos once contra once en un campo completo dos días antes del partido. Él es el hombre principal”.

    Continuando con la descripción de su rol, Davide aclaró: “Mi objetivo es darle muchas dudas, dar mi opinión. Al final es él quien toma la decisión. No estoy aquí para decir ‘sí, sí, sí’, estoy aquí como todo entrenador asistente, tengo la confianza, yo más que los demás, para decir ‘no, no estoy de acuerdo contigo’. Si un gerente tiene a su lado a todas las personas que dicen ‘sí, sí, sí’, no creo que sea algo bueno. Creo que necesita personal, como nosotros, para decir cuando no estemos de acuerdo. Creo que el personal de un gerente son las personas en las que confía. En este caso, es su hijo, pero también el segundo de otros gerentes es un hombre que confía en lo que dice. Al final hay mucho respeto y la decisión final siempre es suya, pero en la discusión estamos todos involucrados”.

    La mano derecha de Ancelotti habló también del apoyo tecnológico que utilizan: “Tenemos un departamento de análisis, son realmente buenos. Tenemos todas las sesiones grabadas y podemos revisarlas después para analizarlas. También podemos trabajar en directo. Puedo tener, si quiero durante la sesión táctica, un iPad y vigilar después del ejercicio y corregir ya en el campo si veo algo”.

    No cabe duda, a la luz de estas declaraciones, que será muy difícil que Davide no esté con Carlo dentro del cuerpo técnico. Tal vez su cargo tengo uno u otro nombre, para evitar herir alguna sensibilidad, pero lo que sí es cierto, es que está más que demostrado que su rol es muy importante para el entramado del entrenador italiano. De seguro en los próximos días, en la medida que continúe la reincorporación de los jugadores que aún están de vacaciones, se conocerá algún detalle más.

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P