Take Kubo: “Tuve la gran posibilidad de elegir equipo y elegí al Madrid”

El joven jugador japonés del Real Madrid, actualmente cedido en el Mallorca, habló para el diario AS sobre cómo llegó al Madrid, su actual temporada, su futuro más próximo como futbolista profesional y cómo está viviendo la situación de confinamiento.

En primer lugar, habló de las sensaciones que tenía por poder jugar en el Santiago Bernabéu: “Todavía no he jugado allí, pero tengo muchas ganas. Entrar a calentar y mirar para arriba con 85.000 personas debe de ser muy motivante. Ahí no se puede jugar mal, es imposible”.

En cuanto al confinamiento, expresó sus pensamientos desde el punto de vista deportivo: “Pues no lo llevo muy bien porque yo, igual que todos los jugadores, vivo para el fútbol, que es nuestra gran pasión. Obviamente, por eso cuesta. Pero el club nos da un trabajo para que podamos hacerlo en casa y eso nos mantiene en forma y entretenidos”, y ya en referencia a ello, explicó cómo es su día a día ahora que pasa tantas horas en casa: “Me levanto a las 08:30 y hago un test de tres minutos de ritmo cardiaco que el club nos pasa. Luego desayuno y a las 10:00, los que tenemos, hacemos trabajo preventivo. A las 11:00 empezamos los ejercicios en equipo, en grupos de cuatro o cinco y un cuerpo técnico para estar más cerca a través de videollamada. A las 12:15 acabamos, pero hago un poco de trabajo individual, me ducho y a las 13:30 como. Hasta las 15:30 o 16:00 es mi tiempo libre, veo alguna serie o leo. Tras eso empiezo a trabajar otra vez, con el balón sobre todo. A las 18:00 me voy a duchar, incluso me meto en la bañera, ceno y antes de las 23:00 o así estoy en la cama”.

En referencia a su llegada al club de Chamartín, quiso agradecer el buen trato que el Madrid le mostró desde que se fijó en él hasta que llegó el momento de fichar por el equipo de la capital: “Sabíamos que había diferentes intereses de clubes, pero tanto mi familia, como mis agentes y yo no queríamos saber nada hasta la mayoría de edad porque ya había tenido la sanción. Cuando cumplí los 18, el 4 de junio, el Madrid dijo que quería venir a Japón, me visitaron enseguida y eso fue un detalle muy bonito. Al conocer a Florentino Pérez quedé impresionado, pero después te das cuenta de que en el Madrid enseguida te tratan como si fueras uno más de la familia, y eso me llamó mucho la atención”. Sobre los planes de futuro ofrecidos por el Real Madrid, explicó por qué se decidió para fichar por el club blanco: “Lo primero, el plan deportivo de cara al futuro que habían diseñado para mí. Fue muy ilusionante, era genial. Después, el venir a Japón para enseñármelo y explicármelo cara a cara. Y también dijo mucho que un club tan grande como este pusiese ese gran interés en mí”. “Tuve la gran posibilidad de elegir equipo y elegí al Real Madrid”.

Respecto al trato con Zidane comentó: “Zidane, sobre todo, me trató muy bien. Es un entrenador que está atento a los detalles”. También habló sobre su experiencia con el primer equipo, en la pretemporada el verano pasado, en la que tuvo una rápida adaptación al equipo y al estilo de juego y confesó que sus compañeros y todo el personal del club le hicieron más fácil su integración en el grupo y que el entrenador se preocupaba por cada uno de ellos. A la pregunta sobre si cree que podría haber tenido hueco en el Madrid respondió: “Todo depende mí y tendré sitio en el Madrid. Ahora mismo estoy en el Mallorca para dar lo mejor de mí y para poder demostrar que puedo estar allí y que puedo competir”.

Sobre su experiencia de cesión en el Mallorca, habló acerca de el puesto que ocupaba en el equipo bermellón y sobre cuál es su posición ideal: “Estoy aprendiendo mucho, sobre todo en los partidos, que es donde más se aprende, tanto en ataque como en defensa. Me está ayudando a crecer mucho y espero seguir haciéndolo”.

Refiriéndose a su posición preferida en el campo comentó: “Depende del juego del equipo, pero en el Mallorca estoy casi siempre en la banda derecha y me siento muy cómodo, aunque mi posición ideal es en la mediapunta, para poder recibir entre líneas e iniciar regates desde ahí, pasar, tirar y esas cosas. Mi principal cualidad es esa, recibir entre líneas y empezar a hacer cosas. Eso sería lo ideal, pero en la derecha también me encuentro muy cómodo”.

Está claro que esta joven estrella japonesa, con tan sólo 18 años de edad, está llamada a hacer grandes cosas en el mundo del fútbol, y ello dependerá mucho de su progresión en los próximos años, ya sea cedido o buscando un hueco en el primer equipo del Real Madrid, y de su entereza cuando le llegue el momento de triunfar y dar muchas alegrías a la parroquia merengue.

P