Crónica| Madrid 0-0 Betis: Un empate que no le sirve a ninguno de los dos

Partido disputado en la noche del sábado 24 de abril de 2021 a las 21:00h, en el estadio Alfredo Di Stéfano, correspondiente al encuentro de la jornada 32 de la Primera División española, entre el Real Madrid CF y el Real Betis Balompié. El partido fue dirigido por el árbitro Xavier Estrada Fernández, con el apoyo en el VAR del colegiado José Luis González González.

Alineaciones:

Bajo la dirección del entrenador francés, Zinedine Zidane, y con las bajas por lesión de Ramos, Kroos, Lucas Vázquez y Mendy, así como, la de Valverde tras resultar positivo en COVID-19, el Madrid llevó a 20 jugadores convocados para el partido, incluyendo a los canteranos Blanco y Arribas. La decisión de Zizou fue salir de inicio con una alineación conformada por Courtois, Dani Carvajal, Militao, Varane, Nacho, Casemiro, Isco, Modric, Asensio, Rodrygo y Benzema. En lo que respecta a jugadores apercibidos con cuatro tarjetas amarillas, el club merengue no tenía jugador alguno con esa condición.

El Betis, bajo el mando del técnico chileno Manuel Pellegrini, y con las bajas por lesión de Dani Martín, Camarasa y Tello, además de la ausencia de Nabil Fekir quien vio la tarjeta roja directa en el partido anterior, armó una convocatoria de 23 jugadores. El once inicial quedó integrado por Bravo en la portería, acompañado por Emerson, Mandi, Víctor Ruíz, Miranda, Guido, Guardado, Lainez, Canales, Joaquín y Borja Iglesias. Asimismo, el club verdiblanco contaba con una cantidad importante de jugadores apercibidos al tener cuatro tarjetas amarillas en su haber: Mandi, Juan Miranda, Canales, Guido Rodríguez y William Carvalho.

El Real Madrid, segundo de la tabla, llegó sin conocer la derrota en sus últimas cinco apariciones en LaLiga, producto de cuatro victorias y un empate, y con los ánimos en alza después de su presentación entre semana, donde derrotaron al Cádiz con un contundente cero a tres, a pesar de las innumerables bajas. Este sería el último partido de los blancos antes del encuentro de semifinales de Champions frente al Chelsea, y donde tenían la obligación de no distraerse, e ir a por todas pues se jugaban nada menos que la oportunidad de revalidar el título de LaLiga. A tres puntos de distancia se encontraba el Atlético de Madrid, ubicado en el primer puesto de la clasificación, así que  la trascendencia del encuentro estaba de sobra justificada: un triunfo merengue combinado con una derrota del Atleti, lo catapultaría a la primera posición del campeonato, pues el gol average se lo tienen ganado a los rojiblancos.

Por su parte, el conjunto de la ciudad de Sevilla se presentó al partido ubicado en el sexto puesto de la tabla, enfrascado en una lucha titánica por estar en puestos europeos, y colocado apenas a un punto del quinto lugar ocupado por la Real Sociedad. Este sería su último partido frente a equipos ubicados por encima en la tabla clasificatoria. Cabe destacar que, en sus encuentros con dichos equipos, no le ha ido muy bien a los verdiblancos en cuanto a resultados, con seis derrotas y tres empates, es decir, tres puntos de 27 posibles. Además, los cuatro empates y una victoria en sus últimos cinco partidos de LaLiga podrían hacer sospechar de un cansancio en este tramo final del torneo. Sin embargo, lo menos que podía hacer el Real Madrid era confiarse, pues los béticos son un equipo muy luchador, y de seguro les iban a poner en dificultades, a fin de cuentas, su necesidad de puntos era imperiosa, ya que tienen al Villarreal con la misma cantidad de unidades en la tabla.

El partido:

Comenzó el partido con un Betis ejerciendo presión alta para bloquear los intentos de salida del Madrid, y tratando de tener protagonismo en ataque por su lado izquierdo, cuestión que no dejaba de ser interesante, pues por allí estaba defendiendo Dani Carvajal jugando en su puesto natural. Si una banda merengue pudiese tener alguna debilidad sería la opuesta, ya que Nacho suele jugar mucho más como central o lateral derecho. No fue sino hasta el minuto 10 que se generó el primer saque de esquina favorable a los verdiblancos, en su primer intento serio en ataque por la banda resguardada por Nacho. Tres minutos más tarde, fue el primero favorable al Real Madrid. El primer cuarto de hora mostró un encuentro muy trabado.

En el minuto 17, Casemiro provocó una falta en el vértice del área bética pero el cobro de Isco se fue muy alto. Los primeros 20 minutos mostraron un 55% de posesión para el Betis y un 45% para el Madrid, sin intervenciones de los porteros. No fue sino hasta el 24’, en el que se generó la primera intervención de un portero: Claudio Bravo logró repeler un disparo muy peligroso de Benzema. Esa jugada del delantero francés pareció animar a los merengues que adelantaron líneas, ya Modrić no estaba tan solo en la conducción, y empezaron a controlar un poco más el juego.

El clima ya jugaba también su papel en el partido, y la lluvia caía en Valdebebas. En el 34’, la primera tarjeta amarilla fue para Isco, que se resbaló y derribó a Miranda. En el 42’, Militao se lanzó al ataque, su centro fue atajado por Bravo, y en la siguiente jugada el Betis voló por banda con un saque en largo de su portero, y cuando ya Borja Iglesias se disponía a rematar, llegaba el mismo Militao después de lanzarse una espectacular carrera de 90 metros para defender su posición. El primer tiempo se cerró sin minutos añadidos y el Madrid terminó con 52% de posesión.

El segundo tiempo comenzó con la misma tónica con la que se cerró el primero: un Madrid con posesiones largas, y con líneas un poco más adelantadas que en los inicios del encuentro. Vinicius ya calentaba en la banda. En el 54’, un centro de Rodrygo se transformó en disparo directo, pues la pelota no tomó efecto, y el travesaño se ocupó de salvar al Betis.

En el minuto 58’, salió Rodrygo para dar entrada a Vinicius, y también fue sustituido Joaquín por Aitor Ruibal. La cantidad de agua que caía en el Di Stéfano hacía que la pelota corriese más rápido de lo acostumbrado, así que la entrada del carioca buscaba sacar ventaja de esa condición, y en cinco minutos en el campo ya había provocado dos faltas y un saque de esquina.

Al minuto 64’, Borja Iglesias se quedó solo frente a Courtois, pero el belga lo obstaculizó lo suficiente como para que Dani Carvajal terminara de sacar el balón rechazado y evitar la anotación. Al minuto siguiente, fue Modrić el que hizo lucir a Claudio Bravo con un potente disparo. En el 67’, dos nuevos cambios: Dani Carvajal e Isco salieron para dar entrada a Marcelo y Odriozola. El Madrid, consciente de que el empate no le servía de mucho, cambió su esquema y pasó a jugar con tres centrales y dos carrileros.  

En el 76’, se marcharon Asensio y Modrić para dar entrada a Hazard y Antonio Blanco, cumpliendo con los cinco cambios reglamentarios. Tres minutos después, Pellegrini respondió con dos sustituciones: Borja Iglesias y Lainez dejaron el campo para dar entrada a Loren y Juanmi. Al minuto 87’, entró Carvalho por Guardado.

Tres  minutos de añadido no cambiaron en nada el resultado del encuentro. Un empate que no le sirve a ninguno de los dos conjuntos. El Madrid no pudo igualar en la tabla al líder, Atlético de Madrid. El Betis no logró consolidarse y quedó a la espera de lo que hagan la Real Sociedad y el Villarreal.

<!– wp:embed {"url":" wp-has-aspect-ratio»} –>
P