More

    Un mercado de fichajes de primera para un Mallorca de Primera

    A las 23:43 del 31 de agosto apagaban las luces las oficinas de Son Moix. Después de un ultimo día de mercado frenético donde faltaba la firma del delantero que pedía Luis García Plaza, Pablo Ortells puso punto final al mercado estival tras la incorporación de Matthew Hoppe. En rasgos generales, un mercado que parecía que no iba a ser gran cosa por la situación que vivimos se ha convertido en uno de los mejores de la historia.

    La gran mayoría de los focos los acapararon los grandes clubes europeos. El no fichaje de Mbappé por el Real Madrid, la vuelta de Griezmann al Atlético, la llegada de Luuk de Jong al Barcelona… todo esto concretándose pasadas las 12 de la noche.

    Sin hacer mucho ruido, el trabajo del equipo de Pablo Ortells ha sido excepcional. El director deportivo, a esperas de que los fichajes muestren su rendimiento en el terreno de juego, ha hecho lo que tenía que hacer si el Mallorca quiere alcanzar la permanencia a final de temporada. Tanto en salidas como en llegadas, el castellonense demostró un gran nivel desempeñando su labor.

    Fichajes de calidad para la portería y la defensa

    Comenzando por la portería, se concretó la llegada de Dominik Grief en propiedad. El guardameta eslovaco ya había sonado para el conjunto balear, pero no fue hasta este mercado cuando se hizo oficial su incorporación. Con la salida de Miquel Parera, Grief ahora mismo es el segundo portero, pero parece estar listo para disputarle el puesto en el once a Manolo Reina, que cumple su quinto año en el club.

    En la defensa, se temía una posible salida de Martin Valjent, ya que el joven central parecía estar monitorizado por varios clubes europeos, pero finalmente seguirá en el club, siempre acompañado por Antonio Raíllo y últimamente por Franco Russo, que ha entrado en el once por las molestias que ha tenido el cordobés en este inicio de temporada.

    En los laterales ha habido dos incorporaciones muy importantes, una para cada costado. Pablo Maffeo, que llega a préstamo del Stuttgart, se ha asentado en el carril derecho nada más llegar, dejando a Joan Sastre un rol más secundario.

    Por otra parte, Jaume Costa, que llegó libre del Villarreal, sufrió una pequeña lesión en un principio y ahora se ha topado con un Brian Oliván pletórico. El ex del Cádiz está mostrando un nivel muy bueno en lo que llevamos de liga, anotando además un gol en la primera jornada, por lo que Jaume se tiene que ganar el puesto si quiere ser titular. Esto supone una mejora con respecto a hace dos temporadas, donde estaba Lumor, que no daba la fiabilidad que hasta ahora está demostrando Brian en lo que llevamos de curso.

    La medular mantiene su base

    El centro del campo, por otro lado, no presenta muchos cambios con respecto a las dos últimas temporadas con Salva Sevilla y Baba en el doble pivote, además de la irrupción de un Iñigo Ruiz de Galarreta que va ganando cada vez más protagonismo y un Antonio Sánchez que se está recuperando de su lesión. Además, se ha incorporado a Rodrigo Battaglia en calidad de cedido procedente del Sporting de Portugal, mediocentro curtido en Primera División gracias a su estancia en el Alavés.

    Estos han sido cambios que afectan en gran parte a la la faceta más defensiva del equipo, pero donde más movimientos ha habido es en la parte de arriba. Luis García Plaza cuenta con una gran cantidad de jugadores que puede combinar de diversas maneras según el partido, algo que ya ha mostrado en las tres jornadas anteriores.

    Muchas opciones para el ataque

    En primer lugar, para las posiciones de detrás del punta se adquirió a Kang In Lee a coste cero, se consiguió la vuelta de Take Kubo cedido del Real Madrid, se fichó a Amath Ndiaye después de que el año pasado jugase cedido… y todo esto sumado a los Dani Rodríguez, Mboula o Lago Junior. Hasta ahora parecía que los que iban a ocupar estos tres puestos eran Take, Dani Rodríguez y Mboula, pero sobre todo la llegada de Kang In supone que Luis García Plaza deberá darle otra vuelta para ver quien tiene un puesto en su once titular.

    La delantera por su parte ha sufrido un cambio radical. El único delantero que se mantiene de las temporadas pasadas es Abdón Prats. Primero llegó Ángel Rodríguez libre del Getafe, más tarde se anunció la cesión de Fer Niño procedente del Villarreal y en el último día de mercado surgió la opción de Matthew Hoppe, que en un principio había llamado la atención de clubes como Tottenham o Arsenal y que a poco tiempo del cierre firmó un contrato hasta 2025.

    Así, el Mallorca termina un mercado estival por encima de las expectativas. Además, este sentimiento se puede observar entre los aficionados, que solo tuvieron buenas palabras para el director deportivo cuando salió a hablar durante unos minutos en el canal oficial de Twitch del Mallorca.

    Todo esto, acompañado de los buenos resultados que ha habido hasta el momento, genera una sensación de que las cosas se están haciendo bien en todos los ámbitos, tanto en las oficinas como en el terreno de juego, algo que no se podía decir años atrás.

    - publicidad -
    - Publicidad -

    + Noticias

    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P