Crónica| SD Eibar 1 – 1 Real Valladolid: Empate a goles por la salvación

Partido perteneciente a la jornada 23 de la Primera División española, disputado el sábado 13 de febrero de 2021 a las 18:30h en el estadio municipal de Ipurúa entre la SD Eibar y el Real Valladolid. El colegiado Isidro Díaz de Mera dirigió el encuentro.

Alineaciones

La SD Eibar saltó al terreno con un 4-4-2 formado por M. Dmitrović bajo palos; defensa de cuatro con Pozo, P. Oliveira, A. Arbilla y Rafa Soares; centro del campo con P. Diop, Expósito, Bryan Gil y T. Inui; y Sergi Enrich y Kike en la dupla atacante.

El Real Valladolid salió con la misma formación de 4-4-2 con Jordi Masip en portería; Lucas Olaza, Bruno, Miguel Rubio y L. Pérez en la línea defensiva; Kike Pérez, Roque Mesa, Jota y F. Orellana en la medular; y Sergi Guardiola y Weissman en la delantera.

El encuentro fue una auténtica lucha por la permanencia entre dos equipos que llegaban en una racha negativa en la competición. Con el balón ya rodado, no tardó mucho en abrirse el marcador. En el minuto 7, con el partido aún frío, el árbitro señalaba la pena máxima a favor del Real Valladolid. Sergi Guardiola encaró a Arbilla desde el costado y el defensor lo derribó cometiendo penalti a favor de los visitantes. Roque Mesa fue el encargado del lanzamiento y no falló, el canario lanzó un potente disparo al palo izquierdo de Dmitrović. Se adelantaba así el equipo pucelano poniendo el 0-1 en el marcador recién comenzado el encuentro. A raíz del gol espabilaron los “armeros” y fueron ellos los dominantes del encuentro.

El equipo dirigido por José Luis Mendilibar se puso el mono de trabajo y comenzaron a gozar del control del juego y de numerosas ocasiones. En el minuto 23, un centro perfecto de Bryan Gil desde la izquierda permitió a Kike García cabecear al fondo de la portería visitante y poner el 1-1 en el marcador. Apretó el equipo vasco desde el gol y lo vieron recompensados. No les bastó con eso y buscaban aprovechar su buen momento sobre el césped. Bryan Gil tuvo el 2-1 en sus botas, tras un centro raso de Inui, que se paseó por el área y el joven jugador mandaba desviado. Perdió fuerza con el paso de los minutos el conjunto vasco y se llegaba al final de la primera mitad. Entró mejor el Real Valladolid, pero poco le duró la alegría y acabó dominado por el equipo local. 

Daba comienzo la segunda mitad con bastante tranquilidad en los primeros compases. No fue hasta pasados ocho minutos de juego cuando se reactivó el encuentro. La escuadra dirigida por Sergio González se acercaba a la portería local después de muchos minutos sin hacerlo. Esta vez fue Sergi Guardiola quien remató un balón que acabó atajando el meta Dmitrovic. No fue la única ocasión de la que dispuso el conjunto pucelano. En el minuto 60, el defensor Miguel Rubio conseguía rematar al fondo de la portería una falta botada por Roque Mesa. El jugador madrileño se encontraba en posición adelantada y el colegiado anuló dicha ocasión. Volvió la calma al terreno de juego y ambos entrenadores movieron fichas en sus respectivos conjuntos. Se vino abajo el Real Valladolid y de nuevo parecía espabilar la SD Eibar, que comenzó a acorralar en el área al conjunto visitante. Los “armeros” dispusieron de varias internadas por la banda y numerosos córners a favor, de los que solo cabe destacar una ocasión clara de Expósito, que mandaba el balón por encima de la portería defendida por Jordi Masip. 

Con todo esto, se llegó al final de un encuentro sin muchas ocasiones que no deja satisfecho ni a locales ni a visitantes. La SD Eibar solo saca positivo tener el gol average personal ganado, tras vencer por 1-2 en campo pucelano. El Real Valladolid, por su parte, suma una jornada más sin conocer la victoria y sigue sin acercarse al objetivo de la permanencia.

P