|CRÓNICA| Granada CF 2-1 Getafe CF: Carlos Fernández deja los tres puntos en Granada

Hace unos minutos se cerraba en el Nuevo Los Cármenes el encuentro correspondiente a la vigesimoctava jornada de LaLiga Santander, que enfrentaba al Granada CF y al Getafe CF. El atípico partido jugado en casa de los nazaríes acababa con victoria local gracias a un doblete de Carlos Fernández que daba la vuelta al marcador.

Alineaciones

Por un lado, Diego Martínez salía con un 1-3-4-3 en el terreno de juego, esquema que cada vez es más habitual en el entrenador gallego. Con Carlos Neva y Foulquier muy adelantados, el técnico del equipo rojiblanco trataba de buscar la velocidad en las bandas. Todo ello para contrarrestar las bajas por sanción de Antonio Puertas, así como la de Álvaro Vadillo (este por lesión), dos de los pilares fundamentales en el juego ofensivo del Granada. Sin embargo, esta táctica iba variando por fases, y en ocasiones se convertía en un 1-4-4-2.

Dadas las circunstancias, el conjunto nazarí salía con el siguiente once: Rui Silva, Victor Díaz, Germán, Domingos Duarte, Carlos Neva, Dimitri Foulquier, Maxime Gonalons, Yangel Herrera, Darwin Machís, Carlo Fernández y Roberto Soldado.

Por su parte, José Bordalás sacaba su habitual 1-4-4-2, aunque con varios cambios respecto al último once que sacó en LaLiga, cuando jugó ante el Celta de Vigo. En aquel partido, tres fueron los jugadores que acabaron sancionados, ya fuera por ver tarjeta roja o por acumulación de amarillas: Nemanja Maksimovic, Mauro Arambarri y Jaime Mata. Como solución a todas las bajas, el técnico del equipo azulón sacaba la siguiente alineación: David Soria, Damián, Djené, Etxeita, Olivera, Nyom, Etebo, Timor, Cucurella, Deyverson y Jorge Molina.

El Partido

Al pitido de Medié Jiménez comenzaba un partido que arrancó con poco ritmo y con abundantes detenciones en el juego causadas por las múltiples faltas llevadas a cabo. En los primeros minutos del encuentro, Víctor Díaz y Carlos Fernández veían las primeras amarillas de una primer tiempo protagonizado por la imprecisión de los futbolistas, así como por la intensa lucha en la medular traducida en una gran abundancia de faltas.

Pese a las contadas jugadas de posesión por parte del equipo de Diego Martínez, las primeras llegadas al área estuvieron a cargo del Getafe, que encontró en Cucurella su principal argumento ofensivo. Tanto es así que en el minuto 19 el conjunto de Bordalás se aproximaba a la portería contraria a través de un pase largo a Jorge Molina, que pisó área y asistió a Deyverson. Rui Silva fue capaz de parar el primer embiste del delantero brasileño, pero el rechace le caía a Cucurella. El catalán cedía el balón a Timor, que con un tiro desde la frontal del área ponía el 1-0 en el marcador, adelantando a los del sur de Madrid.  Justo después del tanto azulón, Etxeita veía la tercera amarilla del encuentro.

Mientras el Granada trataba de reaccionar al golpe recibido, el Getafe seguía acercándose con peligro al área rival. En la segunda mitad del primer tiempo, el equipo rojiblanco se hizo con el control del balón, aunque la mayor parte del peligro que era capaz de generar en el área de David Soria era a balón parado. Sin embargo, minutos antes del descanso Carlos Fernández remataba a portería con un testarazo que era atrapado por el portero del Getafe. Era esta la primera jugada de verdadero peligro por parte de los nazaríes. Los primeros 45 minutos llegaba a su fin con una tarjeta amarilla a Roberto Soldado, y continuando en la línea de juego interrumpido y muy aguerrido.

El segundo tiempo comenzaba con algo más de velocidad, aunque las primeras llegadas al área eran sin peligro debido a que la imprecisión seguía instalada en ambos equipos. Continuando en la misma línea del primer tiempo, en el Getafe la banda izquierda seguía muy activa gracias a la presencia de Marc Cucurella. Por su parte, el Granada lograba pisar el área con más frecuencia que en la primera mitad, llegando a tener un par de jugadas claras antes de la mitad de los segundos 45 minutos.

De la mano de las primeras ocasiones de la segunda parte, llegaban las primeras sustituciones ante el cansancio de determinados futbolistas, cuyo ritmo actual está lejos del habitual ritmo de competición. A su vez, Medié Jimenez seguía mostrando amarillas por la dureza de muchos de los choques y entradas, que seguían interrumpiendo el encuentro.

La segunda mitad se desarrolló en condiciones muy similares a la primera: el equipo de Diego Martínez trataba de hacerse protagonista con el balón y con las jugadas a balón parado, mientras el Getafe aprovechaba los huecos en la defensa nazarí. Sin embargo, la estrategia le funcionó mejor a los granadinos, que veían portería en el minuto 69. Tras un balón parado y una serie de rechaces, Carlos Fernández empujaba el balón al interior de la red, poniendo el empate en el marcador.

Como consecuencia del tanto, los rojiblancos adelantaron sus filas para presionar más cerca del área contraria. La insistencia del conjunto andaluz surtió efecto, y en el minuto 78 Fernández volvía a ver puerta para poner por delante a su equipo. Después de un saque de puerta, una prolongación y una apertura a banda, el delantero recibía el balón, tiraba a puerta y, después del rechace del portero, volvía empujar la pelota al fondo de la red. El Getafe lo intentó después del gol yéndose arriba, pero la insistencia se convirtió en frustración, materializada en varias tarjetas amarillas recibidas como consecuencia de una pequeña tangana.

De esta forma, el encuentro terminaba con la victoria de los de Diego Martínez, que demostraron ser mejores en la segunda mitad. Con estos tres puntos, los andaluces se acercan a los puestos europeos, que a día de hoy son una opción real. Del otro lado, el Getafe se queda a las puertas de las posiciones de Champions, por lo que tendrá que seguir trabajando para cumplir el sueño.

Foto vía: Granada C.F

P