El comandante ya está preparado para liderar a los rojillos

Luis Ezequiel Ávila, más conocido por todos como “Chimy Ávila”, ha vuelto a pisar el césped en un partido con el Club Atlético Osasuna siete meses después de su grave lesión.

El 24 de enero de 2020, el delantero argentino que hasta ese momento era unas de las revelaciones de LaLiga, sufriría una rotura del ligamento cruzado, que le dejó totalmente apartado del equipo lo que restaba de temporada. Desde ese mismo momento, el futbolista ha expresado a través de sus redes sociales, el empeño y las ganas que le ha puesto para regresar a los terrenos de juego mejor que nunca.

Mientras el argentino se recuperaba, hizo unas declaraciones a FOX Sports donde reconocía que si no hubiese sido por aquella lesión, hubiera fichado por el F.C. Barcelona en el mercado invernal.

Aunque el jugador afirmara que siempre ha estado centrado en su club actual, sus palabras formaron un revuelo en la entidad rojilla.

Los mensajes de cariño y fuerza que le ha transmitido la afición tras aquel fatídico día en El Sadar, le han ayudado a superar por completo su lesión y el jugador así lo ha expresado hoy tras la victoria en Anduva: “Gracias a la afición, familia y compañeros hicieron que esto se me pasara más corto”.

Para el conjunto navarro, la recuperación del Chimy Ávila ha sido la gran noticia de hoy, a pesar de la victoria por 0-2 ante el Mirandés. La pasada campaña, el de Rosario realizó un gran papel el tiempo que estuvo sobre los terrenos de juego, disputando un total de 22 partidos y llegando a la cifra de 11 goles entre LaLiga y Copa del Rey.

Tras el encuentro de hoy, no ha tardado en expresar su felicidad después de volver a jugar: “Estoy muy feliz por volver a pisar los terrenos de juego y agradecido a todos los que me han apoyado durante estos meses. El comandante está de vuelta”.

En este próximo curso, saldremos de dudas si el delantero rojillo consigue mantener su gran nivel del año pasado o si por lo contrario, su lesión le pasa factura.

P