Olga Carmona es elegida como mejor jugadora del mes en el Real Madrid

La jugadora del Real Madrid Femenino, Olga Carmona, resultó seleccionada, por la afición, como la mejor del mes de abril. En la votación superó a su compañera Claudia Zornoza, que ya lo había obtenido en dos oportunidades, una en marzo y la otra en diciembre. Las otras candidatas eran la guardameta Misa Rodríguez, la centrocampista Maite Oroz y la defensa central, Rocío Gálvez.

Además de Zornoza, Athenea del Castillo lo había conseguido en septiembre, mientras que Caroline Møller lo hizo en octubre. Por su parte, Kenti Robles triunfó en noviembre, la guardameta Misa Rodríguez en enero y, finalmente, Esther González lo recibió en febrero.

De seguro, en la retina del aficionado estaban grabados dos goles de Olga que fueron fundamentales en el mes de abril. Uno, contra el Rayo Vallecano en el marco de la Primera Iberdrola. El derbi aplazado en su momento era fundamental para mantener la aspiración de alcanzar los puestos europeos. Cuando todo hacía presagiar lo peor, la sevillana entró al terreno de juego, en el minuto 70’, para dejar su impronta al filo de la terminación del encuentro y anotar el gol de la victoria.

Consciente de su excepcional rendimiento, Alberto Toril decidió apostar por ella como titular en los Cuartos de Final de la Copa de la Reina. El técnico no se equivocó, y tras arrancar perdiendo en el primer minuto de juego, Olga anotó, apenas al minuto 10’, el gol que significaba el dos a uno y la certificación de lo que sería la remontada.

En las instancias del club que se encargan de la confección de la plantilla están muy conscientes de la importancia de Olga para los planes de futuro. Es por ello, que en el mes de marzo, y a sus 21 años recién cumplidos, se le amplió su contrato hasta el año 2025. Ahora, al llegar el turno de los aficionados, estos le han demostrado también su cariño y la consideración por su trabajo, al otorgarle este premio. De seguro, no será el único para esta gran jugadora, a quien todos disfrutamos viendo sus galopadas y su excepcional juego por la banda izquierda.

P