LaLiga toma medidas tras los insultos racistas a Vinicius

El derbi en el que el Real Madrid se llevó la victoria por 1-2 en el Atlético de Madrid estuvo marcado por la polémica antes incluso de que la pelota comenzará a rodar. Todo comenzó durante la semana previa donde el capitán del Atlético de Madrid afirmó unas declaraciones curiosas en caso de que Vinicius Junior bailará en el derbi madrileño.

La patronal de los clubes va a remitir a la Comisión Anviolencia, un escrito de denuncia reseñando los insultos que se cometieron por cientos de aficionados sobre Vinicius Junior, incluso los cánticos que se realizaron fuera del estadio, en los que se escucharon unos feos cánticos hacía el brasileño.

No solo quedó esto fuera del feudo rojiblanco, sino que los gritos se trasladaron al interior del Cívitas Metropolitano y estos volvieron a retumbar sobre el delantero del brasileño, que finalmente sí bailo. Tras el gol de Rodrygo ambos bailaron mientras que la afición del Atlético de Madrid respondió con una sonora pitada e insultos.

Tanto los cánticos dentro y fuera del estudio se estudiarán a través de la Comisión Antiviolencia. Las sanciones serán tanto para el club y para los aficionados que pueden llegar a recibir estos una multa que va desde los 150 a 650.000 euros, dependiendo de si el organismo dictamina que la falta es considerada leve, grave o muy grave. Para el club podría suponer el cierre del estadio, aunque en esta última la posibilidad es mucho menor.

P