Cronología de una debacle anticipada: Triplete, contigo empezó todo

La derrota del Fútbol Club Barcelona ante el Bayern de Munich por 2 a 8 abre un punto de inflexión en la historia del club blaugrana y los aficionados buscan los motivos que se esconden detrás de esta decadencia en todos los aspectos del Barça.

Se esconden muchas razones que indican lo sucedido ante el conjunto bávaro, pero la cronología de los acontecimientos ha mostrado que el Barcelona entró en decadencia tras la consecución del ‘triplete’ en 2015 de la mano de Messi, Suárez y Neymar.

TEMPORADA 2014-2015

El cuadro blaugrana entró a la campaña 2014-2015 con un cuadro tocado por las lesiones, el fallecimiento de Tito Vilanova, la corrupción, el ‘caso Neymar‘ y un rendimiento deportivo lejos del mejor Barça. Sin embargo, se realizaron fichajes para reactivar la pésima situación en la que se encontraba el conjunto catalán. El fichaje de Ter Stegen, Luis Suárez e Iván Rakitic fueron claves para terminar esa temporada con éxito. Sin embargo, la figura más importante fue la de Luis Enrique, que logró sacar el máximo rendimiento de la plantilla a pesar de los problemas internos.

El curso comenzó como terminó en la 2013-14 con muchos altibajos, problemas internos en el vestuario y un rendimiento muy por debajo de lo esperado. En enero cambia todo, se decide que por el bien del equipo se dejarían las diferencias a un lado para buscar el objetivo, el ‘triplete‘. Se consiguió dicho objetivo, pero se trató de un espejismo. Josep María Bartomeu fue criticado duramente por su gestión, poca capacidad de liderazgo y su ‘falsa presidencia’ en el club, pues Sandro Rosell fue condenado y tomó su relevo. Las elecciones de 2015 marcarían el comienzo de la decadencia del Barça, Bartomeu conseguiría ganar por mayoría absoluta ante Joan Laporta gracias a la consecución del ‘triplete’. Dicha victoria generó muchas disputas en la masa social del club, pues todos los escándalos relacionados con la junta de Rosell a la que perteneció Bartomeu fueron tapados con un enorme éxito deportivo.

TEMPORADA 2015-2016

El curso comienza en una línea parecida a como se finalizó la anterior campaña, con victorias y buen juego. Sin embargo, los futbolistas consiguieron tener más poder en las decisiones del club. El Barça acabaría la temporada con un doblete nacional: Liga y Copa. En la Champions League caerían ante un gran Atlético en cuartos de final. Los signos de decadencia no eran tan evidentes, pues el cuadro azulgrana seguía dominando pese a la eliminación de la Champions.

TEMPORADA 2016-2017

Los signos comienzan a ser evidentes, varios futbolistas no muestran el compromiso y el rendimiento que acostumbraban a dar en sus mejores años. Luis Enrique se dio cuenta de ello y decidió dejar el equipo al final de temporada.

En líneas generales la escuadra barcelonesa tuvo un nivel de juego irregular. Leo Messi sería clave en la lucha por LaLiga. Sin embargo, el Real Madrid culminaría una gran temporada con un doblete: Liga y Champions. Por otro lado, el Barça levantaría la Copa Del Rey con un final de temporada decepcionante. Los octavos de final ante el PSG fue el primer aviso serio del problema estructural del club y el problema de las ‘vacas sagradas’. En la ida,  el Paris Saint-Germain conseguiría una abultada victoria por 4 a 0 en el Parc des Princes. La vuelta sería histórica, el Barcelona conseguiría la mayor remontada en la historia de la Liga de Campeones tras ganar por 6 a 1 a los parisinos y pasar a la siguiente ronda. Esto taparía simultáneamente lo sucedido en la ida.

No obstante, llegarían los cuartos de final y el Barça una vez más caería por 3 a 0 ante una Juventus que fue superior por compromiso y actitud.  Los fantasmas del PSG volvían y Luis Enrique acabaría desquiciado con sus pupilos. Los rumores de que varias vacas sagradas achacaron al asturiano sus decisiones tácticas y la inclusión de Jeremy Mathieu en el once inicial avivaron los problemas dentro del vestuario azulgrana. Luis Enrique decidió marcharse tras el fracaso europeo. Al mismo tiempo el equipo envejecería con el paso de los años.

Al término de la campaña, el candidato a la presidencia (2010,2015) Agustí Benedito lideraría una moción de censura contra Josep María Bartomeu por la grave crisis de carácter institucional que estaba pasando el club catalán. La moción de censura no prosperó y todo siguió por su cauce, hacia la debacle total.

TEMPORADA 2017-2018

Con la inesperada marcha de Neymar Jr. al PSG por 222 millones de euros gracias al pago de su cláusula de rescisión. Bartomeu se encontró contra las cuerdas una vez más por su mala gestión deportiva. Se realizaron los fichajes de Coutinho por 120 millones y Dembélé por 105 millones para paliar la marcha de la superestrella carioca. La llegada de Ernesto Valverde supondría el final de la época dorada para el Barça y la pérdida total de la identidad en el estilo de juego del club para apostar por un equipo sólido a nivel defensivo gracias a un cambio táctico de 4-3-3 a 4-4-2.

No obstante, ante todo pronóstico  y gracias a la solidez colectiva los culés consiguieron levantar LaLiga y la Copa con una aplastante victoria. El Real Madrid realizó una pésima campaña en la competición doméstica. La identidad del Barça que caracterizó al equipo durante las últimas tres décadas desapareció por las limitaciones que tenía la plantilla. Vendría una de las noches más oscuras del Barcelona en los cuartos de final ante la Roma. En la ida ganaría por 4 a 1 ante los italianos. Un resultado muy injusto para los italianos que disputaron un gran encuentro pese al abultado marcador. En la vuelta serían totalmente superados por un equipo inferior y caerían estrepitosamente por 3 a 0 ante la Roma en unos de los partidos más atípicos en la historia reciente del club.

El equipo mostró una gran fiabilidad a lo largo del curso, pero una vez más en la máxima competición europea caerían duramente. Un sector de la masa social del club se opuso a que la junta de Bartomeu siguiera al mando del club, pues se estaba adentrando en un círculo vicioso de derrotas sin apenas reacción y cambios importantes dentro de la plantilla. Fue el primer serio aviso de una plantilla envejecida y acomodada. La directiva no reaccionó a la propuesta de moción de censura de un sector de la masa social del club. Era el momento para realizar cambios importantes, pero se decidió por enésima vez confiar en las piezas claves del plantel blaugrana.

TEMPORADA 2018-2019

Un impresionante Leo Messi dejaría al Barcelona con opciones de conseguir en el tramo final de la temporada. El nivel colectivo del equipo fue nefasto. Los fichajes más caros en la historia del Barça: Coutinho y Dembélé no pudieron asentarse por las lesiones y poca continuidad. Esto provocó que muchos aficionados culés criticaran duramente los inapropiados fichajes de ambos jugadores y el malgasto de la herencia deportiva y económica de Joan Laporta.

El estilo de juego que tanto caracterizó al Barcelona quedó plenamente atrás y solo el líder del PepTeam, Leo Messi, consiguió elevar el nivel del equipo y levantar LaLiga. Llegarían las semifinales de Champions tras conseguir sobrepasar a un Manchester United débil en cuartos y Lyon en octavos gracias a las grandes actuaciones de Ter Stegen y Messi. En las ‘semis’ se enfrentarían al Liverpool de Klopp, uno de los equipos más en forma de Europa y subcampeón de la Champions. La victoria por 3 a 0 en la ida en el Camp Nou fue un espejismo, el Liverpool fue ampliamente superior en todos los aspectos del juego, pero la fortuna y un Messi descomunal llevaron al Barcelona en volandas para disputar la vuelta en Liverpool.

El guión del segundo partido de la eliminatoria en Anfield fue el mismo, el Liverpool aplastó tácticamente, físicamente y colectivamente al Barcelona y acabaría derrotando por 4 a 0 para remontar la eliminatoria y posteriormente levantar la orejona ante el Tottenham. El cuarto gol del Liverpool tras un saque de córner fue el último gran aviso de los urgentes cambios que necesitaba la entidad culé de cara a los próximos años. Esta vez la directiva del Barcelona quedó tocada, pues era la tercera vez en tres años en las que el Barça cae estrepitosamente en la Champions League, pero las Ligas maquillaron este declive y con un Real Madrid en plena transición tras la marcha de Cristiano Ronaldo y Zinedine Zidane.

Cabe señalar que el nivel LaLiga ha decaído seriamente en el último lustro y Europa es testigo de ello. El Real Madrid consiguió tapar ese agujero con las tres Champions consecutivas (2016, 2017,2018), pero el fútbol español se encontraba en una caída sin frenos. El renacer de los equipos ingleses amenazaban la dominación española durante la última década. El Barça finalizaría la temporada desmoralizado tras la dura derrota y perdería la final de la Copa ante el Valencia.

TEMPORADA 2019-2020

La vigente temporada marca un punto de inflexión en la historia reciente del cuadro blaugrana. El fichaje de Antoine Griezmann por 120 millones, la cesión de Coutinho al Bayern, las constantes lesiones de Dembélé y el despido de Valverde. Esta temporada llegaría una de las sensaciones de la temporada anterior, Frenkie de Jong y emergería una temporada promesa, Ansu Fati.

Un plantel envejecido y una directiva sin una planificación deportiva provocaron graves problemas internos y en el terreno de juego. El rendimiento fue pobre a lo largo de la temporada. El momento clave del curso fue el cese de Valverde tras perder ante el Atlético en las semis de la Supercopa de España. Posteriormente, el director deportivo, Eric Abidal, realizó unas declaraciones en las que criticó el desempeño y compromiso de la plantilla. La relación entre los futbolistas y la directiva se rompe por completo. La crisis institucional del club es insostenible.

Las vacas sagradas confiaban en Valverde, pero los malos resultados y la muy famosa ‘poca intensidad en los entrenamientos’ ponían a los futbolistas en el punto de mira e incluso fueron criticados duramente por acomodarse a costa del equipo. Llegaría Quique Setién con una idea de juego muy parecida al tan caracterizado ‘cruyffismo‘ y seña de identidad blaugrana. Nada cambiaría. Varios futbolistas se mostrarían reacios con las decisiones técnicas del nuevo entrenador.  Los malos resultados y un sólido Real Madrid arrebatarían el título liguero a los catalanes que tendrían su última bala en la Champions.

El momento llegó, el Barça consiguió ganar la vuelta a puerta cerrada ante el Nápoles por 3 a 1 en el Camp Nou con una gran actuación de Messi, pero pésima a nivel colectivo. El Bayern se clasificaría a los cuartos tras derrotar con gran superioridad al Chelsea por 7 a 1 en el marcador global.

Llegó el día de la derrota más dura en la historia del Barça en Champions. El Bayern le endosó ocho tantos con dos goles y una asistencia de Coutinho (cedido en el Bayern), el fichaje más caro en la historia del Barcelona. Una derrota histórica que ha causado una gran conmoción en el fútbol mundial. Las imágenes al final del partido mostraron el abatimiento de los futbolista en lo que supone el final de un ciclo y con la necesidad de cambios estructurales en Can Barça.

Gerrard Piqué se mostró contundente en la entrevista post-partido tras la derrota: «Un partido horrible, una sensación nefasta. Vergüenza es la palabra. No se puede competir así, no se puede ir así por Europa. No es ni la primera, ni la segunda, ni la tercera vez, es muy duro. Espero que sirva de algo, el club necesita cambios. Nadie es imprescindible. El primero que me ofrezco soy yo, que si tiene que venir sangre nueva y cambiar esta dinámica, soy el primer en irme, en dejarlo, porque creo que ahora sí que hemos tocado fondo«.

La cronología de una debacle anticipada por un gran sector del barcelonismo ha llegado y el Barcelona necesita como entidad reestructurarse si quiere seguir en la élite europea. El margen de maniobra es corto. En septiembre comienzan las respectivas Ligas y la pandemia no le dará la flexibilidad económica necesaria para realizar contrataciones importantes. Lo cierto es que los culpables de la actual situación azulgrana residen en cuatro pilares:

  1. Los socios. Se tomaron decisiones en relación al famoso ‘resultadismo’ por encima de la sostenibilidad a largo plazo cuando se presentaron claros síntomas de una pésima gestión deportiva y económica del club.
  2. La prensa catalana. Durante años se ha defendido las decisiones y la gestión de la directiva sin realizar mucha autocrítica.
  3.  La directiva. La Junta de Bartomeu ha conseguido arruinar la mayor herencia futbolística y económica de la historia con una pésima transición deportiva y gestión institucional del club.
  4. La plantilla. Los futbolistas han tenido demasiado poder en las decisiones de los dirigentes del club junto a un evidente declive con el paso de los años.

El comienzo de una nueva era es necesaria con unas elecciones que se efectuarán probablemente en 2021.

P