More

    Crónica| Madrid 1-0 Athletic: El Madrid amplía su ventaja en LaLiga

    Partido disputado en la noche del miércoles primero de diciembre de 2021, a las 21:00h, en el Santiago Bernabéu, correspondiente al encuentro aplazado de la novena Jornada de LaLiga, entre el Real Madrid CF y el Athletic Club. El encuentro fue dirigido por el árbitro Isidro Díaz de Mera Escuderos, con el apoyo en el VAR del colegiado Juan Martínez Munuera.

    Alineaciones:

    Con la dirección del entrenador italiano, Carlo Ancelotti, y con una lista de dos bajas, el Madrid presentó una lista inicial de 24 jugadores convocados. Se quedaron fuera, por lesión, Ceballos y Bale. En cuanto a jugadores apercibidos, solamente Camavinga sumaba cuatro cartulinas amarillas. Finalmente, la decisión de Carletto fue salir de inicio con Courtois, Lucas Vázquez, Militão, Alaba, Mendy, Casemiro, Kroos, Modrić, Asensio, Vinícius y Benzema.

    El Athletic, bajo el mando del técnico asturiano, Marcelino García, y con las bajas de Vivian, Nolaskoain, Berchiche y Villalibre, por lesión, viajó con una convocatoria de 23 jugadores. Además, Dani García se presentó apercibido, producto de las cuatro tarjetas amarillas acumuladas. A partir de ahí, el once inicial quedó integrado por Unai Simón, Lekue, Nuñez, Yeray, Balenziaga, Zarraga, Unai García, Vencedor, Muniain, Raúl García y Williams.

    Los últimos enfrentamientos entre ambos conjuntos se remontan a la temporada pasada. El Real Madrid venció en los dos encuentros de LaLiga, con marcador de cero a uno, y de tres a uno. Sin embargo, cayó eliminado en la semifinal de la Supercopa de España al perder dos goles a uno. La estadística muestra que, de 199 partidos disputados, los merengues han salido airosos en 101 de ellos, con 60 empates y 38 derrotas. Antes del inicio de la Jornada, el conjunto merengue ocupaba el liderato de la tabla, mientras que los blanquirrojos se ubicaban terceros, a dos puntos de distancia.

    El partido:

    La alineación de arranque del Real Madrid con el cambio del lateral derecho denotaba, al menos, dos intenciones de entrada. La más obvia era continuar con el plan de administración de esfuerzos en Carvajal. El calvario de lesiones en el último año no fueron poca cosa y lo que menos se desea es repetirlo. Sin embargo, había otra más. Las características de Lucas Vázquez, que son las de un extremo pegado a la banda, aunque actúe partiendo más atrás como lateral, buscaban también que Asensio pudiese aprovechar mejor sus virtudes ofensivas. Es sabido que al mallorquín le favorece mucho más ir por dentro que como extremo, en el 1-4-3-3, y la presencia del gallego le podía ayudar en ello.

    El primer balón no corrió a cargo del Madrid, tampoco del Athletic. Garbiñe Muguruza, la tenista hispano-venezolana, nacida en Caracas, reciente ganadora de la final del torneo de Maestras, hizo el saque inicial. Un homenaje a semejante logro alcanzado.

    Los primeros compases del encuentro mostraron a un Madrid muy incisivo en ataque. A los seis minutos apareció la primera polémica cuando Benzema cayó en el área, pero el arbitraje no consideró falta. Como habíamos previsto, la banda derecha era de Lucas Vázquez de un arco al otro, mientras que Asensio buscaba colarse por dentro. En la izquierda, Vinícius no tardó mucho en mostrar su desborde y su velocidad. Las acciones de lado y lado mostraban por qué el Madrid es el líder goleador del campeonato y el por qué el Athletic es el menos goleado. Dominio blanco frente a un muro rojiblanco que llegaba a meter nueve efectivos defendiendo. Aun así, los merengues se las ingeniaban para llevar peligro y Benzema, en el 11’, puso a prueba los reflejos de Unai Simón.

    En el 15’, fue Alaba el que cayó en el área pequeña. Dos minutos más tarde, Raúl García se tiró al piso y el árbitro compró, pero el cobro de la falta no supuso peligro. El partido estaba exigiendo un arbitraje de altura por la cantidad de acciones que se sucedían una tras otra, especialmente por las ‘picardías’ de los vascos. En el 22’, Militão se despistó de manera impensada, pero Williams no pudo aprovechar la acción. Si bien es cierto el Madrid dominaba, el ambiente decía que cualquier cosa podía pasar. Un minuto más tarde, Alaba cometió otro error grosero con el mismo delantero, que tampoco pudo ser aprovechado. Solo el desacierto de Iñaki Williams era el culpable de que el partido se mantuviera empatado.

    El 26’ fue testigo de una parada de videojuego realizada por Courtois, ante un remate de cabeza de Raúl García. La primera media hora decía que no era el día de los centrales del Madrid. La siguiente jugada mostró un remate fortísimo de Benzema que salió afuera por muy poco.

    La primera tarjeta amarilla apareció en el 30’, para Zarraga, por falta cometida sobre Mendy. En el 36’, Kroos lo intentó desde afuera del área para tratar de romper el cerrojo de los vascos. Al 38’, nuevamente el alemán, después de una combinación con Mendy y Vinícius, lo volvió a intentar. Unai resolvió en tres tiempos. Sin embargo, al minuto siguiente se unieron todos los jugones blancos y el guardameta vasco nada pudo hacer esta vez. Vinícius, Modric, Asensio y Benzema armaron una jugada colectiva que consiguió el tan ansiado premio con el remate final del francés. Un claro ejemplo de aquel axioma del fútbol que reza: “el que no marca, le marcan”.

    Lekue se ganó la siguiente amarilla por falta sobre Vinícius. Toda la banda derecha del Athletic iba a terminar amonestada en un primer tiempo que finalizó sin mayores acciones. La estadística mostró, a las claras, por qué el Madrid es el líder goleador y el Athletic el menos goleado. La posesión corrió a cargo de los blancos con un contundente 72%. Catorce remates al arco, la mitad de ellos bajo los tres palos, frente a seis rojiblancos, uno solo al arco. Las faltas fueron el único renglón favorable a los vascos siete a cinco.

    La segunda mitad comenzó con el ingreso de De Marcos en sustitución de Lekue. El Athletic salió buscando la igualdad y Zarraga ensayó un disparo, al 47’, que salió fuera por poco. En el 51’, la velocidad de Vinícius se mostró de nuevo, pero el recién ingresado pudo frenarlo a tiempo. Tres minutos más tarde, un taquito de Modrić fue rematado por Kroos y salió lamiendo el larguero. Un error de Casemiro en el 58’, no pudo ser aprovechado por los vascos. La necesidad del empate para los rojiblancos provocaba que el encuentro se mostrara muy diferente al de la primera parte, con acciones de lado y lado. Sin embargo, la defensa merengue se notaba más concentrada, en contraposición con lo mostrado en la primera media hora.

    En el 62’, ingresó Nico Williams en lugar de Vencedor. Ancelotti aprovechó para sacar a un intrascendente Asensio y colocar a Rodrygo. El 1-4-3-3 se mantendría en números, pero no en juego, pues Rodrygo se movería más por la banda que el mallorquín.

    El 67’, trajo una jugada en la que Modrić resbaló, perdió un balón en ataque y tuvo que retroceder toda la cancha para frenar a Iñaki Williams. La acción le hizo acreedor de tarjeta amarilla. El cobro de Muniain, sorprendentemente, no pudo ser rematado por ninguno de los atacantes rojiblancos. Marcelino hizo dos cambios más al detenerse las acciones. Se marcharon Munain y Raúl García, para dar entrada a Berenguer y Sancet. Del lado merengue entró Valverde por el croata.

    El recién ingresado Sancet tuvo la oportunidad en el 75’ de vivir en carne propia el extraordinario momento de forma de Thibaut Courtois. El belga le tapó un balón imposible. Dos minutos después, Casemiro y Williams vieron la amarilla tras una discusión entre ambos.

    En el 79’, Ancelotti movió el banquillo de nuevo. Camavinga entró por Kroos y Nacho en lugar de Lucas Vázquez. El mediocampo del futuro merengue se encargaba de la conducción del juego con el tridente Casemiro, Camavinga, Valverde. Dos minutos después, Marcelino sacó a Dani García y entró Vesga.

    Los últimos minutos mostraron lo impensado. Un Madrid defendiéndose con todo y un Athletic lanzado al ataque. Tres minutos de añadido no cambiaron la película, aunque en la última acción el árbitro compró una nueva ‘picardía’ de Iñaki Williams que se saldó sin éxito.

    El Madrid salió vencedor en el partido 200 entre ambos conjuntos y refuerza su liderato, pues se trataba de un encuentro aplazado. Le saca siete puntos a la Real Sociedad y al Atleti, este último con un partido menos.

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    P