Vilda: “No sé qué demandan las jugadoras, que se expliquen”

Tras la guerra de declaraciones y comunicados por parte de la RFEF y las jugadoras disidentes de la selección española, finalmente llegó el turno del seleccionador. La ocasión llegó de la mano con la próxima convocatoria para los partidos de preparación contra Suecia y EEUU y Jorge Vilda no dejó indiferente a nadie. Una lista donde no estarán, ni las quince que renunciaron por medio del correo, ni las que manifestaron su apoyo posterior, como Hermoso y Paredes.

Antes de comenzar con el turno de preguntas y después de agradecer los apoyos recibidos, Vilda agregó: “No le deseo a nadie lo que he pasado estos días. Lo primero que quiero comentaros es que, por la falta de claridad en el mensaje de las jugadoras, se han podido deslizar ciertas dudas a que haya algo extradeportivo en torno a esto que está sucediendo. Es normal, porque todo lo que se ha montado hace parecer que ha sido por algo extradeportivo. Si hay algo que no haya sido exquisito, desde aquí reto a que cualquiera salga y diga que no ha habido respeto y alguna tacha en mi comportamiento hacia ellas. Si hay algo, que salgan. Hay que ser valientes y por eso estoy aquí”.

Después de la introducción realizada por Vilda, comenzó la extensa ronda de preguntas. En ellas, descartó que pensara en dimitir, principalmente, por lo injusto que él considera ha sido todo el asunto. Por lo que respecta a la comunicación con las jugadoras disidentes, señaló: “No voy a entrar en si he hablado o no con ellas. Mi teléfono está abierto 24h. Cualquier jugadora que necesite algo de mí, la voy a seguir ayudando”.

Acerca de sus sensaciones con el conflicto, Vilda apuntó: “Estoy profundamente dolido, es una situación injusta y no la merecemos nadie. El primero, el fútbol español. Nos ha costado mucho conseguir lo que teníamos y por el interés o intereses se ha montado este jaleo. No es bueno para nadie, es un ridículo a nivel mundial, cuando podríamos sentirnos todos orgullosos de esta Selección. También, a nivel personal, por la campaña de desprestigio. Mi solución es esta lista ante lo acontecido, no veo ahora mismo otra solución. Ante los hechos, tengo que convocar jugadoras que estén convencidas de todos los métodos de trabajo que hemos tenido hasta ahora. Algo tendremos que ver en lo que han conseguido algunas jugadoras y equipos. Antes, el único estímulo internacional que tenían era la Selección. Algunas de las que han mandado el correo han tenido 50 internacionalidades conmigo. No es merecido todo esto”.

En cuanto a los correos enviados por las jugadoras, Vilda puntualizó: “Tuve confusión porque no sé lo que demandan. Me gustaría que hubiera habido claridad. Preferiría que me lo hubiesen dicho a mí, en persona, y estoy seguro de que no estaríamos en esta situación. Es tan sencillo como eso. Se puede hablar conmigo y en una concentración hay 24 horas para hablar y para decir opiniones. Está claro que luego nosotros tomaremos decisiones, para eso estamos contratados y eso hay que entenderlo. Pero fuera de eso, siempre estamos abiertos al diálogo. Nosotros somos los primeros que nos hacemos preguntas”.

Luego, el seleccionador volvió a hacer énfasis en la comunicación: “Todos los entrenamientos están grabados y yo estaría encantado de que se emitieran en directo todos. Seguro que ha habido falta de diálogo, pero no de nuestra parte”. Más adelante, agregó: “Las puertas de la RFEF están abiertas y mi teléfono también. No he recibido información de lo que piden. Que se expliquen […] Me gustaría que a la cara dijeran por qué han tomado esa decisión y por qué están desacuerdo”.

Una rueda de prensa extensa, de más de una hora de duración, donde solo quedó claro, que no hay nada claro. Sí, por contradictoria que parezca la expresión, es así. Lo único que está perfectamente descrito, es que las jugadoras disidentes vía correo y las que después manifestaron su apoyo, no están en la convocatoria. Sigue en pie que la readmisión de las jugadoras solo procederá, en caso de disculpa. El seleccionador continuará en su cargo, al menos, por el momento. Pero, como hemos dicho en artículos anteriores, esto aún está lejos de acabar.

Los principales jugadores que pueden perderse el Mundial

El Mundial 2022 este año será atípico puesto que en vez de celebrarse durante los meses de verano se hará entre noviembre y diciembre debido a las altas temporadas en Qatar. Algunos jugadores son serias dudas para esta gran cita internacional en la que ninguno quiere perdérsela.

Las dos selecciones que se encuentran más mermadas son México y España que podrían quedarse sin dos de sus fijos en las listas de convocados para la Copa del Mundo. En el conjunto de Centroamérica, Jesús Corona tiene muy pocas opciones puesto que el futbolista del Sevilla sufrió una rotura de peroné y ligamentos de tobillo durante un entrenamiento y puesto que aún le queda un mes aproximadamente de recuperación es difícil que llegue a tiempo. Algo más fácil lo tiene su compatriota Raúl Jiménez, que ha sido muchos años el principal líder de esta selección y una lesión le ha provocado no poder jugar estos amistosos y su vuelta a los terrenos de juego marcará el camino a Qatar.

Dos fijos de Luis Enrique como posibles ausencias en el Mundial

Por otro lado, la Selección Española también podría contar con dos bajas importantes. Una de ellas, Laporte, el central del Manchester City, un jugador importante para Luis Enrique en la zaga. Sin embargo, una lesión en el tramo final de la temporada en la rodilla le ha privado de jugar desde entonces. La última vez que Laporte jugó fue el 22 de mayo contra el Aston Vila. Mientras que la baja de Mikel Oyarzabal es a día de hoy casi segura, puesto que el jugador aún no ha vuelto a entrenar tras la rotura de ligamento cruzado anterior y puede que el jugador de la Real Sociedad no vuelva a jugar hasta el 2023 para no arriesgar.

Hay más jugadores además de estos cuatro que podrían quedarse fuera de las listas para el Mundial de Qatar 2022. Son los casos del guardameta argentino Musso, Ronald Araujo, Foyth, Kevin Phillps, Paul Pogba y Marcos Reus entre otros.

Luis Enrique

Luis Enrique deja claro que cuenta con él para el Mundial

A tan solo cincuenta y cuatro días para el Mundial de Qatar, Luis Enrique empieza a tener claro sus jugadores fijos para la cita mundialista.

El caso de Jordi Alba es de los que más ha llamado la atención en la última lista anunciada por Luis Enrique. El defensa catalán, a sus 33 años, está viviendo un momento difícil en el FC Barcelona. La juventud y proyección de Alejandro Balde lo han relegado al blanquillo blaugrana en LaLiga Santander. De esta manera, Jordi Alba solo ha disputado tres de los seis partidos posibles con un 23% minutos jugados. Además, cuenta con la competencia de un recién llegado como Marcos Alonso.

Una situación que, aparentemente, lo podría dejar fuera de la lista de Luis Enrique para el Mundial. Sin embargo, el actual seleccionador español parece ir en contra de los planes de Xavi. Tanto es así que ‘Lucho’ lo puso como titular en el importante partido ante Suiza. Un encuentro donde Jordi Alba anotó uno de los goles de España y jugó los 90 minutos del encuentro.

Ahora, con el transcendental partido ante Portugal en el horizonte, veremos si Luis Enrique termina de demostrar con su alineación que Jordi Alba es el lateral izquierdo de la Selección Española para el Mundial de Qatar 2022. Una situación que podría ayudar a jugador de Llobregat a reivindicarse en el lateral izquierdo del FC Barcelona.

Las jugadoras acusan a la RFEF de usar un ‘tono de infantilización’

Pica y se extiende el conflicto en la Selección Española de Fútbol Femenino. Si hace menos de un mes, hubo guerra de declaraciones, ahora la hay de comunicados. Ayer, fue el turno de la RFEF y hoy las quince jugadoras disidentes respondieron en un texto largo y nada exento de polémica.

La respuesta contundente, desde el primer párrafo, expresó la disconformidad con la Federación: “Las jugadoras lamentamos, en primer lugar, que la RFEF haya hecho pública, de forma parcial e interesada, una comunicación privada, con información que afecta a nuestra salud – que es parte de nuestra intimidad-, remitida en respuesta a la petición de la propia Federación de conocer quiénes de nosotras queríamos no ser convocadas”.

A continuación, las jugadoras expresaron su disconformidad con el término “renuncia”. En tal sentido, señalaron: “En ningún caso hemos RENUNCIADO a la Selección Española de Fútbol tal y como señala en su comunicado oficial la RFEF. Como dijimos en nuestra comunicación privada hemos mantenido, mantenemos y mantendremos un compromiso incuestionable con la Selección Española. Es por ello por lo que solicitamos en nuestra comunicación remitida a la RFEF no ser convocadas hasta que no se reviertan situaciones que afectan a nuestro estado emocional y personal, a nuestro rendimiento y, en consecuencia, a los resultados de la Selección y que podrían derivar en indeseables lesiones”.

Por otro lado, indicaron su renuencia a caer en disputas públicas: “Deseamos lo mejor para la RFEF, para la Selección Femenina y para nosotras en particular, sin entrar en guerras públicas”. Sin embargo, casi al final del comunicado, lamentaron el tono del mismo ente: “Por último, pero no menos importante, no vamos a tolerar el tono de infantilización con el que la RFEF concluye su comunicado”.

Las jugadoras descartaron también el haber pedido la renuncia de Jorge Vilda: “Nunca hemos pedido el cese del seleccionador como se ha comentado. Entendemos que nuestro trabajo no es en ningún caso elegir dicho cargo, pero si expresar de forma constructiva y honesta lo que consideramos puede mejorar el rendimiento del grupo”.

Como quiera que sea, lo que sí luce muy claro, al menos hasta el momento, es que las posiciones están muy distantes. La RFEF ya expresó que no habrá sanciones, pero que la readmisión de las jugadoras solo procederá, en caso de disculpa. Algo que no parece cercano de ocurrir, a la luz del tono utilizado por las jugadoras en su comunicado. De todas formas, tal y como comentamos en InformaFútbol, en nuestro artículo anterior, seguiremos viendo nuevas noticias al respecto porque esto está muy lejos de acabar.

Estalla el conflicto, renuncian varias jugadoras y la RFEF responde

La situación en la Selección Española de Fútbol, en la rama femenina, ha reventado definitivamente y el conflicto quedó totalmente expuesto. Hace menos de un mes, las capitanas habían mostrado su descontento al seleccionador Jorge Vilda. Luego, las propias Irene Paredes, Jennifer Hermoso y Patri Guijarro, participaron en una rueda de prensa donde negaron haber solicitado la destitución del técnico. Sin embargo, sí reconocieron que había un malestar general. Finalmente, la RFEF no cedió a las presiones.

En voz de su presidente, Luis Rubiales, la RFEF respaldó totalmente a Vilda y avaló la renovación de la que había sido objeto antes de la Eurocopa. En unas declaraciones ofrecidas a RTVE, el propio seleccionador admitió la situación: “Me siento con fuerza y ganas de seguir, tengo el apoyo de la Federación. Me siento decepcionado porque se han transgredido los códigos del vestuario”.

Ahora, el asunto voló por los aires. Sin llegar a cumplirse un mes desde que se dieron las declaraciones de uno y otro lado, quince jugadoras renunciaron a la Selección. El Barcelona llevó la voz cantante con seis jugadoras: Patri Guijarro, Mapi León, Claudia Pina, Aitana Bonmatí, Sandra Paños y Mariona Caldentey. A ellas se unieron Ainhoa Moraza y Lola Gallardo, del Atleti; además de Nerea Eizaguirre y Amaiur Sarriegi, por parte de la Real Sociedad. También se sumaron Leila Ouahabi y Laia Alexandri, del Manchester City, junto a Lucía García y Ona Batlle del Manchester United. Finalmente, Andrea Pereira, militante del América, completó la lista. La decisión de estas jugadoras no fue compartida por la Balón de Oro y actualmente lesionada, Alexia Putellas. Tampoco se sumaron las militantes del Real Madrid.

La respuesta de la RFEF no se hizo esperar y emitió un duro comunicado que comenzó señalando la situación: “La Real Federación Española de Fútbol comunica que, a lo largo del día de hoy, ha recibido 15 correos electrónicos de 15 jugadoras de la selección absoluta femenina de fútbol, casualmente todos con la misma redacción, en los que manifiestan que la actual situación generada les afecta ‘de forma importante’ en su ‘estado emocional’ y en su ‘salud’ y que, ‘mientras no se revierta’, renuncian a la selección nacional de España”.

Luego, la Federación expuso su posición: “La RFEF no va a permitir que las jugadoras cuestionen la continuidad del seleccionador nacional y de su cuerpo técnico, pues tomar esas decisiones no entra dentro de sus competencias”.

Asimismo, habló del tema de las sanciones y, al menos por los momentos, evitará ponerlas en práctica. Al respecto, indicó: “De acuerdo con la legislación española vigente, no acudir a una llamada de la selección es calificado como una infracción muy grave y puede acarrear sanciones de entre dos y cinco años de inhabilitación. La RFEF, al contrario de la forma de actuar de estas jugadoras, quiere dejar claro que no las llevará a este extremo ni las presionará. Directamente, no convocará a las futbolistas que no desean vestir la camiseta de España. La Federación contará únicamente con futbolistas comprometidas aunque tenga que jugar con juveniles”.

Para finalizar, la Federación indicó cuáles son las condiciones para aceptar de nuevo a las disidentes: “Las futbolistas que han presentado su renuncia únicamente regresarán en un futuro a la disciplina de la selección si asumen su error y piden perdón”.

Las posiciones, al menos por los momentos, están muy claras. No habrá sanciones. La readmisión de las jugadoras solo procederá, en caso de disculpa. El seleccionador continuará en su cargo, con el apoyo de la RFEF y ni Putellas, ni el Real Madrid se han sumado al motín. De todas formas, por los vientos que soplan, de seguro, veremos nuevas noticias al respecto y esto está muy lejos de acabar.

P