Rui Silva: “Estuve prácticamente un año y medio sin competir”

Desde hace dos semanas, el mundo se encuentra paralizado debido a la pandemia de COVID-19, y uno de los sectores afectados es el fútbol.

Rui Silva, portero del Granada CF, ha concedido una entrevista al medio portugués A Bola donde habla temas como su vida, el viaje que lo llevó de Maia (Portugal) a España, entre otros más.

La primera pregunta hace referencia al estado de la situación en Granada: “Intento mantener mi rutina. Levántate temprano, como para entrenar, a las nueve en punto. Desayuno, hago entrenamiento por la mañana. Después almuerzo, vuelvo a entrenar, por la noche veo una serie o PlayStation”. También, una de las cuestiones trata sobre su entrenamiento en casa: “A nivel individual, tengo que hacer un trabajo preventivo. Ya tenía problemas de rodilla, me operaron en el menisco, necesito fortalecerme antes de entrenar. En un nivel específico no he hecho mucho, solo velocidad de reacción y explosión. No puedo hacer mucho trabajo manual específico, como agarrar la pelota. Solo somos mi novia y yo, es más difícil mantener eso. Lo más importante es cuidar la comida y mantener los niveles físicos”.

A raíz de esta pregunta habló sobre cómo nació el ser portero: “Jugué futsal, atacando, quería driblar y marcar goles. El equipo necesitaba un portero, los entrenadores hablaron de mí, tal vez debido a la altura. Fui a una sesión de entrenamiento, dos, tres y siempre fui portero. El equipo de fútbol sala terminó, me cambié al fútbol de 11 años. Hice seis años de entrenamiento en Maia, desde allí fui a Nacional”.

Las siguientes cuestiones hacían referencia a su estado futbolístico: “Pasé por momentos complicados. Estuve prácticamente un año y medio sin competir. Había estado jugando para el equipo nacional durante seis meses. De un momento a otro, pasas un año y medio sin competir. Estás en una primera liga, no tienes posibilidades, estás fuera de la segunda liga y todavía no tienes posibilidades. Todo te pasa por la cabeza. Si no jugaras allí, en la segunda liga, ¿dónde jugarías?”, hacía referencia Rui Silva acerca de las pocas oportunidades de juego que tuvo.

La entrevista tomó rumbo hacia Granada, equipo al cual llegó en enero de 2017. “Fue un año de explosión. Era importante, sentí la apuesta del club y el entrenador que había llegado al club. Necesitaba jugar regularmente, sentirme útil y ponderado nuevamente en el equipo. Fue un año excepcional. Necesitaba ganarme la confianza de los fanáticos. Dudaban de mí, es normal, no me conocían. Fue, sin duda, el mejor momento de mi carrera. En el primer año en la segunda liga fuimos candidatos obligatorios para la escalada. El año pasado nadie nos valoró, pensaron que íbamos a caminar por el medio de la mesa”, declaró sobre el ascenso del Granada a primera y la consideración de ser el mejor portero en el campeonato.

“Él es otro nivel. Es capaz de todo. Sabía que había terminado muchas veces así, pero hablar desde fuera es muy fácil. Por el momento, mi primer pensamiento fue acortar el espacio e intentar defender el balón. Cuando puso su pie derecho sobre la pelota, pensé que iba a controlar y luego someterse. Pero no. Me sorprendió. Cuando iba a reaccionar e ir a uno contra uno, él pone la pelota con el pie derecho y elimina cualquier tipo de reacción”, declaraba sobre el gol que sufrió por parte de Messi.

Rui Silva, al igual que el resto de los jugadores de LaLiga Santander, sigue trabajando en casa debido al confinamiento y a la espera de la orden que anuncie la vuelta al campo.

P