Valverde, de ‘pajarito’ a estrella

No es un secreto para nadie que Federico Valverde, futbolista del Real Madrid, esté siendo uno de los jugadores revelación de LaLiga en la presente temporada. Si bien es cierto que aún es pronto catalogarlo como estrella, su desarrollo le está permitiendo ser uno de los habituales en los onces de Zinedine Zidane.

En el verano de 2019 salieron a la luz numerosos rumores acerca de una posible llegada de Pogba al Bernabéu que no se produjo. Sin embargo, Zidane recurrió a uno de los jóvenes jugadores en su banquillo que podría encajar con el perfil de Pogba, que la plantilla perdió tras la marcha de Kovacic, y le dio una oportunidad al uruguayo Fede Valverde. Desde entonces, el conjunto blanco se ha visto inmerso en una buena dinámica en lo que al centro del campo se refiere.

El futbolista uruguayo es un mediocampista mixto, conocido comúnmente como “todoterreno”, pues defiende y ataca con garantías. Normalmente se coloca como interior derecho en la medular, pero, gracias a su calidad técnica, capacidad física e inteligencia, puede jugar en todas las posiciones del medio del campo. Además, mientras Kroos se encarga de la salida de balón, el se coloca entre líneas, actuando como “rompe líneas”.

Ofensivamente, ‘El Pajarito’ destaca por su ataque al espacio libre y su buena relación con Karim Benzema, pues ambos se entienden para ofrecerse apoyos para dar salida a las jugadas de ataque. Un jugador de ida y vuelta total, con una gran rapidez a la hora de maquinar la pierna, ya sea en un chute o en un pase.

Defensivamente es un jugador con una zancada muy poderosa, futbolista de área a área, gracias a su capacidad física. Y es por esta última donde también destaca en el salto, gracias a su envergadura. Por ende, es también uno de los activos en la presión tras pérdidas más agresivos y eficaces del cuadro capitalino. Puede actuar como pivote, en los momentos donde no esté Casemiro. Determinación, valentía y energía para completar sus dotes defensivos.

Y es que Valverde está llamado a ser pieza clave en el futuro cercano del Real Madrid, pues Modric avanza en su edad y necesita de dosificaciones para seguir rindiendo al máximo. Por tanto, poco a poco, el uruguayo irá cogiendo cada vez más galones en los planes de Zidane, quien ha encontrado en un fichaje que costó cinco millones en 2016 a una futura estrella multifuncional.

P