La lección de Florentino que liquida los cánticos “do Flamengo”

Luego del reciente título del Flamengo, coronándose campeón de la Copa Libertadores, lo que dio la vuelta al mundo no fue solo el resultado. La celebración posterior al logro no había sido todo lo deportiva que la buena educación aconseja. Algo de lo que el Real Madrid tomó nota, en especial, su presidente, Florentino Pérez.

Más que celebrar su gesta, los jugadores y directivos optaron por acordarse del Real Madrid, con quienes se verán las caras en el Mundialito. Uno como ganador de la Copa Libertadores y, el otro, como campeón de la Champions League. La manera utilizada fue la de los cánticos y, en ellos, se podía escuchar: “Real Madrid, puedes esperar, que vuestra hora va a llegar”. Sin embargo, el asunto no se detuvo ahí. Luego, Arturo Vidal, que no es la primera vez que coloca la nota discordante, tomó partido en las arengas. Una de ellas, tal vez, la menos afortunada, fue la de “Madrid, te vamos a romper el culo”.

Otro de los menos acertados fue Filipe Luis, exjugador del Atleti y víctima de las dos finales de Champions perdidas contra el Real Madrid. Lo suyo fue con relación a la fecha en la que se celebrará el Mundialito, o Mundial de Clubes: “No tiene fecha ni sitio. Seguramente la fecha será cuando el Real Madrid quiera. Al estar el Real Madrid… ya sabes. No para mal, lo mismo digo si estuviera el Bayern de Múnich, porque son equipos súper poderosos y tienen hasta este derecho de elegir dónde se va a jugar el Mundial de Clubes”.

Con semejantes prolegómenos, lo menos que se imaginaron en el Flamengo es la clase de educación que iban a recibir. Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, envió una carta a su similar del club brasileño que se explica por sí sola:

“Querido Presidente: Quiero transmitirte en nombre de nuestra Junta Directiva y en el de todos los que formamos parte del Real Madrid nuestras felicitaciones por el título de la Copa Libertadores conseguido el pasado 29 de octubre en Guayaquil.

Este triunfo en una de las competiciones más prestigiosas del mundo engrandece aún más la institución que presides. El Clube de Regatas do Flamengo es uno de los más queridos y admirados en el mundo del fútbol.

Para nosotros será un gran honor participar junto al Flamengo en el próximo Mundial de Clubes. Estoy seguro de que será una magnífica oportunidad para seguir fortaleciendo nuestra histórica relación de amistad.

Reitero mis felicitaciones que ruego hagas extensivas a los miembros del Consejo que presides, a los jugadores y al cuerpo técnico, a todos los componentes del club y, por supuesto, a todos vuestros aficionados.

Con todo afecto”.

Muy poco queda para concluir. Cada uno de los equipos mostró su cara, uno de ellos, tal vez, la menos afortunada. Por el otro, la “masterclass” de elegancia y educación de Florentino Pérez no requiere mayor explicación. Así están las cosas y, sin importar el resultado del Mundialito,o Mundial de Clubes, es público y notorio de qué está hecho cada cual.

P