El impacto en cifras que significa el Real Madrid para el Cacereño

El “gordo” de cualquier equipo modesto, en la Copa del Rey, es enfrentarse con un rival de los llamados “grandes”. Lo hemos visto desde la implantación de este formato y lo vivimos en cada sorteo. Sus representantes no ocultan sus preferencias. El Cacereño así lo hizo. Pidió que el Real Madrid se cruzara en su camino y sus plegarias tuvieron respuesta y atención. Para alegría del club, de los aficionados y, sobre todo, de las arcas.

Por un lado está la venta de entradas. Las 7.000 plazas que dispone la sede del Cacereño, el estadio Príncipe Felipe, fueron duplicadas. Todo esto gracias a las ya famosas gradas supletorias, un artificio utilizado comúnmente por estos equipos. A pesar de que no se pudo alcanzar el número ansiado de 20.000, no había motivo para afligirse. El cartel indicando que no había boletos fue alcanzado. Una gestión titánica, pues el equipo se encontraba en Nepal. La razón era una gira de preparación gestionada con mucha antelación y no podía darse marcha atrás.

Pero, no es la única fuente de ingresos. En declaraciones ofrecidas al diario AS, la cabeza de Sponsor4u, Cristóbal Quesada, encargado de la publicidad de este y otros clubes, habló del impacto alcanzado. Sus palabras no dejan lugar a ninguna duda: “Durante este partido, vamos a facturar lo mismo que en todo el curso completo”.

Para que el lector se pueda dar una idea de lo que significa el Real Madrid, está el asunto de las pantallas LED con anunciantes. En el partido de Copa, contra el Girona, no se colocaron. La razón es muy simple: “No se vendieron suficientes minutos como para rentabilizar la inversión”. Sin embargo, para el encuentro frente a los merengues, “las pantallas se montan en exclusiva para el partido y por la noche se quitan”. Habrá hasta cincuenta anunciantes que pagarán desde 600 euros más IVA, por un minuto de publicidad, hasta 10.800, más IVA, por un pack de veinte minutos.

Así son las cosas. Por supuesto que, para el Cacereño y sus aficionados, no se trata nada más de cifras. Recibir la visita de un Real Madrid es motivo de fiesta en la ciudad. Y si, además, consiguen dar un golpe en la mesa, pues mejor que mejor. Como quiera que sea, este tres de enero lo importante será el fútbol y la alegría de una ciudad que podrá ver al equipo de sus amores pelear de tú a tú con el rey de Europa.

P