More

    La vuelta de Carvalho y una posición más ajustada a la de Portugal

    El encuentro ante el FC Barcelona que se disputó ayer en el Benito Villamarín no dejó grandes noticias a los verdiblancos, quienes además de perder los tres puntos como locales, acabaron con un jugador menos en el terreno de juego, después de que su estrella, Nabil Fekir, fuera expulsado por causas muy rigurosas. Si bien esto es cierto, pocos minutos más tarde Clément Lenglet veía su segunda amarilla y volvía a igualarse el número de jugadores en ambos equipos, aunque no bastó para que los de Rubi se hicieran con el empate.

    Sin embargo, lo que pareció una noche decepcionante no trajo tan solo malas noticias para los verdiblancos, sino que también trajo consigo la vuelta de un jugador que está llamado a ser fundamental en la plantilla bética: William Carvalho. El portugués regresaba a las convocatorias después de varios meses de lesión, y la sorpresa llegaba cuando al publicarse las alineaciones iniciales el luso se encontraba en el equipo titular de Rubi, llegando a disputar 70 minutos del choque.

    Concretamente, el técnico catalán apostó por una variante muy interesante en su esquema, que favorece, principalmente, al propio mediocentro portugués, pues optó por la vuelta a la línea defensiva de cuatro jugadores, quienes tenían por delante a Guido Rodríguez como pivote defensivo. En posiciones algo más adelantadas se encontraban William Carvalho y Sergio Canales, quienes libraron de tareas defensivas gracias a la presencia del recién llegado del Club América.

    Con este cambio de esquema, el internacional con la selección portuguesa ofrece un juego más ofensivo y ligado a la creación del juego en comparación con el que estaba acostumbrado a desempeñar con el equipo heliopolitano, especialmente cuando era Quique Setién quien dirigía a los béticos. De esta forma, Carvalho se hace con una posición que conoce muy bien, pues es la que ocupa con la Portugal, donde es respaldado en defensa por el pivote Danilo Pereira. Así, podríamos decir que, irónicamente, el gran beneficiado de la llegada de Guido Rodríguez a Sevilla es el luso.

    Con todo ello, la vuelta de Carvalho supone una gran noticia para el club de La Palmera, no solo por la conocida calidad que tiene el futbolista portugués en sus botas, sino también por las alternativas tácticas que ofrece a un Rubi que parece tener clara la titularidad del luso en su equipo. 

    - publicidad -
    - Publicidad -

    + Noticias

    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P