La mejoría defensiva del Celta de Vigo tiene un culpable

El Celta de Vigo, tras el empate a cero en Getafe, encadena ya tres partidos sin recibir ningún gol. La mejoría del conjunto olívico respecto a la primera vuelta no es casualidad. Los de Óscar García, tras la llegada de Jeison Murillo, vieron como se marcó un antes y un después en las filas viguesas.

Un muro defensivo

El Celta de Vigo, al finalizar la primera vuelta de LaLiga, sumaba un total de 29 goles en contra. En definitiva, el conjunto vigués era el quinto peor equipo en defensa. Todo ello cambió en el mercado invernal, tras una incorporación que le ha dado un lavado de cara a los de Óscar García. El 14 de enero se sumaba a la plantilla Jeison Murillo, cedido por la Sampdoria italiana. Desde su llegada, el Celta de Vigo no recibe apenas goles. Hasta la fecha, en nueve partidos solo ha permitido cinco goles, los mismos que el Getafe CF. Es más, en los últimos tres encuentros no ha recogido el balón de la red ninguna vez. Así pues, según una estadística de la cuenta de Twitter Afouteza e Corazón, Jeison Murillo es el defensa con mejor promedio del Celta de Vigo en el siglo XXI.

Un nuevo problema

A pesar de que el Celta de Vigo es el equipo menos goleado, junto al Getafe CF, de la segunda vuelta de LaLiga, sigue a un punto de descenso. ¿A qué se debe esto? Sencillo, al gol. El conjunto vigués ha encajado solo cinco goles, pero ha anotado seis. Así pues, la cuota goleadora de los de Óscar García es preocupante para luchar por la permanencia. Si es cierto que la llegada de Fiódor Smolov ha sentado bien al equipo y que Iago Aspas está volviendo a su nivel, pero no basta. Sin embargo, ya son cuatro las jornadas que lleva puntuando el Celta de Vigo. Todos los equipos de la zona baja aprietan los dientes, algo que hace que aventurarse en quién descenderá sea una tarea complicadísima.

P