More

    El nuevo Real Betis desde la llegada de Juan Carlos Amorós

    El comienzo de curso del Real Betis Balompié en la Liga Iberdrola fue negativo y decepcionante, ya que el equipo estaba dando un rendimiento pobre, muy por debajo de sus posibilidades. Esto se reflejaba en la clasificación liguera a medida que transcurrían las jornadas, por lo que había que buscar una solución.

    A mediados de febrero, con la 15 jornada disputada, el equipo verdiblanco quedaba relegado a la decimoséptima plaza con tan solo 10 puntos, una cifra preocupante que podía privar al conjunto bético de continuar en la primera categoría del fútbol femenino español otro año más. Con estos resultados, y tras la renuncia de Pier Luigi Cherubino pocos meses antes, el club le dio la oportunidad a Juan Carlos Amorós, técnico madrileño que tuvo un exitoso paso por Inglaterra. El contrato dictaba su estancia hasta final de temporada, pero existe la posibilidad de prolongarla otro año más.

    El entrenador llegó a un Betis rodeado de pesimismo, con un ambiente negativo debido a la mala temporada del equipo. La situación era difícil pero poco a poco el madrileño supo darle la vuelta a la situación y unir a todas las futbolistas. La llegada de Amorós ha tenido su efecto positivo, hecho que se refleja drásticamente en la clasificación en la jornada 30, donde el Betis se sitúa en la decimotercera posición con 30 puntos, 20 más que los que tenía el conjunto sevillano en la jornada 15. Es decir, con Amorós el equipo ha ganado 20 puntos en las últimas 15 jornadas, mientras que en las primeras 15 solo pudo obtener 10 puntos.

    El mérito del entrenador verdiblanco no solo se limita a la posible salvación y la mejora en la puntuación, sino que ha habido un cambio de actitud en el grupo y buenas noticias en el apartado táctico, sobre todo en el rendimiento defensivo. Las futbolistas estás más motivadas para lograr el objetivo de lograr la permanencia. La plantilla afronta un fin de temporada exigente, aunque con más tranquilidad teniendo en cuenta que se encuentran a seis puntos del Espanyol, equipo que marca la zona de descenso desde la decimoquinta plaza, a falta de cuatro encuentros para el fin de campaña.

    Todas estas notables mejoras, junto al buen rendimiento de jugadoras prometedoras recientemente subidas del filial, como Andrea Medina o María Valle, hacen positiva una posible prolongación de contrato para que el técnico se haga cargo del equipo bético la próxima temporada.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    - Publicidad -

    + Noticias

    - Publicidad -
    P