Cristiano Ronaldo explota en el partido contra Tottenham

La situación de Cristiano Ronaldo, en el Manchester United, se ve muy lejos de mejorar. El ninguneo de su entrenador, Erik ten Hag, está alcanzando proporciones épicas.

A lo largo de la temporada, el rol de suplente del quíntuple ganador del Balón de Oro raya en la falta de respeto. La sustitución del portugués, en el pasado encuentro frente al Newcastle, en una de sus escasas titularidades, encontró una nueva justificación del técnico. Ten Hag señaló: “Quiero mantener frescos a los delanteros”. Por si esto fuera poco, remató: “No tengo problema con que Cristiano se enfade por ser sustituido […] Mientras el enfado sea algo normal y comprensible no tengo problema”.

En el encuentro de hoy, donde el Manchester United se enfrentó al Tottenham, Cristiano Ronaldo llegó a nivel de saturación. Para empezar, no formó parte del once inicial. Luego, para colmo de males, salió a calentar y no fue llamado a ingresar. Al minuto 89’, el portugués no aguantó más y con el peto encima del uniforme, tomó rumbo a los vestuarios.

Ten Hag, en rueda de prensa posterior al encuentro, apuntó: “Me ocuparé de eso mañana, no hoy. Ahora estamos celebrando esta victoria”. Pero, conociendo como ha manejado el tema hasta ahora, lo menos que esperan los aficionados es una conciliación entre ambos. El hacha de la guerra está desenterrada y la solución, al menos por los momentos, no parece estar dentro de lo factible.

P