More

    Crónica| Madrid 0-0 Betis: Entrenamiento entre campeones, sin bajas

    Partido disputado en la noche del viernes veinte de mayo de 2022, a las 21:00h, en el estadio Santiago Bernabéu, correspondiente a la trigésima octava Jornada, última de LaLiga 2021/22, entre el Real Madrid y el Real Betis. El encuentro fue dirigido por el árbitro Santiago Jaime Latre, con el apoyo en el VAR del colegiado Ignacio Iglesias Villanueva.

    Alineaciones:

    Con la dirección del entrenador italiano, Carlo Ancelotti, el Madrid presentó una lista de 25 jugadores. De ella, solo estuvo ausente Alaba, que comenzará trabajo con el grupo el próximo lunes, de acuerdo con la información del técnico en la previa. Al final, los dos descartes correspondieron al juvenil Fuidias y a Gareth Bale. En el transcurso del partido, se supo que el galés volvió a alegar dolores de espalda. Finalmente, Carletto decidió salir de inicio con Courtois, Carvajal, Nacho, Militão, Mendy, Modrić, Casemiro, Kroos, Rodrygo, Benzema y Vinícius.

    El Real Betis, bajo el mando del técnico chileno, Manuel Pellegrini, viajó con una convocatoria de 22 jugadores. El apartado de las bajas incluyó a Claudio Bravo, Montoya, Víctor Ruiz, Camarasa y Bellerín. A partir de ahí, el once inicial quedó integrado por Rui Silva, Sabaly, Bartra, Pezzella, Álex Moreno, Guido, Guardado, Canales, Fekir, Juanmi y Willian José.

    El último enfrentamiento entre ambos conjuntos tuvo lugar en la primera vuelta, concretamente en la tercera jornada. El Madrid consiguió hacerse con los tres puntos, gracias a un gol de Dani Carvajal que, por cierto, ha sido el único conseguido, por el lateral, en la campaña. La estadística general muestra que, de 119 partidos disputados, los merengues han salido airosos en 67 de ellos, con 25 empates y 27 derrotas.

     El partido:

    Antes del comienzo del encuentro, una situación extremadamente particular. Tras el ‘no pasillo’ decidido por el Atleti, en la Jornada 35, se sucedieron los homenajes del Levante y el Cádiz, en la 36 y la 37. Ahora, como colofón al torneo local, un ‘doble pasillo’. Tributo al Real Betis como campeón de la Copa del Rey, además de otro al Real Madrid como campeón de LaLiga. Una bonita y deportiva manera de cerrar la 2021/22, al menos, en lo que a la competición española se refiere. Además, un partido que evocaba a las antiguas Supercopas, donde se enfrentaban los ganadores de ambas, situación que podría repetirse en Arabia, en 2023, si ambos logran imponerse en sus choques de semifinales en la Final Four. Si se hubiese podido escoger un cierre, sin duda este enfrentamiento contaría con un importante favoritismo del aficionado.

    Una vez llevados a cabo los homenajes mencionados, el socio de honor del Real Madrid, Alejandro Sanz, se encargó de realizar el primer saque del encuentro. Tras el simbólico acto, Jaime Latre dio el pitido inicial y el conjunto verdiblanco puso en movimiento el balón. La primera acción de peligro corrió a cargo de los merengues, en el tercer minuto. Saque de Courtois, pase en profundidad a Benzema, habilitación a Vinícius que devolvió la gentileza al francés, pero Rui Silva salió atento al corte.

    Bartra derribó a Benzema, en el 6’, y más de un aficionado suspiró con preocupación. No era para menos, pues la final de la Champions está en la mente de todos y la cojera inicial del francés encendía las alarmas. Al 7’, una conexión entre Vinícius, Mendy, con remates consecutivos de Benzema y Kroos volvieron a llevar peligro. Cuatro minutos después, Guido lo intentaba desde afuera del área, pero Courtois controló sin problemas.

    El partido se desarrollaba de manera muy dinámica, con ataques de lado y lado. Al 19’, un disparo de Willian José se iba afuera por poco. Momentos antes, Vinícius lo intentaba de cabeza. Luego, Benzema remataba desviado, pero la buena noticia era que no había rastros de cojera. Sin duda, el espectáculo era agradable para cualquier aficionado y solo faltaban los goles. Al 26’, Vinícius hizo las delicias del espectador, con un par de regates, por su banda, que no tuvieron premio porque Rodrygo no logró conectar el centro.

    Al filo de la media hora llegó la pausa de hidratación. Tras la reanudación, hubo una habilitación kilométrica de Kroos a Vinícius, con pase al medio, al que Benzema no pudo llegar. La razón fue la sujeción recibida, sin que Latre apreciara la falta. La siguiente jugada, a cargo del Real Betis sí terminó en una infracción en el vértice del área, pero el cobro no tuvo consecuencias.

    En el 42’, Juanmi se marchó solo hacia el arco de Courtois, pero en una carrera tremenda, Militão logró alcanzarlo y bloquearlo a tiempo. Una jugada que daba indicios de la tan anhelada recuperación del brasileño, cuya irregularidad había sido la pauta de los últimos encuentros. Dos minutos de añadido, desarrollados en el área bética, no movieron la pizarra. La posesión fue para el Real Betis, con 51%, igual que los remates, siete por cinco, pero solo uno por cada lado, bajo los tres palos.

    La segunda mitad comenzó con dos cambios: Casemiro y Kroos dejaron sus lugares a Valverde y Camavinga.  A segundos de comenzar a rodar el balón, Latre pitó una una patada de Sabaly a Vinícius. En el 50’, Carvajal habilitó a Benzema que estrelló el balón en Rui Silva, sin que Rodrygo lograra conectar el rechace con comodidad. Tal vez, la más clara de los merengues hasta el momento. Dos minutos más tarde lo volvió a intentar el francés, pero su remate salió desviado por poco.

    El juego se desarrollaba casi exclusivamente en terreno verdiblanco. Transcurridos diez minutos, por fin el Betis se lograba internar en campo merengue, pero pronto volvía a perder el balón. Los cambios introducidos por Carletto le habían dado mayor dinamismo al Madrid. Marcelo salía a calentar en la banda para ingresar a lo que, tal vez, sería su despedida del club y el Bernabéu le dedicaba una ovación.

    Camavinga estuvo cerca, al 58’, pero Rui Silva controló su disparo, a pesar de la dificultad añadida por el ligero desvío en un defensor. Cuatro minutos después, Alberto Moreno se escapó por la izquierda, pero su centro fue mal rematado por Juanmi. En el 62’, salieron Guardado y Willian José para que entraran Rodri y Carvalho.

    Al 65’, Vinícius lo intentó de nuevo, de cabeza, pero Bartra despejó al córner, que se cobró sin consecuencias. En el 68’, salieron Modrić, Rodrygo y Mendy para que ingresaran Ceballos, Isco y Marcelo. Ancelotti completaba así sus cinco cambios y el Bernabéu ovacionaba a su capitán. Del lado bético, al 73’, salieron Juanmi y Fekir, para que entraran Joaquín y Borja Iglesias. Dos minutos después, llegó la última pausa de hidratación cuando el ritmo del partido había decaído sustancialmente.

    En el 81’, Vinicíus le dejó una ‘espaldinha’ a Benzema, pero su remate final se fue ligeramente desviado. Dos minutos después, otra jugada de ‘pillo’ del brasileño, tampoco pudo ser aprovechada por el francés. Sabaly seguía haciendo de las suyas y, al 84’, se ‘llevaba puesto’ a Camavinga, llegando a pisarle la mano. Al detenerse las acciones, Pellegrini sacó a Canales y le dio entrada a Trello. Al 86’, una contra culminada por Borja Iglesias y Joaquín no tuvo un buen remate final, a pesar de que el capitán se encontraba solo frente a Courtois. Sin duda, la más clara de los visitantes.

    Cuatro minutos de añadido fueron concedidos por el arbitraje. La mejor opción de gol en ese tiempo corrió a cargo de Benzema, que conectó de cabeza un centro de Marcelo. A pesar de sufrir un ligero desplazamiento, el francés no protestó y los campeones de LaLiga y la Copa del Rey firmaron las tablas. La mejor noticia, para el Madrid, la ausencia de bajas para la finalísima de París donde irán por la 14. Se cierra la rueda en el más que exitoso torneo local de los merengues.

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -
    P