More

    Crónica| Madrid 1-2 Sheriff: El fútbol no entiende de méritos, sino de goles

    Partido disputado en la noche del martes 28 de septiembre de 2021, a las 21:00h, en el estadio Santiago Bernabéu, correspondiente a la segunda jornada de la Fase de Grupos en la Champions League, entre el Real Madrid C.F. y Sheriff Tiraspol. El encuentro fue dirigido por el árbitro belga, Lawrence Visser, con el apoyo en el VAR del colegiado francés Clément Turpin.

    Siguiendo el protocolo sanitario, se permitió la entrada al 30% de la capacidad registrada en el estadio, además de empleados, operarios y medios de comunicación. Bajo estas condiciones, el Bernabéu pudo contar con un máximo de 25.000 espectadores.

    Alineaciones:

    Con la dirección del entrenador italiano, Carlo Ancelotti, el Madrid llevó a 23 convocados para el partido. Se quedaron fuera, por lesión, Marcelo, Mendy, Ceballos, Carvajal y Bale. La novedad estuvo a cargo de Toni Kroos, que dijo presente, por primera vez, en las listas de la temporada. Finalmente, la decisión de Carletto fue salir de inicio con Courtois, Nacho, Militão, Alaba, Miguel, Casemiro, Valverde, Camavinga, Hazard, Benzema y Vinícius.

    El Sheriff, bajo el mando del técnico ucraniano Yuriy Vernydub, no pudo contar con el delantero Lovro Bizjak, por lesión. Al final, viajó con una convocatoria de 20 jugadores. El once inicial quedó integrado por Georgios, Costanza, Arboleda, Dulanto, Cristiano, Thill, Addo, Traoré, Kolovos, Castañeda y Yakhshiboev.

    Ambos conjuntos nunca se han enfrentado entre sí. Además, para los dos equipos, este fue el primer encuentro con un club del país de su rival. En el caso del Real Madrid, el Sheriff, con apenas 24 años de fundado, se convirtió en su rival 108 en la historia de la Copa de Europa.

    El partido:

    El encuentro comenzó con un Real Madrid haciéndose cargo del control del juego y un Sheriff centrándose en defender con ahínco. La dureza en el juego, se manifestó con varias faltas sobre Camavinga y Hazard, que incluso motivaron unas palabras de Casemiro con el principal. En el 17’, Arboleda fue sancionado con la amarilla, pero no por la acción en sí, sino por una protesta en la falta cometida sobre Hazard. El cobro de Benzema exigió al portero que rechazó el disparo con mucha solvencia.

    De repente, en el 24’ sucedió lo impensado para el desarrollo del juego y el Sheriff se adelantó en el marcador. Un gol de cabeza de Yakhshiboev, sin presión alguna de la defensa. En el 30’, Hazard y Benzema se combinaron para llevar peligro al área contraria y tratar de minimizar los nervios evidentes del conjunto merengue. El esfuerzo fue en vano, a pesar de los intentos de Casemiro y Miguel Gutiérrez para completar la acción. En la jugada posterior, el Sheriff casi aumenta la cuenta. Si alguna prueba necesitaba el Madrid de que los moldavos venían dispuestos a todo, ya no podían tener más dudas de ello.

    En el 34’, Vinicius casi consigue la igualdad, pero su disparo salió fuera. Luego, fue Hazard el que lo intentó. Después, Benzema sacó un remate que tampoco consiguió ver puerta. En tres minutos, tres remates infructuosos. Al 38’, Casemiro se ganó la amarilla por agarrón sobre Kolovos. Al 42’, el propio brasileño, junto con Nacho y Benzema lo volvieron a intentar sin éxito. Dos minutos después, finalmente el Sheriff fue sancionado con tarjeta amarilla producto de una falta cometida por Addo sobre Valverde. El vendaval blanco, continuaba sin premio y así cerró la primera parte. Los moldavos, sí supieron aprovechar la oportunidad que tuvieron, producto del despiste de la defensa merengue.

    El segundo tiempo comenzó con una nueva amarilla, en esta ocasión para Dulanto. El principal, Lawrence Visser, no parecía dispuesto a la misma permisividad del primer parcial. La tónica del encuentro era la misma. El Madrid volcado al ataque y el Sheriff defendiendo. Aun así, un error de Hazard en campo moldavo, provocó una contra que estuvo a punto de ser letal para Courtois.

    La zaga del Real Madrid jugaba en campo del Sheriff. Alaba y Militão se situaban por delante del círculo central para aumentar la presión. En el 55’, Vinícius, Benzema y Hazard se juntaron, pero el remate del belga provocó que Georgios se luciera. Al 56’, los moldavos movieron el banco y se marchó el autor del gol para dar entrada a Bruno. Un minuto después volvió a intentarlo el brasileño y con sus gestos pedía ánimo al público del Bernabéu.

    En el 59’, Vini cayó en el área y la acción se revisó en el VAR, que negó el posible penal. Dos minutos después, el brasileño volvió a caer en el área y, en esta ocasión, el principal se acercó al monitor. Concedió la infracción, pero le sacó amarilla a Ancelotti, que protestaba la acción anterior. Benzema cambió el penal por gol, el Madrid respiraba y el técnico italiano cambió el dibujo por completo. El francés superaba a Raúl en los goleadores históricos del torneo. Se retiraron Nacho, Casemiro, Miguel Gutiérrez y Hazard. Entraron Modrić, Kroos, Rodrygo y Jović.

    Al minuto 70’, el Madrid contabilizaba 18 remates a puerta por dos del Sheriff. En posesión, la pizarra mostraba 69% a 31%. Sin embargo, Bruno casi marca para los moldavos. Solo el fuera de juego salvó a los blancos. Esto era el reflejo de la incertidumbre que marcaba el encuentro para los veinte minutos finales.

    En el 74’, el portero de las ‘avispas’ sacó con el rostro un remate fortísimo de Luka Modrić. La segunda jugada, después del saque de esquina, también fue repelida por el portero. A estas alturas, ya se transformaba en figura de su equipo. Al 80’, Jović vio la amarilla por falta sobre Bruno.

    Al 81’ se juntaron Vinícius y Rodrygo, pero el remate de este último se fue alto cuando remataba prácticamente solo. Más difícil era el de San Siro, pero así son las cosas del fútbol. El partido se jugaba en la frontal del área con once pistoleros encerrados en su área y los remates se sucedían uno tras otro. Unos golpeaban la defensa, en otros era el portero el que rechazaba y de nuevo, lo impensado. En el 89’, Thill se marcó un remate en el que Courtois nada pudo hacer. El fútbol no va de merecimientos y este partido lo demostraba. Los seis minutos de añadido no cambiaron el resultado. Si algo de fortuna se puede decir que tuvo el Madrid, fue el empate entre Shakhtar y el Inter, pues el resultado le dejaba en el segundo puesto, mientras que el Sheriff, se convertía en líder invicto. Ver para creer.

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P