La Junta de Andalucía autoriza que el fútbol base se juegue con público

Tras anunciar que los futbolistas de las ligas organizadas por la RFAF podrán someterse gratuitamente a tests COVID, la Junta ha tomado hoy una serie de decisiones acerca de la vuelta del fútbol andaluz.

La institución ha anunciado hoy una nueva normativa para permitir que regresen los aficionados a los campos de fútbol de las ligas organizadas por la RFAF. En el Boletín Oficial se especifica que se deberán guardar las medidas de seguridad establecidas, así como reducir el aforo en las gradas. La resolución no difiere en gran cantidad de las normas compuestas por el organismo regional.

Entre las prevenciones determinadas, seguirá vigente la prohibición de formar grupos de más de 25 personas. Asimismo, será obligatorio el uso de mascarilla y gel desinfectante. Los jugadores también deberán tomarse la temperatura y respetar la distancia de seguridad antes del encuentro. Por otro lado, destaca la novedad de permitir la entrada al campo hasta a 800 personas en caso de que sea al aire libre. Por el contrario, si se tratase de un partido en un recinto cerrado, como es en el caso del fútbol sala, el aforo se vería reducido a la mitad. Si el organizador del encuentro previera una asistencia superior a 1.000 espectadores, deberá obtener una autorización de la Administración 10 días antes.

Finalmente, ya están permitidos los partidos amistosos y el comienzo de las competiciones federadas. De hecho, el pasado agosto fue la propia Federación la que prohibió las preparaciones de los equipos tras la nueva ola de rebrotes.

P