More

    Bruno deja al Madrid dependiendo de sí mismo en la Youth League

    La quinta jornada de la Fase de Grupos en la Youth League trajo para el Juvenil A del Real Madrid la visita a Tiraspol, hogar del Sheriff. Los moldavos habían mostrado un transitar muy diferente al de la primera plantilla constituyéndose en la ‘cenicienta’ en el grupo. Ubicados en el último lugar de la tabla, con quince goles en contra, era la oportunidad para los merengues de sumar, tal y como hicieron en la primera vuelta, donde triunfaron por cuatro a uno.

    El técnico Hernán Pérez había utilizado en el último encuentro, en casa contra el Shakhtar, una alineación con cinco cambios respecto a la anterior contra el mismo conjunto. La razón estuvo probablemente en el resultado. En Ucrania perdieron tres a dos con muchas lagunas en defensa y había que hacer correctivos. Las variantes introducidas en el Di Stéfano le dieron sus frutos. Si bien es cierto, bajó la capacidad goleadora, los reajustes defensivos dieron un resultado positivo al lograr mantener su portería a cero.

    La duda en Tiraspol era cuál de las dos variantes utilizaría el entrenador asturiano. Sin embargo, optó por una combinación de ambas, además de nuevas incorporaciones. El once inicial quedó conformado por Diego, Ferrán, Obrador, Asencio, Marvel, Néstor, Mario Martín, Peter, Bruno Iglesias, Aranda y Salazar. En el transcurso del encuentro ingresaron Piri, Cucalón, Álvaro, Diego y David, en sustitución de Ferrán, Néstor, Martín, Aranda y Salazar.

    El partido no fue nada fácil y el marcador final no se asemejó al cuatro a uno de la primera vuelta. Lo que sí es cierto es que los juveniles lo intentaron de todas las formas posibles. Oportunidades hubo de todos los colores a lo largo del encuentro. Peter, Salazar, Aranda, David, Álvaro, Asencio y Ferrán tuvieron sus ocasiones, pero la ansiada anotación no llegaba. Finalmente cuando se temía por una nueva sorpresa, como la de la primera plantilla en la segunda jornada, Bruno Iglesias llevó la tranquilidad. Corría el minuto 75’, el salmantino filtró un balón al área para David, este se la devolvió al punto de penalti y el disparo de Bruno perforó las redes moldavas.

    El resultado deja al Juvenil dependiendo de sí mismo. No hay que olvidar que la Youth League tiene un mecanismo diferente al de sus hermanos mayores de la primera plantilla para pasar a octavos. Los primeros de cada grupo clasifican a la ronda mencionada, mientras que los ocupantes de la segunda plaza pasan a un play-off ‘peligroso’, pues los enfrentamientos son a partido único. El Madrid está en la segunda posición, a tres puntos de distancia del Inter de Milán, con el que se enfrentará en el último partido de la Fase de Grupos. Si gana, pasará directamente a los octavos de final. Cualquier otro resultado, le llevará al play-off. El siete de diciembre, a las 15:00h, será la cita en el Di Stéfano. La defensa del título sigue su curso y el bicampeonato todavía es posible.

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P