More

    Opinión| La necesidad de tener un mediocampo fuerte

    El Athletic se vio incapaz de superar al Huesca, perdiendo la oportunidad de luchar por un puesto que le diese acceso a competiciones europeas para la siguiente temporada. Su rival, que se juega la permanencia en las últimas jornadas, pudo llevarse tres puntos vitales que le permite salir de las tres últimas plazas, en un partido que no le supuso demasiados problemas.

    Fue un encuentro especialmente flojo para los bilbaínos, en el que aquellas buenas sensaciones que se dieron ante el Atlético y el Sevilla, desaparecieron. En especial, la zona que más sufrió fue la línea de cuatro del centro del campo, siendo Mikel Vesga el que peor lo pasó.

    No fue el día del de Vitoria, que se vio superado constantemente por las acometidas rivales. Sus compañeros, tampoco estuvieron especialmente finos, sin poder elaborar grandes ocasiones para los jugadores más ofensivos. Desde el banquillo, Marcelino optó por modificar el doble pivote en la segunda parte, un cambio que se produce en la mayoría de los partidos. El de Villaviciosa, pese a llevar varios meses en Bilbao, sigue sin encontrar una pareja en el medio campo, cambiándola constantemente durante y después de cada encuentro.

    Con Garitano, pese a ser un estilo diferente, la situación era similar: un equipo que sufría atrás y que era incapaz de generar ocasiones en varios partidos. Con todos los fallos que se pueden achacar al anterior entrenador en los últimos meses, las carencias siguen siendo las mismas.

    Ante esa necesidad de reforzar la medular, se han especulado varios nombres en las últimas semanas. Los dos más sonados son Javi Martínez y Moncayola. El primero ha ido perdiendo protagonismo paulatinamente en el Bayern. Pese a su edad, sería capaz de realizar labores de contención en lugar de Vesga o Dani García. El segundo, está realizando un año excepcional en Osasuna y en la Selección Sub-21, aunque no parece que sea probable que se realice un desembolso de 12 millones de euros, especialmente en los actuales tiempos de pandemia.

    De cualquier manera, ya sea fichando a un jugador o apostar por alguien de las categorías inferiores como es el caso de Zarraga, que ya ha jugado varios partidos con el primer equipo, el club necesita reforzar la plantilla para poder aspirar a estar en la parte alta de la tabla.

    - publicidad -
    - Publicidad -

    + Noticias

    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P