More

    Vinícius: “Yo juego para la afición, para mí y el club, no para callar bocas”

    Las cuatro primeras jornadas de LaLiga, en el Real Madrid, han mostrado a un Vinícius Júnior jugando a un nivel muy alto. Sus regates, velocidad y forma de encarar no han sufrido mayor variación, pero sí ha mostrado una tranquilidad mayor a la hora de definir. Esto último se ha notado en su producción ofensiva, con cuatro goles y una asistencia en 222 minutos. Cifras excelentes, más aún, considerando el hándicap de haber iniciado los dos primeros encuentros en el banquillo.

    Este gran comienzo de temporada, ha provocado que su nombre aparezca con regularidad en los medios deportivos, pero escuchar de su propia voz las impresiones que pueda tener, siempre es bienvenido. En esta oportunidad, Vinícius fue entrevistado en el diario AS, por el periodista Tomás Roncero.

    Con relación al partido que significó el retorno del público al Bernabéu, después de 560 días de ausencia, señaló: “Fue todo muy especial. Sabíamos que la gente nuestra iba a estar con nosotros y a apoyarnos en todo momento. De hecho, con el uno-dos en el descanso, teníamos claro que el apoyo de la afición era clave si queríamos remontar. Ese aliento que nos dieron fue fundamental. Ese apoyo se siente y te hace todo más fácil. En Valdebebas era muy difícil para nosotros. Sobre todo para mí, que me gusta jugar con la afición, acostumbrado a la pasión con la que se vive el fútbol en Brasil. Notar el aliento de la gente cuando estás ahí abajo es algo único. Por eso creemos que con la vuelta del público será más fácil luchar por ganar el mayor número de títulos”.

    No hay duda del cariño que le ha brindado la afición desde su llegada al Real Madrid. Vinícius se mostró muy agradecido por ello: “Me alegra mucho por eso, que se sientan así conmigo. Yo creo que es por mi estilo de juego. Siempre encaro y, si fallo, lo vuelto a intentar. Ojalá dure esta relación con la afición durante muchos años. Aquí intento jugar como si estuviera en mi casa, cuando jugaba en Brasil. Me siento como cuando jugaba en la calle, con alegría. Al sentir el apoyo del público es como seguir allí. Jugamos para disfrutar junto a ellos”.

    En la misma línea de su relación con el público, no podía faltar la polémica celebración saltando a la grada. Bajo otro escenario, tal vez hubiese pasado un poco más desapercibida, pero estos tiempos de pandemia no son los ideales. El brasileño explicó cómo se originó: “Ha sido un tiempo de muchas emociones y seguro que me influyó todo lo que ha pasado en este tiempo con lo sucedido. Llevábamos mucho tiempo sin poder estar con nuestra gente y, quizás, se me fue un poco. Me dejé llevar un poco porque se juntó que era el gol del tres a dos, habíamos vuelto a nuestra casa después de tanto tiempo y de nuevo marqué. En realidad fue un abrazo al Bernabéu en nuestro reencuentro con ellos. No conocía a ninguno de ellos. Era un abrazo para todos los madridistas que siempre han estado a nuestro lado”.

    Tampoco podía quedar de lado el tema de la definición de cara a gol, donde se nota el progreso experimentado: “Es producto de mucho trabajo, muchas horas entrenando en Valdebebas y luchando por mejorar la definición. Desde que llegué al Madrid siempre dije que ya llegaría la hora en la que marcaría muchos goles seguidos. Desde que empezó la temporada me siento muy bien. Tengo la confianza que me da el míster y todo el staff técnico. Esa confianza me hace pensar que puedo fallar, y si lo hago, lo vuelvo a intentar otra vez. Ancelotti me dice que, al final, con uno o dos toques es mejor antes de finalizar. Que es mejor para mí y ahí están los datos. En mi cabeza tengo ese pensamiento y estamos creando más ocasiones y marcamos más goles. El míster trabajó mucho conmigo en Valdebebas y me ayuda a mejorar”.

    Continuando con el tema de la definición, Vinícius recordó sus tiempos en Brasil: “En la cantera del Flamengo metí muchos goles y yo sabía que esto iba a llegar. Estoy muy tranquilo con eso y ahora sólo pienso en meter goles y dar asistencias para ayudar al Madrid a ganar títulos. Me siento bien conmigo mismo”.

    En algún momento, se llegó a asomar la posibilidad de salir cedido. Al respecto, señaló con rotundidad: “Yo sólo quería triunfar en el Madrid, por mi presidente y por la afición que siempre me ha apoyado sin condiciones. Mi familia y yo queremos estar muchos años en el Madrid y no quiero vivir otra experiencia. Hay aquí jugadores que llevan muchas temporadas y han ganado mucho. Quiero ser como ellos. Yo llegué con 18 años y siendo un niño, pero tenía la cabeza tranquila y convencido de que acabaría jugando muchos años como Marcelo, Sergio Ramos, Karim… Yo quería triunfar como ellos. Tenemos un presente y un futuro muy brillante para nosotros. Los jóvenes debemos aprender con los veteranos y eso es lo que funciona”.

    Con relación a las críticas recibidas, principalmente desde fuera del Real Madrid, que llegaron a alcanzar un nivel grosero, se mostró con mucha madurez: “Lo llevo bien. Desde el primer día que llegué noté la presión por haber costado 45 millones, o la presión misma por el hecho de jugar en el Real Madrid. Pero yo sólo escucho a la gente de mi casa y a los que me dan confianza de verdad. Yo juego para nuestra afición, para mí, para estar feliz y contento conmigo y con el club, no para callar bocas. Las críticas se asumen como futbolista que soy, pero siempre valoro todo con tranquilidad porque eso no está en nuestra mano. Mi sueño es jugar muchos años en el Madrid y ganar muchas Champions. Bueno… también alguna Liga y alguna Copa”.

    Volviendo al último partido, frente al Celta, llamó la atención que Ancelotti le colocara en su posición natural, por la izquierda, a pesar de que Hazard salió como titular. En este punto, aclaró: “El míster está intentando sacar lo mejor de todos nosotros, dándonos confianza donde sabe que podemos dar más. Con Eden y Karim combinamos mucho ante el Celta y eso fue clave para el buen triunfo que logramos ante los gallegos”. Con relación a su gol, manifestó: “Con la confianza que tengo en mí, todo es más fácil. Habíamos entrenado esa jugada y en el descanso le dije a Karim: ‘La primera que te llegue pónmela adelante que yo voy a llegar’. Fui tranquilo, encaré al portero, esperé y la puse al otro lado”.

    Donde no entró en polémicas, y regateó la pregunta, tal y como hace sobre la cancha, fue al ser consultado por el vídeo donde Benzema pedía que no le pasaran el balón: “Jugar con Karim es increíble. Siempre fui muy fan de Karim desde niño. Él siempre me ayuda. Es uno de los mejores de la historia. Siempre me habla en el campo y fuera de él. Me ayudó, incluso, cuando no se sabía si yo iba a triunfar. Antes del partido me dijo que yo le iba a ayudar a marcar un gol y lo hice con el penalti que me hicieron. Por eso, cuando me lo hicieron le miré a él. Sabía que lo marcaría”. En cuanto a si piensa discutirle el pichichi al francés, respondió con una sonrisa: “Yo espero seguir metiendo muchos goles, pero yo le voy a ayudar a meter muchos también”.

    Al referirse a su proceso de nacionalización, explicó: “Creo que queda muy poco, estamos esperando. Soy brasileño de corazón, pero espero estar aquí muchos años más y ya me siento también un poco español”. Asimismo, habló de su vida en la ciudad: “Vivo con toda mi familia y con mis hermanos pequeños. Me encanta esta ciudad y como es su gente. Me siento como en casa. Además, conmigo también vive mi fisio y por las tardes trabajo en casa para perfeccionar mi alimentación y mi físico. Me cuido mucho”.

    Para finalizar, en el desarrollo de la entrevista también se hizo alusión al muy comentado aprecio que le demuestra el presidente del club, Florentino Pérez, que recientemente, acuñó la frase “Vinícius no se vende, no se toca”. Al respecto, manifestó: “Antes de mi llegada a Madrid ya me decía eso. Llegué aquí con la confianza del presidente y después llegó la de la afición y mis compañeros. Eso hace todo más fácil para triunfar”.

    A pesar de su corta edad, Vinícius se muestra muy centrado en sus declaraciones y refleja muy bien esa expresión popular de ser alguien con ‘la cabeza bien amoblada’. Asimismo, se nota que el entorno familiar le ayuda mucho con su proceso y a enfocarse en lo importante, en su desarrollo como persona y como futbolista. Si a esto se le suma, la confianza demostrada por el entrenador, Carlo Ancelotti, además del ya manifestado por Florentino Pérez, del cual también se hizo eco el día de ayer, el director de Relaciones Institucionales, Emilio Butragueño, no cabe duda de que sus posibilidades de crecimiento aumentan exponencialmente.

    Mucho mérito el de Carletto, que ha sabido leer el potencial de Vinícius y brindarle lo necesario para que su desarrollo no se detenga. Es cierto que aún es pronto y va muy poca Liga, pero en tiempos duros como estos, por qué no ilusionarse con el fútbol y con un chico que lo intenta una y otra vez, sin importar las dificultades que se le presenten y, por qué no, aprender de ello también.

      

    - publicidad -
    - Publicidad -

    + Noticias

    - Publicidad -

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    P