Una diferencia ecónomica evita la retirada de Diego López en el Celta

Con el mercado de fichajes finalizado, los diferentes equipos no pueden incorporar ningún futbolista más y cierran sus plantillas, al menos, hasta el período invernal.

Finalmente, el Celta de Vigo no pudo unir a sus filas a Diego López.
El portero, que quedaba libre el pasado verano, tenía un acuerdo con la entidad celeste y aceptaba las consecuencias, que suponía rebajarse el sueldo.
Tras las graves lesiones de Rubén Blanco y Sergio Álvarez sufridas en la portería, las oficinas de Balaídos se pusieron manos a la obra en busca de un nuevo guardameta.
El canterano Iván Villar era el único responsable bajo palos disponible e, incluso, le hicieron saber la intención de fichar a una competencia.
El elegido era el ex del Real Madrid, pero, finalmente y por sorpresa, la operación no llegó a encarrilarse.
La causa del paso atrás por parte de la directiva gallega fue el tema económico. Una diferencia de 60.000 euros hizo que el veterano no pudiese despedirse en su tierra.

Tras la ruptura de las negociaciones, el meta de Paradela aceptó la propuesta del Espanyol para renovar por una temporada y jugar en LaLiga Smartbank, donde no le va nada mal.

Una pequeña diferencia ecónomica, hizo que Diego López no pueda despedir una brillante y longeva carrera en el Celta de Vigo.

En el canal de InformaFutbol hemos analizado los CINCO MOTIVOS del CELTA para NO SUFRIR EN PRIMERA. ¡No te lo pierdas!

Últimas Noticias

DEJA TU COMENTARIO

Por favor, ingresa su comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí