More

    Asllani y Zornoza derriten el muro islandés y el Madrid clasifica a cuartos

    El Real Madrid Femenino visitó Islandia, en el estreno de Alberto Toril en la Champions. El escenario, Kópavogsvöllu, hogar del Breiðablik, y con la firme intención de olvidar las derrotas contra el PSG y retomar el camino del triunfo para pasar a la siguiente instancia. La derrota previa del Kharkiv, contra el PSG, les permitía poder optar, de una vez, a la tan ansiada clasificación. En la segunda Jornada, las merengues habían vencido cinco a cero, con un hat-trick de Caroline Møller.

    El técnico merengue habló en la previa de sus sensaciones: “Llegamos con mucha confianza y ganas de que llegue el encuentro para intentar llevarnos la victoria haciendo un buen partido, siguiendo con la línea positiva que llevamos. El clima hace que sea un partido diferente al de casa. Seguro que nos encontraremos un rival que quiere acabar bien la competición ante su público. Vamos a intentar hacer un buen partido, sabiendo de la dificultad y respetando al contrario”.

    Por su parte, la goleadora del partido entre ambos conjuntos en la segunda Jornada, Caroline Møller, se mostró optimista: “Estamos listas, tenemos mucha confianza. Los partidos de Champions son siempre especiales. Hay que tener en cuenta que ellas juegan en casa y tendrán a su afición animando. Creo que va a ser un gran partido, tenemos que prepararnos bien. Tengo muchas ganas, espero volver a marcar”.

    Toril optó por un once conformado por: Misa, Kenti Robles, Teresa, Corredera, Peter, Rocío, Asllani, Zornoza, Esther, Møller y Athenea. Las condiciones climáticas no eran las mejores, con un campo sometido a una intensa nevada. No era usual ver a la capitana Peter, alemana como es, que debía estar acostumbrada a bajas temperaturas, tiritar de frío.

    El balón anaranjado era muy difícil de controlar. Consciente de ello, Asllani ensayó un disparo lejano que la portera rival despejó, no sin dificultad. El saque de esquina cobrado a continuación, en el minuto 9’, tuvo el premio buscado, en los botines de la propia sueca. A pesar de que el campo había sido despejado antes del arranque, al primer cuarto de hora ya estaba cubierto nuevamente por la nieve.

    Las jugadoras de Toril dominaban todas las acciones del juego. Se mostraban dispuestas a tratar de ampliar la ventaja cuanto antes. Afrontar los minutos finales, cuando el cansancio hiciera su aparición, con ventaja en el marcador era muy importante con las condiciones climáticas que imperaban. Sin embargo, no fue sino hasta el 39’, en el que pudieron marcar el segundo. Asllani recibió una falta dentro del área y ella misma se ocupó de cobrar la pena máxima.

    En el entretiempo, las máquinas hicieron su labor para despejar la nieve que estaba sobre el campo. Solo faltaba por ver cuánto tiempo tardaba en quedar cubierto de nuevo. Las jugadoras tiritaban de frío en el túnel de vestuarios, pero poco parecía importar. La clasificación histórica a cuartos estaba al alcance de la mano.

    Las islandesas salieron a la segunda mitad con la firme intención de vender cara su derrota. Sin embargo, diez minutos tardaron las merengues en retomar el control del partido. En el 55’, Toril comenzó a rotar la plantilla. Salieron Esther y Møller, para que ingresaran Nahikari y Lorena Navarro. Al 70’, salieron Athenea y Asllani para dar entrada a Marta Cardona y Maite Oroz. Una gran alegría para el fútbol en general la reaparición de la primera, tras su gravísima lesión. Para Kosovare, un estreno soñado con el Madrid en el torneo continental. Por ello descartó otras ofertas, renovó a la baja y hoy dio comienzo a su sueño.

    La zaragozana Cardona ingresó al campo de juego, tal y como se había marchado, haciendo estragos en ataque. Parecía que el tiempo simplemente se hubiese detenido y nada le había ocurrido. Todas las acciones de avance del Madrid, a partir de su ingreso, pasaban por sus botines. Finalmente, en el 81’, un avance suyo por derecha desembocó en el gol de Claudia Zornoza. Bonito premio también para la reina de las asistencias merengues, motor del medio campo y excelente cobradora de faltas.

    Toril dio entrada a Lucía, en lugar de Kenti para agotar los cambios. El arbitraje concedió tres minutos de añadido que no cambiaron la historia. El Madrid lograba imponerse cero a tres, bajo unas condiciones climáticas muy duras.  

    Una semana histórica para el Real Madrid. Por primera vez, en la extensa trayectoria de la entidad, logra colocar tres equipos en la siguiente fase de la Champions. La primera plantilla, el Juvenil A y el Femenino siguen en carrera y consiguen su clasificación, con apenas 24 horas de diferencia. Los dos primeros a octavos y las últimas a cuartos. Si a esto se le suma, que el conjunto de jugadoras ha conseguido tamaña gesta en apenas su primera temporada, sin duda, estamos en presencia de un gran logro. Ahora, toca enfocarse en el torneo local para seguir recuperando posiciones, tras el comienzo irregular que tuvieron. El último partido en casa, el dieciséis, contra las ucranianas del Kharkiv, a las 18:45h, ya será solamente un trámite.

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    P