More

    Opinión| Mayoral demuestra elegancia en el debate de la delantera

    La delantera del Real Madrid lleva tiempo dando de qué hablar y, en las últimas semanas, el tema se ha acrecentado. El club viene de una temporada de ensueño, con LaLiga 35, la Decimocuarta Champions y otra Supercopa de España. Pero, el golpe que significó el recular de Mbappé, dejó huella. El aficionado clama por un ‘nueve’ que pueda servir para dar descanso a un Benzema que se enfrenta a una temporada congestionada. Su regreso a la selección francesa ha ocasionado que su carga de partidos se vea incrementada y, además, hay un Mundial de por medio. En pleno debate, la figura de Borja Mayoral asoma con la típica fuerza de un canterano de La Fábrica.

    Desde el club y, en particular, su técnico Ancelotti, han dado la plantilla por cerrada. Algo a lo que el aficionado se resiste, al menos, en el apartado de la delantera. El italiano planteó la figura de Eden Hazard, como falso ‘nueve’, para darle descanso a su estrella. Sin embargo, por mucha fe que se le tenga al resurgir del belga, el sentimiento de muchos es que no es suficiente.

    En la posición natural de ‘killer’, el Madrid contaba con Luka Jović, Mariano Díaz, Borja Mayoral y el juvenil Juanmi Latasa. Con el serbio ya se consumó su traspaso a la Fiorentina. Sin embargo, el tema Mariano sigue como todos los años. Ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Así anda el tema y, para todos los que seguimos la actualidad del club, sería una sorpresa su salida. Cierto es que el dominicano tiene un contrato y está en su derecho de cumplirlo. Pero en su caso, la actitud demostrada camina por esa delgada línea entre lo legal y lo moral. Ofertas no le han faltado, pero las negociaciones no han llegado a buen puerto y ha jugado con los tiempos para seguir enquistado en una plantilla donde no ha logrado convencer a ningún entrenador.

    El caso de Latasa es otro, pues se trata de un juvenil con un perfil del que carece el Madrid y que es del gusto del entrenador. Alto, de 1,92m, que va muy bien de cabeza, pero que también tiene un buen manejo con los pies. El típico perfil para hacer frente a minutos finales de partidos complicados, donde abundan los ‘centros a la olla’.

    Finalmente, tenemos el caso de Borja Mayoral. Una situación que es digna de mención. Si algo ha demostrado este chico, es que su paso por prácticamente todas las categorías de La Fábrica, desde el Alevín B, en 2007, ha calado en él y muy bien. Su deseo de quedarse en el Madrid y su amor por la entidad siempre han estado sobre la mesa. Eso sí, en ningún momento ha demostrado actitudes ‘tipo Mariano’, o ‘tipo Bale’. Todo lo contrario.

    En enero, rompió su cesión con la Roma y recaló en el Getafe. Ahí, cerca de su lugar de origen, Parla, comenzó su particular renovación de energías, tras un primer año muy bueno en la Roma, que se vio truncado con la llegada de Mourinho. Luego, en el mes de abril, habló de su posible retorno a la disciplina madridista. En ese entonces, manifestó: “Ese tren no se me ha escapado aún, ni mucho menos. Me queda un año de contrato con el Real Madrid. Ya me he asentado en la élite y he cumplido muchos sueños. Pero me quedan muchos por cumplir y tengo mucho tiempo para demostrar cosas. Jugar en el Madrid es uno de esos sueños y puede suceder en algún momento. Me tienen en cuenta. Me cabreo a veces con tanta cesión, pero quiere decir que no me dejan escapar fácil”.

    Ciertamente fueron unas cuantas cesiones: Wolfsburgo, Levante, Roma y Getafe. Lamentablemente, para él, en las posibilidades de quedarse y asentarse, al menos como suplente, siempre hubo circunstancias que alteraron los planes. Cuando más cerca estuvo, en la época de Zidane, sorprendentemente se fue cedido y, al poco tiempo, también salió Jović, su principal oponente. Ahora, el serbio salió primero, pero la figura de Mariano y el eterno culebrón de su salida se interponen.

    A Borja Mayoral no le faltan ofertas, especialmente desde la Serie A, el Celta y el Getafe, siendo este último uno de los mejor posicionados. Sin embargo, en recientes declaraciones a la COPE, su agente, Alejandro Camaño, señaló: “El mejor colocado es el Madrid, que es la ilusión de Borja. No hemos cerrado nada de nada y seguimos escuchando cosas que pasan en el mercado […] La situación de Borja es especial y la realidad es que seguimos escuchando a equipos, pero siempre contemplando la posibilidad de quedarse en el Madrid”.

    Por si esto fuera poco, Camaño agregó: “Borja es un madridista muy convencido. Ha decidido de forma personal jugarse el todo por el todo, para que esta última oportunidad que tiene en su vida se pueda producir y pueda llegar a ser feliz con el Real Madrid. Pero no depende sólo de él, también del Real Madrid. Él ha querido estar en la pretemporada y Ancelotti lo trata espectacularmente bien. El club siempre ha tenido mucho cariño por él y los compañeros le dan mucha confianza. Cuando la pretemporada termine, estará en disposición de tomar una decisión”.

    En resumen, el chico no puede ya ser más específico y claro. Su deseo es convencer al entrenador y, por ello, se ha sumado a la pretemporada. Es madridista y quiere quedarse, pero no por ello va a ser un problema. Ofertas tiene y, si debe salir, va a salir. Probablemente el lector piense que afuera hay opciones mejores en el mercado. Pero yo preguntaría si demostrarían el mismo afán y dedicación de un canterano que está haciendo todo lo posible por triunfar y demostrar.

    Por otro lado, no hay que olvidar que su primer año de cesión en la Roma fue muy bueno. En ese momento, participó en 45 encuentros: 31 en la Serie A, 13 en la Europa League y uno en la Copa Italia. En esa 20/21, combinó titularidades con suplencias a lo largo de 2.299 minutos, además de 17 goles y siete asistencias. Nada más y nada menos que casi una participación de gol por partido (una cada 96 minutos para ser exactos).

    A sus 25 años, y con la experiencia que ha ido adquiriendo, Mayoral tiene todo un mundo y una carrera por delante. Como él mismo dijo, en sus ya mencionadas declaraciones de abril: “Cuando sales cedido siempre te están esperando a ver qué haces. Hay presión siempre. Luego maduras. Yo con la salida al Wolfsburgo y después al Levante ya adquirí experiencia. Dejé de ser un niño o una promesa”.

    Si Ancelotti decide darle la oportunidad, lo más probable es que se encuentre con un chico que, a su talento, suma las ganas de triunfar del canterano. El propio Mayoral ha señalado cuál es su filosofía: “Siempre hay que estar alerta porque el fútbol no tiene memoria. La única fórmula es trabajo y humildad”. Así que, el italiano tiene también la oportunidad de incorporar, a sus filas, a un talento que cumple con uno de los aspectos que a él tanto le ha dejado huella en el club: “La diferencia entre el Madrid y los demás es que los jugadores del Madrid son madridistas”.

    En cuestión de horas seguirá rodando el balón, en la pretemporada, con el encuentro frente al Club América. Luego, en pocos días, llegará el cruce con la Juventus. Serán oportunidades para que tanto Mayoral, como Ancelotti sigan interactuando y se llegue a la toma de decisiones. En lo que respecta a quien les escribe, ojalá y el chico pueda demostrar y ambos entenderse. Particularmente, me apetece ver a otro canterano dar el todo por el todo en la primera plantilla, sobre todo, en una posición como lo es la delantera.

    - publicidad -
    - Publicidad -
    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P