El gran gesto de Rüdiger con el dinero que percibirá por el Mundial

Día tras día, conocemos un poco más de la rápida adaptación de Rüdiger en el vestuario del Real Madrid. Pero, también, vamos descubriendo a la persona más allá del jugador del fútbol. Ya cuando reseñamos en InformaFútbol sus primeras declaraciones como merengue descubrimos algo de ello. Pero, ahora, hemos podido palpar la realidad de su humanidad, de una manera diferente.

En aquel entonces, por allá en el mes de junio, Rüdiger señaló: “Soy justo lo contrario que lo que se ve en el campo. No me veo como una superestrella, soy un tío normal. Soy un privilegiado porque tengo una buena vida, porque juego para clubes muy grandes. Por eso me gusta devolver a la comunidad mucho de lo que la gente y el fútbol me dan. Me gusta ayudar en los hospitales, estar presente en Sierra Leona […] He crecido en un entorno diferente al que puedo tener ahora. Nosotros no éramos precisamente gente de dinero, pero siempre me he sentido rico porque he estado con mi familia. Para mí la verdadera riqueza es la familia”.

Pues, ahora, hemos podido conocer de qué manera, Rüdiger ha decidido continuar con su labor de ayuda en Sierra Leona. Lo hará a través del dinero que recibirá, en bonos, por su asistencia con Alemania al Mundial de Catar 2022. La información apareció en el diario Marca, y a través de ella, se pudo saber que el alemán se hará cargo de la operación de once niños.

Lo ha hecho en conjunto con la organización alemana BigShoe, y ha financiado unos tratamientos que cambian la vida de los niños. Ellos están ubicados en Lunsar, Sierra Leona, lugar donde nació su madre, Lily. En concreto, la dolencia principal se trata de pies zambos congénitos. Gracias a la operación a la que les sometieron, estos niños tendrán la posibilidad de librarse de caminar con muletas toda su vida.

Por si alguna duda podría haber, Rüdiger acotó: “En Alemania me han dado las oportunidades que a muchas personas en Sierra Leona se les niegan. Estoy agradecido por estas oportunidades y aprecio enormemente la situación privilegiada en la que me encuentro. Ayudar aquí es una cuestión de honor para mí. Me gustaría implementar muchos más proyectos en Sierra Leona con mi familia en el futuro”.

Cualquier conclusión se quedaría corta para referirme al gesto de esta extraordinaria persona. Así que mejor, desearle que su vida siga siendo próspera para él y su familia, de modo que le permita seguir ayudando a los demás. Sea en Sierra Leona, o donde él lo considere necesario ¡Bravo, Rüdiger! Eres lo que debe ser la definición de un ser HUMANO. Y pensar, que en algún momento también indicó: «En el Real Madrid ya saben que estoy absolutamente loco». Bendita locura, Antonio, ¡bendita locura!

P