Malas noticias para el Getafe: Chema, sancionado con tres partidos

No las tiene todas consigo el Getafe esta temporada. Sus malos resultados y rendimiento en el campo dejan en evidencia a un equipo irreconocible respecto a las pasadas campañas, en las que el cuadro azulón se mostraba resistente y duro de pelar para los grandes de Europa.

El pasado sábado sufrió en Valencia el duro correctivo de un Levante que no dio opción a su rival. 3-0 para los locales y un partido para el olvido del Getafe. Pero eso no fue todo.

A los siete minutos del comienzo, el central Chema propinó una agresiva patada en el pecho de Dani Gómez que puso en grave riesgo la salud del contrincante y su continuidad en el partido.

La jugada acabó en gol granota y el colegiado fue advertido por el VAR sobre esta entrada, que por cierto recordó a aquella famosa patada de De Jong a Xabi Alonso en la mítica final del mundial de Sudáfrica en 2010.

Después de ver las imágenes, el colegiado no dudó en sacar la roja directa al jugador, que no contento con la decisión, propinó varios aplausos irónicos antes de abandonar el terreno de juego. Un error garrafal que condenó al Getafe en el Ciutat de Valencia.

El comité de competición ha sancionado al futbolista español con tres partidos; uno por la expulsión y dos por sus airados aplausos al árbitro. Una decisión que provoca un tremendo rompecabezas para Bordalás en el cuadro defensivo. Solo Cabaco, Etxeita y Olivera estarán disponibles para el encuentro contra todo un Sevilla en el Pizjúan. Una dura papeleta que tendrá que resolver el entrenador a base de pizarra.

Este año, con tan solo tres victorias (una de ellas al Barça de Koeman) y 13 puntos, el cuadro de azulón se ve bastante lejos de los objetivos fijados. Nada que ver con aquel equipo que competía por entrar en Europa.

Aun así, la clasificación está muy apretada y conseguir los tres puntos supone una escalada importante en los puestos. El Getafe es decimoquinto, a sólo dos puntos del descenso y de Europa. Algo que parece contradictorio, pero que puede servir de aliciente para que el cuadro madrileño trate de volver a alzar el vuelo.

P