La reconversión de Álex Moreno, de delantero en el Barça a lateral

Álex Moreno está siendo una de las figuras fundamentales en los esquemas de Rubi, convirtiéndose en uno de los fichajes más rentables en relación calidad-precio. Además de su buen rendimiento, el lateral suma un gol y cuatro asistencias, números que muestran la importancia que tiene en la fase ofensiva de los verdiblancos. El catalán ha aprovechado una entrevista en el diario AS para hablar sobre diferentes temas de la actualidad verdiblanca.

Álex comenzó hablando sobre su buena adaptación tanto al equipo como a la ciudad desde que fue fichado por el Betis: “Estoy ubicándome en Sevilla, muy contento. El clima es increíble, tenemos en febrero 20-25 grados, y este equipo es una familia. La afición es especial. Me ha sorprendido mucho el Betis”, declaró.

El carrilero comentó la falta de resultados que acusa al equipo, pese a haber cambiado las sensaciones de juego del equipo respecto al dubitativo comienzo de temporada: “Los resultados no se están dando por un tema u otro, pero la dinámica de juego es buena. Ahora estamos más liberados. Rubi saca el mejor nivel y el mejor rendimiento de cada uno. Sólo falta acabar esas ocasiones que tenemos en gol. Si perdonas, en Primera te penaliza”, subrayó.

También, el exfutbolista del Rayo Vallecano comentó la jugada con la que pudo poner el 0-2 frente al Eibar y que no logró transformar: “Es verdad que cuando llegas desde atrás hay que darle pausa, porque vas revolucionado. En la segunda mitad tuve más tranquilidad y quizá centré mejor. Es mala suerte que tanto en Getafe como en Eibar no haya entrado el balón”.

Otro de los temas sobre el que habló el lateral fue Rubi, figura fundamental para la evolución de ambos laterales, Álex Moreno y Emerson, que suman nueve asistencias y cuatro goles: “Rubi ha sido fundamental para mí. Nos da mucha confianza. Se nota que nos ayuda. En Eibar se vio por ejemplo que nos sacaron muchos menos centros que a otros rivales desde el lateral. Se está haciendo algo bueno para que eso se haya mejorado. Creo que en defensa estamos bien, el buen trabajo tiene sus frutos”.

Por otro lado, el futbolista continuó hablando sobre la posición de lateral, donde ha encontrado su sitio tras haber jugado durante su carrera futbolística de extremo e incluso delantero:  “Estoy contento jugando ahí, la de carrilero-lateral es una posición muy buscada, también en la izquierda. En un equipo protagonista puedes tener profundidad”.

Antes de asentarse en el lateral, el jugador heliopolitano jugó en otras demarcaciones en la Masía, donde estuvo un año en el juvenil: “Sobre todo, de extremo. Incluso a veces de delantero, y metí algún gol. De lateral me puso Rubén Baraja algún partido en el Elche y luego en el Rayo. Llevo unos tres años en esa posición. Fue un año bonito, el tercero de juvenil. Ver que te ingresan en La Masía… se te abre una puerta impresionante. Aprendí muchísimo, entrené varias veces con Guardiola en el primer equipo. En el juvenil estaba Óscar García Junyent. Eusebio me dio la opción de poder quedarme en el B pero había otros por delante de mí, debía ganarme el puesto. Decidí irme a Segunda B con el Llagostera y seguir mejorando como jugador”.

Además, el carrilero durante esta temporada en las categorías inferiores del FC Barcelona conoció a varios de sus actuales compañeros en el Betis: “Pues por ejemplo con Tello, con Bartra, con Aleñá… Y te alegra poder compartir vestuario con excompañeros después de tantos años otra vez”, señaló.

Por último, Álex alabó a Joaquín, quien pasa por una de las mejores etapas de su carrera con 38 años: “Disfrutar al lado a Joaquín te hace mejor futbolista. A todos. Sabe cuándo tener la pausa, cuando subir. Da tranquilidad, ayuda mucho. Hay que dar las gracias al club por renovarle con 38 años. Parece que tiene 26 por cómo está jugando. Soy un afortunado por poder compartir estos momentos con él”, concluyó.

Mientras tanto, los de Rubi siguen preparando el choque frente al FC Barcelona, encuentro que se disputará el próximo domingo a las 21:00 horas en el Estadio Benito Villamarín.

P