En busca del sustituto de Garay

Ezequiel Garay se perderá lo que resta de temporada por culpa de una rotura del ligamento cruzado anterior, la cual sufrió ante el Celta y de la que ya ha sido operado con éxito. El futbolista, tal y como anunció el Valencia CF en un comunicado oficial, fue tratado por el doctor Antonio Maestro en la Clínica Begoña de Gijón.

El defensor argentino volverá a Valencia una vez haya recibido el alta médica para continuar con su recuperación, la cual lo mantendrá fuera de los terrenos de juego durante al menos seis meses. El 30 de junio termina su vinculación con el club, fecha en la que seguirá estando de baja, por lo que ese es otro de los temas que el club debe tratar de inmediato.

Durante el día de ayer, tal y como informaron medios cercanos al club, César y Celades contactaron con el jugador albiceleste para desearle una buena operación y para comunicarle que han solicitado a Peter Lim su renovación, la cual en principio tendría el del propietario del club. Esto avanzaría las conversaciones que mantuvieron Garay y Anil Murthy en Yeda hace unas semanas, durante la celebración de la Supercopa de España.

La idea del club es renovar a Garay cuanto antes, evitando entrar en unas largas negociaciones que no beneficiarían a ninguna parte. Tanto el conjunto taronja como el jugador saben que con 33 años está en su última etapa como futbolista. Es por ello que hace unas semanas la idea de Murthy era ofrecerle una temporada, más otra opcional por objetivos, según reveló el diario Marca el pasado mes. Está por ver si el club sigue firme con la misma propuesta.

El sustituto de Garay

Dejando a un lado la lesión y la más que posible renovación del defensor, el asunto que más preocupa al conjunto che es encontrar un sustituto de garantías. Durante el día de ayer habían sonado nombres como Salisu, David López o Sidnei, pero tal y como ha informado hoy Julio Insa, Albert Celades habría elegido a Jorge Sáenz para cubrir el puesto. El club pretende gastar unos 5 millones de euros aproximadamente, por lo que sería un fichaje con coherencia.

Cabe recordar que el tinerfeño está cedido en el club vigués por parte del club valenciano, por lo que optarían por revocar la cesión del jugador. Sin embargo, el club gallego no da facilidades. Exige los 3 millones de la cláusula de penalización estipulada en el contrato en caso de que el Valencia recuperase al futbolista antes del plazo acordado, la cual se fijó atendiendo a la rebaja de 3 millones realizada en verano por el fichaje de Maxi Gómez. El Valencia Club de Fútbol necesita un central de garantías para afrontar el resto de la temporada, por lo que es de vital importancia cerrarlo cuanto antes. Parece que la UEFA no les dejará inscribirlo en Champions League, por lo que tendrán que disputar la eliminatoria de octavos de final ante el Atalanta con Mangala y Diakhabi como pareja de centrales, ya que Paulista tiene que cumplir su sanción de dos partidos. Aun así, sí podrá utilizar al sustituto de Garay para las demás competiciones, el cual dotará de un descanso necesario a Paulista y Diakhabi, que se postulan como pareja titular.

Foto vía: Valencia CF

P