El Madrid ya cuenta con Ramos y Hazard de cara a los próximos partidos

La lista de lesionados en las filas del Real Madrid CF se ha ido desocupando poco a poco, y de aquella larga cifra de hasta diez efectivos que se encontraban fuera, solo van quedando Dani Carvajal y Mariano, pues ya Eden Hazard y Sergio Ramos comenzaron a trabajar con el grupo.

El segundo entrenamiento de la semana con vistas al próximo encuentro del conjunto merengue en el marco de la jornada 27 de LaLiga, donde se enfrentarán contra el Elche, fue completado por el grupo. Dicha práctica contó con la participación de todos los jugadores de la primera plantilla, excepto Mariano y Carvajal, quienes trabajaron en el interior de las instalaciones. En esta oportunidad, la rutina consistió en series de activación y de conducción de balón en carrera, trabajo táctico, y ejercicios de presión y salida con balón. Finalmente, disputaron varios partidos en campos de diferentes dimensiones.

Hasta el momento en que se conozca la próxima convocatoria no se sabrá la estrategia que va a seguir Zidane con Hazard y Ramos, pues sus casos son muy distintos para la dinámica del equipo. Con el belga, el entrenador francés ha dicho en todo momento que quiere llevar su recuperación con mucha calma para evitar recaídas que empeoren los tiempos, visto lo delicado que ha sido el tema de las lesiones desde su llegada al Real Madrid.

El caso de Ramos se asoma con una urgencia diferente puesto que, después del partido de LaLiga, viene la vuelta de octavos de final frente al Atalanta donde el equipo no podrá contar con Casemiro. El jugador brasileño tendrá que cumplir sanción, y ya es por todos conocido la importancia que él tiene, no solo en el esquema defensivo de Zidane, donde es el líder en recuperaciones del plantel, sino también al ataque pues se ha convertido en el segundo goleador del equipo en la temporada.

Cualquiera que sea la decisión final de Zinedine Zidane, lo que sí es cierto, es que el panorama se vislumbra mucho más despejado que hace unos días atrás, y lo mejor para los blancos es que aparece en el momento más delicado de la temporada, donde están en juego los títulos de LaLiga y la Champions League.

P