Los nuevos fichajes de la liga saudí

La liga de Arabia Saudí se ha convertido en una de las ligas del momento gracias a la gran cantidad de estrellas que ha fichado este año. Todo comenzó cuando en enero el Al-Nassr anunciaba el fichaje de Cristiano Ronaldo por el club árabe, siendo este el primero de muchos grandes movimientos que se han producido estos meses en la SPL (Saudi Pro League).

Jugadores de talla mundial como Karim Benzema, el vigente balón de oro, N’Golo Kanté, Edouard Mendy, Kalidou Koulibaly o Roberto Firmino, que llegó a sonar para el Real Madrid a principios de verano, han sido fichados por clubes de la SPL.

- publicidad -

Sin embargo, la estrategia de los clubes saudíes no ha sido fichar solo a grandes estrellas de avanzada edad como ha pasado en la MLS con Leo Messi o Jordi Alba. La liga árabe ha conseguido firmar a estrellas que eran jugadores esenciales en sus clubes como Rúben Neves o Sergej Milinković-Savić, jugadores que tienen aún mucha carrera por delante, ya que tienen 26 y 28 años, respectivamente. Otro jugador importante, que incluso se llegó a pensar que iba a fichar por el FC Barcelona, es Marcelo Brozović, que fue capitán del Inter de Milán la temporada pasada y una pieza clave en la campaña del Inter de Milán en la UEFA Champions League 22/23. Ahora, el Al-Ahli saudí parece que se va a hacer con los servicios de Riyad Mahrez, otra pieza importante en la consecución de la Champions League del Manchester City esta última temporada.

La gran bomba de la competición saudí ha llegado estos últimos días, con la mareante oferta del Al-Hilal al PSG por Kylian Mbappé de 300 millones de euros, la cual el club parisino ha aceptado, por lo que el equipo saudí podrá hablar con el jugador para ofrecerle un contrato. Este contrato convertiría a Mbappé en el jugador más pagado de la historia de cualquier deporte, llegando a la cifra de los 700 millones en un año, dejando libre al jugador francés en 2024. Pese a lo suculenta que es la oferta, no se ve muy probable que el aún jugador del PSG se marche a Arabia, ya que sigue sin ser aún un destino muy atractivo para un jugador como Mbappé.

Aún queda mucho verano y aún pueden llegar grandes jugadores al país árabe, ya que la liga cuenta ya con un atractivo mucho mayor. Equipos distinguidos de Europa, como el PSG, el Benfica o el Celta de Vigo, han jugado ya esta pretemporada contra el Al-Nassr de Cristiano Ronaldo. Gracias a las grandes cifras de capital que se están invirtiendo, es muy probable que la SPL se convierta en una de las grandes ligas del mundo, ya que poseen una gran cantidad de dinero que puede atraer mucho a los jugadores e incluso a entrenadores, como ya ha pasado con Steven Gerrard, que entrenará al Al-Ettifaq. Por lo tanto, si se sigue invirtiendo en grandes jugadores y fomentando la competitividad y el atractivo de la liga, la liga saudí será mucho más reconocida mundialmente en los próximos años.

Lo+Leido