More

    Tchouaméni: “Es un sueño, el Real Madrid es el mejor club del mundo”

    La rueda no para el vigente campeón de Europa. Apenas veinticuatro horas habían transcurrido de vivir no pocas sensaciones y destilar más de una lágrima en la emotiva despedida al capitán Marcelo Vieira.  Con esas emociones aún presentes a flor de piel, ahora llegaba el turno de recibir a uno de los flamantes fichajes para la próxima temporada.

    Aurélien Tchouaméni, objeto del deseo de los grandes del continente, en especial del PSG, era presentado como nuevo portador de la casaca merengue. Una contratación trabajada desde hace bastante tiempo. Sin embargo, de no ser por el deseo del jugador, haciendo oídos sordos a los cantos de sirena desde París, no se habría concretado. El poderío económico de Catar no pudo interponerse en esta oportunidad. Aunque parezca mentira, aún quedan jugadores para los que el dinero no lo es todo y el nacido en Rouen, Normandía, es una prueba de ello.

    Una vez finalizados los actos previos, el francés, que también ostenta la nacionalidad camerunesa, atendió a los medios de comunicación. El escenario no podía ser otro que el de la Ciudad Real Madrid. En sus primeras palabras, durante la presentación junto al presidente del club, Florentino Pérez, el mediocentro ya había sorprendido a todos con un discurso corto en un muy buen español. Posteriormente, en la rueda de prensa, alternó el francés con la lengua de Cervantes, acompañado del director de Relaciones Institucionales, Emilio Butragueño.

    Comenzó hablando de sus sensaciones y motivaciones: “Estoy muy contento de estar aquí. Es un sueño, el Real Madrid es el mejor club del mundo y vamos a trabajar mucho para continuar con la historia del club […] Tuve la oportunidad de decidir y elegir, pero cuando supe que el Real Madrid estaba interesado en mí, no lo dudé ni un minuto. Quiero dejar huella y el Real Madrid es la mejor decisión para mí”.

    De las conversaciones con los que, a partir de ahora, serán no solo sus compañeros de selección, sino también de club, apuntó: “Es verdad que he tenido la suerte de hablar con ellos. Camavinga me habló cuando vimos lo que salía en prensa. Él ha mejorado mucho en este año en el mejor equipo del mundo. Karim es el mejor jugador del mundo y tengo la suerte de jugar con él. Cuando comenzaban a avanzar las negociaciones, me escribió y ofreció su ayuda”.

    Aurélien aclaró con total naturalidad las informaciones que circularon en torno a su fichaje. El interés de otros equipos y, en particular, del PSG y Mbappé fueron abordados sin medias tintas: “Sinceramente había hablado con otros equipos. Pero siempre esperaba la llamada del Real Madrid. Cuando se dio, no lo dude ni un momento y hablé con mi agente y club para encontrar el mejor acuerdo para todos […] Kylian decidió quedarse en PSG y él sabía que yo seguramente me iba a marchar. Quiso saber si yo podía ir al PSG, pero él sabía que mi primera opción era el Real Madrid. Yo tengo ahora que demostrar mi calidad en los entrenamientos, pero tengo muchas ganas de hacerlo”.

    En cuanto a sus características y posibles aportaciones al juego, señaló: “Puedo aportar inteligencia, pases, recuperaciones y el nivel físico. Todos estos aspectos van a ayudar al equipo […] Desde pequeño he jugado con dos mediocentros. En un 1-4-3-3, tal vez, mi posición sea la de ‘seis’, o la de ‘ocho’. Tengo la capacidad para hacerlo en los dos puestos, pero no tengo problemas en jugar más atrás o más adelantado”.

    Asimismo, habló de cómo vivió las remontadas del club en su periplo hacia la obtención de la decimocuarta: “Cuando vi los partidos, le escribía a mi agente para que por favor hiciera todo lo posible para ir al Real Madrid”.

    Es conocido su empeño en analizar los partidos y sus jugadas. Aurélien aclaró de donde ha tomado el ejemplo: “Intento inspirarme en la cultura estadounidense. Gente como Kobe Bryant o Michael Jordan. Son leyendas que siempre daban lo máximo, intentando perfeccionar su juego. Nunca puedes creer que, con lo mínimo, vas a conseguir éxitos. Hay que dar todo en el día a día”.

    No se mostró preocupado por el costo de su traspaso: “Eso no me corresponde a mí. Yo intento hacerlo lo mejor en el campo. Los números son cosas entre clubes. Con el mercado actual, no es igual que antes. Pero, sinceramente, no voy a hablar del precio de mi fichaje. No me interesa nada”.

    También habló de Casemiro: “Tiene una carrera excepcional. Yo de joven veía los partidos del Madrid y me he inspirado mucho en jugadores que han sido ‘seises’. Si algún día gano cinco Champions como él, querrá decir que no lo he hecho mal”. Asimismo, demostró estar consciente de cómo es el tema de los ‘minutos’ en el Madrid: “Esto es un desafío. Yo no pienso sólo en el Mundial, eso es en noviembre. Mi cabeza está en el Real Madrid y, aunque en otros equipos podía tener más minutos garantizados, esto es un desafío”.

    En cuanto a la razón para elegir el dorsal 18, aclaró con simpleza: “He vestido el ‘ocho’ durante muchos años, pero aquí lo tiene Kroos. Cuando llegué pregunté qué dorsales había disponibles, me dijeron que estaba el 18 y lo elegí por ser lo más parecido al 8”.

    Acerca de su impresión al ver las vitrinas y las catorce Champions, hizo gala de ambición: “Ahí ves que este es el mejor club del mundo. Hablé con el presidente y estamos de acuerdo en que debemos buscar nuevos títulos, aún más desafíos. Lo he dicho antes, vamos a seguir trabajando para conseguir más títulos”.

    Tchouaméni aseveró cuáles son sus ídolos. Uno de ellos, será su compañero en la plantilla: “Evidentemente Zidane, que es un icono del Real Madrid. Tengo muchos recuerdos del Mundial de 2006, donde pese a que perdiésemos la final, hizo unos partidos increíbles. También me he fijado mucho en Benzema. Son mis ídolos”.

    Para finalizar, nada mejor que la conversación mantenida con el que será su técnico, Carlo Ancelotti: “Le escribí hace unas semanas, durante las negociaciones, para saber qué pensaba él. Me dijo que si quería seguir creciendo como jugador y convertirme en uno de los mejores centrocampistas del mundo, tenía que venir al Real Madrid. Cuando se cerró mi fichaje, me transmitió todo lo contento que estaba”.

    Una rueda de prensa amena, donde Tchouaméni no tuvo reparo alguno en abordar cualquiera de los temas a los que fue sometido. Con solvencia y aplomo respondió las preguntas relacionadas con su fichaje y las intentonas del PSG, en particular, las de Kylian Mbappé. Además, dio una exhibición de inteligencia en sus palabras que también se manifestó en la escogencia del idioma para hacerlo. El español afloró como un gesto de cortesía y educación hacia su nuevo club y país, pero no quiso abusar y acudió a su lengua natural para las contestaciones difíciles. Un criterio similar al que demuestra sobre el terreno de juego y en su día a día al analizar su desempeño. A la luz de su primera interacción, pinta muy bien esta nueva incorporación.

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -
    P