Reunión entre la Directiva y peñas béticas sobre la crisis deportiva del club

Haro y Catalán, junto con Ramón Alarcón, celebraron ayer una reunión con algunas peñas béticas en el Estadio Benito Villamarín, según ha podido saber InformaFútbol. Los dirigentes del Real Betis Balompié escucharon las peticiones de los diferentes peñistas, además de hablar y dar explicaciones sobre la disconformidad con la situación del club, que pasa por una crisis deportiva.

Los diferentes representantes de las peñas alabaron la gestión económica, algo meritorio de una buena labor en esos ámbitos de Haro y Catalán, ya que han conseguido que el Betis tenga el mayor presupuesto de su historia. Sin embargo, trasladaron su deseo de que se apartaran de lo deportivo, es decir, la separación de la gestión económica de la deportiva. Además de esto, se exigió que los dirigentes estuvieran presentes en todos los viajes de fuera de casa en representación del club. 

También, otro de los temas que se comentó fue la carente figura de alguien que transmita desde la dirección del club ambición, fuerza, exigencia y que infunda respeto hacia los jugadores, debido a la falta de actitud e intensidad de la plantilla durante toda la temporada. Una falta de actitud que se suma a que la plantilla, excepto unos pocos jugadores, no se quedan tras los partidos a aguantar en el campo las protestas de los desplazados verdiblancos, que fue otra de las exigencias propuestas en la reunión. 

El Betis está inmerso en una crisis deportiva. Solo hay que remitirse a la clasificación para ver esto. El equipo está más cerca de la actual realidad, el descenso a ocho puntos, que del objetivo principal a principio de temporada, las plazas europeas a 13 puntos. Además de transmitir la sensación de no ganarle a nadie, incluso dejándose puntos importantes ante equipos con menor presupuesto y plantilla al Betis, como fue el caso de sendos empates ante el Mallorca y el Leganés. Todo ello sumado a la eliminación copera frente a un Segunda División, el Rayo Vallecano, que han convertido la temporada en un fracaso.

P