Oficial| El Real Madrid ficha a Endrick, el delantero del futuro

Se acabó la espera y el Real Madrid ha vuelto a pescar en Brasil. Esta vez tocó enfrentarse a dos clubs con un poderío económico envidiable. Pero, al final, logró que la balanza se inclinara de su lado, tras el envión del último mes del año. Endrick Felipe Moreira de Sousa, mejor conocido como Endrick, ya es jugador de la entidad merengue.

Con 16 años, apenas, el chico nacido en Brasilia es considerado como el delantero del futuro. Debido a su corta edad, deberá permanecer un par de años más en su país, antes de dar el salto a Europa. Transcurrido ese tiempo podrá continuar la senda de sus compatriotas, Vinicius Júnior y Rodrygo Goes.

Para el Real Madrid no fue fácil pues PSG y Chelsea lo intentaron. Aun así, el trabajo iniciado con antelación les permitió sortear las dificultades. Eso sí, igual tendrán que abonar una cantidad importante de dinero. Se habla de que la operación se cerró en torno a los 72 millones de euros: 60 por la cláusula y el resto en impuestos. Casi el doble de lo pagado en su momento por Vinicius y, luego, por Rodrygo. Sin embargo, el club merengue logró dividir los 60 millones y colocar entre 35 y 40 fijos (las distintas informaciones difieren en cinco millones). La diferencia para llegar al monto de la cláusula se abonaría en el caso de cumplirse una serie de variables.

El comunicado del Real Madrid señala: “El Real Madrid C. F., la Sociedade Esportiva Palmeiras, Endrick y su familia han llegado a un acuerdo por el que el jugador podrá incorporarse al Real Madrid cuando alcance la mayoría de edad en julio de 2024.

Hasta entonces, Endrick continuará con su formación en la S. E. Palmeiras. El jugador se desplazará a Madrid en los próximos días para visitar las instalaciones de nuestro club”.

Atrás ya quedaron las declaraciones de su padre, Douglas, confirmando el interés del Real Madrid; así como, los desmentidos posteriores. Como ya mencionamos en InformaFútbol, era algo más que entendible para proteger el curso de la operación. A partir de ahora, el madridismo tendrá un ojo puesto en el club y, el otro, en la orilla opuesta del Atlántico. Serán dos años donde cada gol que marque Endrick será celebrado en Palmeiras y en Madrid. Amanecerá y veremos si este chico llega a ser el nuevo Haaland, o Mbappé. La diferencia es que ya está en las filas merengues y no habrá telenovelas.

P