More

    Los momentos de Ibai en el Athletic tras cerrar su segunda etapa

    Ibai Gómez quedó finalmente desvinculado del Athletic Club en una marcha que ocurriría tarde o temprano en el actual verano. Por la competencia en el puesto y por las preferencias de Marcelino, el jugador, tras un acuerdo con la directiva, ha quedado libre.

    El extremo llegó por primera vez al primer equipo en 2010 tras subir desde el Bilbao Athletic. En el mercado de verano aterrizó en Bilbao tras su paso por el Sestao River. El entrenador de aquel entonces, Joaquín Caparrós, mostró su agrado por incorporar a sus filas al bilbaíno.

    Su debut se produjo en San Mamés, aunque fue un inicio completamente amargo. En la jornada 7 de la temporada 2010-11, los vascos jugaban como locales ante el Zaragoza. En el minuto 66, saldría desde el banquillo de suplentes por Gaizka Toquero, pero no estaría mucho tiempo en el terreno de juego. Una grave lesión en la rodilla le obligó a retirarse pocos minutos después, siendo sustituido por Igor Martínez.

    No reaparecería hasta pasados varios meses después de aquella lesión, ante el Deportivo de la Coruña, en los últimos partidos de la temporada. Su segundo año, pese a no contar para el técnico, empezó a coger peso hasta hacerse con la titularidad en la segunda mitad de la competición. Además, se estrenó como goleador tras anotar al Schalke 04 en aquella Europa League en la que quedaron finalistas.

    Su impresionante zurda, con la que realizaba extraordinarios centros y ayudaba a generar ocasiones a balón parado, le sirvieron para estar en los mejores años de la historia moderna del club. Además de la final de Copa del Rey y de la Europa League de 2012, tres años después llegaría finalmente otra final copera. Tras tres finales consecutivas perdidas, finalmente, ese mismo año, pudo celebrar la consecución de la Supercopa ante el Barça de Luis Enrique.

    El calvario de las lesiones volvería, y tras estar más de medio año sin jugar, se cerró su primera etapa en la entidad en 2016. Tras obtener la carta de libertad, decidió irse al Deportivo Alavés, donde estaría tres años. Su amor por el Athletic le motivó a volver, y tras el pago de tres millones de euros, volvió a vestir la camiseta rojiblanca.

    Sin embargo, esta segunda etapa no fue como esperaba. Siendo usado en el sistema de rotaciones, su presencia en el campo se fue diluyendo poco a poco hasta el punto de no ser incluido en las convocatorias. Finalmente, entraría en los planes de Marcelino tras las dos finales perdidas ante la Real Sociedad y el Barça para dar descanso a los titulares.

    Ante la petición del entrenador asturiano de reducir la plantilla, Ibai ha sido uno de los descartes realizados. En sus dos periodos como futbolista rojiblanco, ha disputado 193 partidos en nueve temporadas, logrando 18 goles y 27 asistencias.

    - publicidad -
    - Publicidad -

    + Noticias

    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P